Historia y Arqueologia Marítima   HOME

Vapores Torreta (Turret Steamers)

Hemos comentado en newsletters anteriores el problema de las enormes perdidas de buques por movimiento de la carga. Cuando un buque de carga estaba cargado con un material que se movia, como cereales, se empleaba gente que se aseguraban que todos los espacios estaban llenos mientras se cargaba el material. Si esto no se hacia, la carga se asentaba en desnivel y podia moverse cuando el buque rolaba en mar gruesa.  El cereal se asienta a un 5 a 6%, lo que podia dejar un espacio libre entre la cubierta y la carga.
 
Para evitar ésto las regulaciones decian que debia cargarse hasta el tope de las tapas de las bodegas, lo que formaba una caja (trunk) al asentarse el cereal que se podia rellenar o, si la bodega no estaba totalmente llena, se debian poner dos filas de cereal en bolsas sobre el cereal suelto, para estabilizarlo.
 
En los buques auto estibantes (self trimming)  las esquinas de las bodegas se redondeaban para eliminar la posibilidad de lugares vacios y para que se auto centrara la carga con el movimiento. Un interesante desarrollo de esta idea fueron los Vapores Torreta, un diseño que, incidentalmente, redujo el tonelaje de registro neto para un DWT dado, o sea que el vapor torreta podia llevar mas carga para un tonelaje neto dado que un buque comun. Cuando se calculaba esto para el peaje del Canal de Suez, la diferencia en menos era muy grande, por lo que se hicieron muy populares para los armadores. Se dice que estos buques fuero diseñados para justamente ésto, pero en realidad la patente de Duxford solo hacia mencion a sus buenas cualidades de auto estiba. Cualquier otra ventaja era un beneficio adicional.

 

   

 
En los Grandes Lagos, los americanos empleaban un tipo de buque llamado de "Lomo de Ballena"  y en 1891 el Charles W. Wetmore visito Inglaterra. La curiosidad de los arquitectos navales ingleses fue grande, pero eran pesimistas para el uso en Tramps. Sus miedos estaban bien fundados, ya que el Wetmore fue muy dañado en su viaje de retorno por el Cabo de Hornos y naufrago luego en la costa de Oregon.
 
Pero un diseñador, William Doxford,  decidio que el concepto de autoestibante tenia sus meritos y construyo en 1893 un vapor casi identico al diseño americano, llamado Sagamore y en corto tiempo, el mismo año, otro llamado Turret, que esta vez era un verdadero vapor de torreta.
 
Su casco era similar al lomo de ballena, pero el casco estaba elevado en su punto superior con una ancha cubierta formada por la conexion de las "torretas" del diseño lomo de ballena, que corria a todo lo largo del casco, proveyendo de una cubierta elevada, mas segura para que pudiera operar la tripulacion y que le daba una mejor flotabilidad si rolaba demasiado en mar gruesa. Esto se comprobo en su primer viaje, cuando encontro tormentas que hundieron a varios buques, pero el Turret no tuvo ningun problema.
  
 
Las tripulaciones se sentian seguras en él y se comenzaron a construir en cantidad. Dos mas se construyeron en 1894 por Doxford. Tenian solo 19 pies de calado, poco consumo de combustible y eran facil de cargar y descargar. Podian llevar carga estibada en cubierta, como maderas, atadas a ambos lados de la torreta sin que hayan perdidas, por ejemplo en viajes desde Montreal al Plata, en invierno.
 
En total se construyeron 176 vapores tipo torreta en Doxford y otros 10 en otros astilleros. Este diseño probo ser bastante versátil y Doxford saco varias patentes para su mejora.. En 1901 construyeron el Argyll con una mayor capacidad cubica para carga general. En 1903 se propuso un arreglo para permitirle llevar ganado en pié en la cubierta de carga. Podria haber llevado hasta 250 vacunos y 1.100 ovinos. La idea pereceria peligrosa, pero en realidad la cubierta de ganado estaba 12 pies sobre el nivel del mar, contra 5 pies en los buques normales.
 
 
 
Perfil, planta y corte de bodega del "Nonsuch", uno de los ultimos diseños de buques torreta, construido en 1906 por Doxford. Fue uno de los primeros tramos en tener telegrafia sin hilos. La esposa del armador era una filantropo y cuando se boto, hizo que hubiera una cabina cada dos tripulantes, con agua corriente, luz electrica y ventilador, pero la tripulacion de esa época no aprecio tales lujos y en el primer puerto vendio todo lo movible, asi que se reconvirtio a los sistemas comunes de alojamiento de un mismo salon para todos.
 

Buque torreta en el puerto de Ingeniero White, c. 1910. Coleccion Ferroclub Argentino. Album Bicentenario. FCSud.

 
Luego de 1912 cuando se cambio la base de calculo para el peaje del Canal de Suez, la ventaja economica era muy poca y los buques torreta dejaron de ser favoritos. El ultimo en servicio fue Nuestra Señora del Carmen, construido en 1895 como Diciembre, que naufrago en 1963
 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar