Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice  Grandes Veleros

PRINCIPALES ESTRELLAS VISIBLES DESDE EL RIO DE LA PLATA

(A BORDO DEL "CERRAZÓN") por Alfredo y Jorge Taullard.

De Neptunia, 19..

Es fácil aprender a reconocer las principales estrellas y constelaciones valiéndose de un mapa estelar y dedicando algunas noches en diferentes épocas del año. Por ser innecesario conocer todas ellas y sus intrincados límites, hemos diseñado únicamente las más características constelaciones que abarcan estrellas de gran magnitud. Para iniciarse es preferible elegir noches de luna llena, a fin de ver en el firmamento pocas estrellas, las de mayor brillo.

Comenzaremos por las estrellas que permanecen siempre sobre el horizonte del Río de la Plata y luego haremos una somera referencia a las restantes visibles desde este mismo lugar.

La Cruz del Sur es, entre nosotros, una de las constelaciones más conocidas y casi todos los yachtsmen la identificarán con certeza; no obstante, es conveniente evitar confundirla con otra cruz muy similar y próxima, que forma parte de la constelación del Navio (Argo Navis) y que según podrá apreciarse en el gráfico adjunto está ubicada en la proa. La Cruz del Sur fué célebre entre los navegantes del siglo XV, cuando se inició la era de los grandes descubrimientos, exploraciones y conquistas de tierras en el hemisferio austral. Pero ya con anterioridad los indígenas sudamericanos la identificaban con un avestruz que huye perseguida por los perros en el momento que estos le dan alcance y empiezan a destriparla. Tome el planisferio celeste que ilustra estas notas, hágalo girar hasta colocar la Cruz del Sur en la posición que usted la observa en el cielo y así le será más fácil hallar las otras constelaciones.

El Centauro, ser mitológico, mitad hombre y mitad caballo, se lo representa luchando con un lobo al que le clava la lanza en el pecho. El Centauro posee dos estrellas de gran luminosidad, formando sus patas delanteras, denominadas Regiel - Centauro y Agenao (más comúnmente Alfa y Beta-Centauro) . La primera es especialmente mentada por ser la estrella más próxima a la Tierra; a pesar de lo cual su luz tarda en llegarnos tres años y medio, es decir que si se extinguiese súbitamente, tardaríamos ese tiempo en percibir dicho fenómeno desde la Tierra, porque seguiríamos viendo su luz. Alfa de Centauro es una estrella doble, la mayor es muchísimo más grande que el sol y a su alrededor gira la menor, pero no obstante la inmensa distancia que separa a ambas, es necesario poseer un buen anteojo para individualizarlas.

El Navio Argos es una de las grandes constelaciones australes y hace referencia al navio que condujo a los argonautas, guerreros griegos que tomaron parte en la empresa de conquistar el vellocino de oro. Fué construido por Argos, de quien tomó el nombre y a quien ayudó la diosa Minerva, la cual ató a la proa un trozo de encina profética (según figura en el dibujo). Embarcados los argonautas bogaron hacia Oriente, una tempestad los arrojó contra la costa de África y averiaron el timón en el paso de las Sinipleyades (rocas movibles). Los tripulantes cargaron la nave en hombros hasta el legendario lago Tritón, donde había bellos oasis y bosques de palmeras y naranjos. El timón (remo popel) de la nave Argos contiene la hermosa estrella Canopus, nombre del piloto, cuya distancia a la Tierra es tan grande que hasta el presente ha sido imposible medir, con certeza. Canopus es aproximadamente seis millones de veces mayor que el Sol, es tal vez la estrella más voluminosa.

Eridano simboliza un río mitológico en cuyas márgenes se criaba el ámbar y forma en el cielo una larga constelación que se extiende desde la estrella Achernar hasta Rigel. Achernar es la estrella más importante de esta constelación y en árabe significa "el fin del río", efectivamente, se halla colocada en uno de sus extremos. Esta estrella de primera magnitud es un elemento importantísimo para guiar la navegación en nuestro hemisferio. Uniendo con una línea recta Achernar con Alfa de Centauro se ubicará fácilmente el Polo Sur celeste en el centro de esta línea imaginaria.

El Escorpión (una de las doce constelaciones zodiacales) posee una estrella de gran magnitud de bello color rojo: Antares; rival de Marte en hermosura de tonalidad. Antares es doble siendo rojo rubí la mayor, pero su binaria tan sólo es visible con un buen anteojo, entonces se verá su hermoso color verde esmeralda. A las estrellas rojas se les llama "antarias" y su color se debe a los vapores de óxido de titanio que las rodean a manera de envoltura. Antares se halla colocada en el corazón del anímalejo cuya cola está formada por una fila de estrellitas dispuestas con la forma de un interrogante. El Escorpión, según la leyenda helénica espantó a Faetón, el cochero, por lo cual éste volcó el carro del Sol y cayó al río Erídano, ahogándose.

Este Escorpión fué también enviado por Diana Cazadora (Luna) para picar al gigante Orion (porque osó tocarla durante una cacería), pero luego se arrepintió de ello, ya que no procedió por voluntad propia sino instigado por su hermano Apolo y para compensarlo del mal hecho, lo ubicó en el cielo, por eso los astrónomos griegos decían que Orion huía desapareciendo bajo el horizonte cuando el Escorpión emergía en el firmamento.

Orion representa un cazador gigante. En una mano sostiene una piel de cordero y en la otra empuña un indestructible garrote de bronce con el que acomete a golpes al Toro y lo hace retroceder (de acuerdo al movimiento de traslación diaria de las estrellas). Le siguen sus dos perros (Can Mayor y Can Menor).

El cinturón de Orion está formado por las muy conocidas Tres Marías (Mintaka, Anilam y Alnitak) del cual pende una espada formada por una fila bien recta de estrellitas. Rigel (pierna del gigante) es una magnífica estrella de color blanco puro (porque en su superficie arde gas helio) y Betelgeuze (espalda del gigante) es otra estrella característica por su color rojo profundo.

Entre las Tres Marías y Rigel se verá la nebulosa de Orion que ocupa una superficie aproximadamente igual al disco aparente de la luna y con una estrellita central constituyendo posiblemente otro gran universo. ¿Quién es capaz de comprender la grandeza y mecanismo de semejante universo? Es imposible contemplar la magnífica nebulosa de Orion sin sentir profunda emoción.

Los navegantes griegos decían que el gigante Orion caminaba por el mar a grandes pasos, avanzando sobre el mar pisando de isla en isla.

El Toro es otra de las doce constelaciones zodiacales y por consiguiente se encuentra sobre la Eclíptica, círculo así llamado al recorrido aparente del Sol en el cielo. Este toro representa a Júpiter transformado en dicho animal para raptar a la bella Europa. Este Dios enamorado de la doncella y para no despertar los celos de su esposa, tomó forma de un toro blanco de extraordinaria belleza y dulce aspecto que sedujo a la muchacha, quien montó inocentemente en su grupa, circunstancia que aprovechó para huir con su codiciada carga. Otra leyenda relata que este toro recuerda al temido Minotauro (monstruoso ser mitad hombre y mitad toro) que emergió del mar y que desoló la tierra hasta que fué capturado por Hércules, después de una tremenda lucha hasta que consiguió vencerlo, encadenarlo y transportarlo a hombros a través del mar.

En la constelación del Toro se destaca una estrella roja de primera magnitud llamada Aldebarán (ojo del toro) : los hebreos la llamaron "ojo de Dios". Se halla tan alejada de la Tierra que su luz tarda 50 años en llegarnos.

Contigua a esta constelación se encuentra el grupo de las Pléyades que tienen muchos otros nombres, tales como las Siete Cabritas, el Racimo de Uvas, la Gallina de los Siete Pollitos, etc... . Desde antiguo ha tenido gran importancia, rigiendo fechas importantes de la vida civil. Desde la remota antigüedad, cuando aparecían en horas de la madrugada por Oriente, los campesinos iniciaban la época de trabajos rurales y entonces coincidía con el 2 de Noviembre, día que se dedicaba al recuerdo de los antepasados fallecidos, fecha aún observada en la actualidad.

Los marinos griegos esperaban que las Pléyades apareciesen en el horizonte antes de la salida del Sol, en Mayo, para comenzar la temporada de navegación; eran sus estrellas náuticas.

El Can Mayor se destaca por incluir la estrella Sirio, la más brillante de todas, cuyo movimiento helíaco tuvo preponderante importancia entre egipcios y caldeos, siendo el astro regulador de sus calendarios, su nombre deriva de una palabra griega que significa "brillar". Esta estrella coincidía con el solsticio de verano y el desbordamiento del Nilo y la representaron desde entonces como la cabeza del Can Mayor, un perro que ladra en señal del peligro de las inundaciones. También la constelación, de Can Mayor anunciaba los días "caniculares" del verano, los más calurosos de la estación. Esta brillante estrella es de color blanco radiante con reflejos azulados, porque esplenden a través de una atmósfera de hidrógeno. Su brillo es enorme en proporción a su volumen. Gira alrededor de una binaria de color amarillo opaco, imposible de ver sin el auxilio de un buen anteojo. Parece ser, a estar de viejos relatos, que Sirio en la antigüedad fué de color rojo. ¿Habrá cambiado desde entonces ?

En la mitología griega Sirio era el perro que custodiaba conjuntamente con el Dragón a la doncella Europa. Después del rapto de ésta, Júpiter lo regaló a Minerva y últimamente llegó a ser propiedad del cazador Orion.

El Can Menor posee también otra estrella destacada, conocida por Proción. Esta estrella es una de las muy próximas al Sol y sin embargo su luz tarda doce años en recorrer la distancia entre estos astros... Se trata ""de una estrella múltiple, en la antigüedad tuvo mayor brillo pero está decayendo poco a poco. Está en decadencia.

El Can Menor simboliza a una perrita llamada Maíra, la cual indicó con sus aullidos a una princesa griega el sitio donde había sido asesinado y enterrado su padre, el rey Icarios, luego la infortunada hija se suicidó colgándose de un árbol.

Los Gemelos, eran los niños mellizos, hijos de Leda y Júpiter. Este se enamoró de Leda y para conseguir su amor adoptó la forma de un cisne. Venus a su vez se convirtió en águila para perseguir a Júpiter quien huyendo se refugió en el seno de la reina en el momento en que estaba bañándose en el Eurotas. Alarmóse en un principio Leda, pero después se dejó seducir por las dulces palabras y el enamorado acento del cisne; puso Leda dos huevos de los que nacieron Castor y Pollux. Cuando fueron mayorcitos, tomaron parte del viaje a bordo de la nave Argos, para la conquista del vellocino de oro. Durante la travesía, azotada la embarcación por una furiosa tempestad, la tripulación invocó la ayuda divina y al instante se apaciguó la tormenta y vióse aparecer sobre la cabeza de los Gemelos unas llamas; desde entonces cuando al apaciguarse una tempestad aparecían estas llamas (fuegos de San Telmo) en la arboladura, se creía que Castor y Pollux estaban presentes para salvar al navio. Su amor fraternal fué siempre tan intenso que Júpiter los premió colocándolos en el cielo como dos grandes estrellas.

La constelación del Cochero sólo nos interesa por su estrella de primera magnitud, Cabra. Este Cochero es Faetón, quien quiso conducir el carro de su padre, el Sol; espantado por el Escorpión, abandonó las riendas y cayó al río Erídano. Se lo representa sosteniendo en sus brazos a la cabra Amaltea que alimentó a Júpiter durante su infancia. Según la leyenda griega se trataba de un animalito terrible y aterrador. Júpiter le quitó uno de los cuernos y se lo regaló a las hijas de un rey de Creta, dotado de la propiedad maravillosa de llenarse al instante de todo aquello que su poseedor deseaba (cuerno de la abundancia y fertilidad). La estrella Cabra (Capella) es de color amarillo pálido y forma un característico triángulo isósceles con las estrellas Menkalinam y Nath, según podrá verse en el diseño adjunto.

De la extensa constelación de Hydra o Serpiente Marina sólo nos ocuparemos de la estrella Alphart (la solitaria) que por su color naranjado de tonalidad rojiza los chinos denominaron "el pájaro rojo" y relata el sabio astrónomo Flammarión que esta estrella pasaba por el meridiano de Pekín a la puesta del Sol, exactamente el día en que comenzaba allí la primavera. Generalmente en el extremo del chorro de agua que el Acuario vierte con una jarra en la boca del Pez Austral. Se la encontrará en la prolongación de una línea casi recta que une Canopus con Achernar.

El Triángulo Austral es una constelación relativamente moderna, ignorada por los antiguos astrónomos. Fué diseñada de acuerdo con las descripciones de Américo Vespucio y otros navegantes del siglo XVI.

Séneca dijo hace muchos siglos que "si las estrellas sólo pudiesen verse de un punto determinado de la Tierra, los hombres correrían a él en tropel para contemplar y admirar las maravillas celestes". Flammarión escribió que "cuando se considera que cada uno de esos innumerables soles, puede ser el centro de un sistema planetario, la imaginación se detiene absorta y confundida". ¡Espectáculo maravilloso y concepción grandiosa, ante los cuales el hombre no puede hacer otra cosa que callar y admirar!

 

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar