Historia y Arqueología Marítima

Home

ARQUEOLOGIA MARITIMA

Indice Arqueologia

Informe preliminar sobre el cabillero hallado por el vecino de Vuelta de Obligado Jorge Villar

 

Universidad Nacional de Luján- Departamento de Ciencias Sociales -Programa de Arqueología Histórica y Estudios Pluridisciplinarios (PROARHEP)

Mariano Ramos, Alejandra Raies, Nicolás C. Ciarlo. Programa de Arqueología Histórica y Estudios Pluridisciplinarios Noviembre 2014

Introducción

Este informe tiene como objetivo exponer los resultados de la primera aproximación a los restos de un mástil (y sus herrajes) hallado en la localidad de Vuelta de Obligado por el vecino Jorge Mario “Pantera” Villar, y su probable relación con las embarcaciones que participaron el 20 de noviembre de 1845 en la batalla de Vuelta de Obligado.

Contexto Histórico

Hacia 1840, el Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas clausuró la navegación de los ríos Paraná y Uruguay a toda nave extranjera, sitiando la ciudad de Montevideo y aislando su puerto respecto de las relaciones comerciales exteriores, por ser el principal centro de oposición al federalismo rosista. Con esta acción, el gobierno de Buenos Aires buscaba impedir la comercialización de los productos extranjeros y permitir así el desarrollo de las provincias del interior. En este contexto de restricción, las potencias industriales como Francia e Inglaterra vieron afectados sus intereses y optaron por obtener la libertad de acción en los cursos navegables, que le permitieran a sus barcos mercantes penetrar hasta el interior del continente. Para lograr este objetivo, en primera instancia, se recurrió a las formalidades diplomáticas, pero tras fracasar esta forma pacifica de mediación las potencias accionaron enviando fuerzas militares, para así lograr hacerse camino por los pasos fluviales hacia los territorios del nordeste argentino y el Paraguay.

De esta manera comenzarían las acciones bélicas de lo que se denominó Guerra del Paraná. Dentro de este contexto, el 20 de noviembre de 1845 se llevó a cabo una batalla en la actual localidad de Vuelta de Obligado, sobre costas y aguas del río Paraná Guazú, a 18 km al norte de San Pedro, Provincia de Buenos Aires. El enfrentamiento se desarrolló en un escenario combinado, dado que las fuerzas anglofrancesas pretendían remontar el río, mientras que las defensas nacionales buscaban impedir el paso de la flota desde tierra y agua. Luego de la batalla de Vuelta de Obligado, el general Lucio N. Mansilla habría instalado baterías en el Paso de El Tonelero para atacar al convoy enemigo. A pesar de ello, la flota lograría forzar aquel paso, pero no sin sufrir algunas averías.

Material analizado

Hace varios años, el Sr. Villar extrajo del río Paraná, mientras pescaba en inmediaciones del sitio arqueológico de Vuelta de Obligado, una pieza de madera de origen naval, que podría estar relacionada con el evento bélico mencionado. Según las observaciones realizadas durante el mes de abril de 2013, en el marco de una de las campañas arqueológicas realizadas por el equipo del ProArHEP en la zona, el objeto en cuestión corresponde a un segmento de palo macho (lower-mast, en inglés) de una embarcación. En la actualidad, los restos comprenden desde la parte que se ubicaba próxima a la cubierta, en su porción inferior, hasta el extremo superior, cercano al tamborete (donde el palo se une con el mastelero).

La integridad estructural del palo se encuentra comprometida en gran parte de su longitud, debido al avanzado estado de deterioro que presenta la madera. La pérdida de volumen -que, según las declaraciones del Sr. Villar se produjo en gran parte luego de su recuperación- puede apreciarse claramente en los varios centímetros de luz que hay entre el cuerpo de la pieza y los zunchos de hierro (mast-hoop o iron band, en inglés) 1 que originalmente abrazaban el palo, y que aún conserva en sus extremos (Fig. 1). Esta situación evidencia los serios problemas de degradación que sufre la madera saturada en agua cuando se extrae del medio en el que se encuentra. De allí la importancia de aplicar medidas tendientes a su conservación desde el mismo momento de su hallazgo (ver Hamilton 1996; Pearson 1987; entre otros). 1 Se entiende por zuncho a un aro, cuadrado o cuadrilongo, elaborado a partir de una planchuela de hierro, que sirve para sujetar varias piezas que se encuentran unidas, o para el paso y sostén de un palo, mastelero, botalón, etc. (De Lorenzo et al. 1854: 545).

Fig. 1 – Separación actual entre el cuerpo de madera del palo, altamente deteriorado, y los zunchos de hierro.

Los restos del palo se encuentran parcialmente enterrados en el sedimento del parque de la propiedad del Sr. Villar. Debido a ello, para recuperar el cabillero -que se  encontraba cerca del extremo inferior, a 700 mm (Fig .2)- fue necesario remover parte de la tierra de los laterales, operación realizada mediante el uso de una pala. A partir de esta operación fue posible liberar la pieza de hierro, y desplazarla hacia afuera sin dañar la madera.

Fig. 2 – Vista del cabillero, desde arriba, antes de su extracción. Nótese el extremo fragmentado del palo.

Como anticipamos más arriba, el palo también posee otros aros o abrazaderas de hierro en el extremo opuesto (superior). Se trata de tres flejes de forma octogonal (ca. 180 mm de lado, 67,5 mm de ancho y 11,5 mm de espesor), que se encuentran a 3450 mm del zuncho cabillero. En orden de abajo hacia arriba, el segundo aro dista del primero 530 mm, y del tercero 750 mm. Este último está a unos 2750 mm del extremo superior del palo. En un reporte realizado por Carlos May, sobre las observaciones llevadas a cabo por varios miembros de Histarmar a principios del año 2010, se menciona la presencia de dos tipos de madera, que estaban unidas por estos zunchos.

Es posible que el madero asociado al cuerpo principal del palo corresponda a los restos de una de las cacholas (cheeks, en inglés)2. En el libro de Bataille y Brunet (1937: lámina 63) se ilustra la disposición de los dos tipos de zunchos a lo largo de un palo macho (Fig. 3). Los aros utilizados para las cacholas también se muestran, en una disposición semejante, en el trabajo de Kipping (1853: 12).

Fig. 3 – Ilustración de los diferentes componentes de un palo mayor (mástil principal de un buque) de madera: (A) palo macho; A-1, mecha de carlinga; A-2, parte del palo, debajo de la cubierta; A-3, zuncho de cabillero; A-4, cacholas (sujetadas por tres zunchos de hierro); A-5,baos; A-6, cuello del palo; A-7, tamborete; (B) mastelero de gavia (Bataille y Brunet 1937, basado en las láminas de la obra del capitán Paasch).

2 Las cacholas son los tablones curvos de madera sujetos en la parte superior de un palo, uno a cada lado, para dar sustento a los baos que sostienen las cofas (O’Scanlan 1831: 124).

Estudio preliminar del cabillero

Entre los restos del palo, se seleccionó uno de los herrajes para realizar una caracterización tecnológica de la pieza y, a partir de ella, poder efectuar una adscripción temporal aproximada. Ello, a su vez, resultará de interés para evaluar su posible relación con los acontecimientos ocurridos durante la batalla de Vuelta de Obligado.

Este informe se enfoca en la primera etapa de caracterización, específicamente al análisis dimensional y registro fotográfico del cabillero.

Descripción funcional de la pieza

Un cabillero consiste en un zuncho de metal con agüeros o cáncamos que iba colocado en la parte inferior de los mástiles (por encima de la cubierta). En éste se arraigaban las cabillas y servía para amarrar los cabos de maniobra. En el Diccionario Marítimo Español encontramos una breve descripción genérica de un cabillero (spider-hoop, en inglés): “zuncho de llave que rodea el palo a corta distancia de la cubierta y guarnecido en su circunferencia de varias maniguetas salientes, agujereadas en su extremo, en las cuales se encajan las cabillas” (De Lorenzo et al. 1854: 108). La pieza en cuestión es del tipo de zuncho de llave o bisagra, en este caso de doble punto, ya que en sus dos extremos esta cerrado con un perno (Fig. 4).

Análisis dimensional

El cabillero estudiado se compone de dos medio-zunchos en forma de D o bisagra tipo omega, de 680 mm de largo y 75 mm de ancho (máximo) y que unidos forman una circunferencia de 500 mm de diámetro. Las secciones están conectadas por dos pernos roscados, con tuerca cuadrada. Estos elementos de fijación miden 180 mm de largo y 22 mm de espesor; sus cabezas, macizas, tienen 40 mm de ancho y 38 mm de largo, y cuentan con un agujero donde probablemente se introducía una varilla o pasante para ajustarlos. Por otra parte, las tuercas cuadradas tienen un espesor de 25 mm (Fig. 5).

El cabillero cuenta actualmente con ocho cáncamos o anillos de hierro en su parte exterior, donde se colocaban las cabillas para fijar los cabos de labor. Cada uno de éstos mide entre 55 y 60 mm de circunferencia y sobresalen de la superficie unos 90 mm. Se aprecia que originalmente los cáncamos eran diez (cinco a cada lado), pero debido al proceso de deterioro dos de ellos se han perdido.

Fig. 4 – Cabillero hallado en la Vuelta de Obligado.

Fig. 5 – Perno de fijación roscado con pasante y tuerca cuadrada.

Evaluación preliminar

En función de las características del cabillero y de la documentación consultada, es posible ubicar temporalmente al objeto en el contexto del enfrentamiento bélico de 1845. Asimismo, el lugar del hallazgo es coherente con el área donde ocurrió la batalla. Sin embargo, debido a la ausencia de detalles con respecto al sitio en el que se encontraba, y teniendo en consideración además que la zona fue un espacio de circulación de embarcaciones durante décadas, por el momento resulta aventurado precisar si los restos hallados por Villar están relacionados con alguna de las embarcaciones que combatieron en la Vuelta de Obligado.

Tareas a realizar

El zuncho, al igual que el mástil, se encuentra en un estado de deterioro avanzado, producto de los años de exposición a la intemperie. La corrosión afecta la totalidad de la superficie de la pieza, con el consecuente desprendimiento regular de restos de óxidos de hierro. Por tal motivo, se realizarán tareas de limpieza y estabilización del cabillero, que permitan su posterior exhibición. Por otro lado, a fin de realizar una caracterización microestructural del objeto, se prevén los siguientes análisis de laboratorio:

1. metalografía mediante microscopía óptica (in situ y/o mediante la extracción de muestras);

2. análisis de composición química; y

3. radiografías.

Estos estudios se realizarán por personal del Grupo de Arqueometalurgia (GAM) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (FI-UBA), que dirige el Ing. Horacio de Rosa.

Referencias

BATAILLE, L. Y M. BRUNET, 1937. De la quille à la pomme du mât: dictionnaire de marine anglais-allemand-espagnol-italien établi d'après l'ancien dictionnaire du capitaine Paasch. Société d’Éditions Géographiques, Maritimes et Coloniales. Paris.

DE LORENZO, D. J., D. G. DE MURGA Y D. M. FERREIRO, 1864. Diccionario Marítimo Español. Establecimiento Tipográfico de T. Fortanet, Madrid.

HAMILTON, D. 1996. Basic Methods of Conserving Underwater Archaeological Material Culture. U.S. Department of Defense Legacy Resource Management Program. Washington, D.C.

KIPPING, R., 1853. Rudimentary treatise on masting, mast-making, and rigging of ships. John Weale, Londres.

MEY, C., 2010. Viajes de investigación de Histarmar: el palo hallado. http://www.histarmar.com.ar/Exploraciones/SanPedro3-04-2010.htm (Acceso 2014).

O’SCANLAN, T., 1831. Diccionario Marítimo Español (elaborado bajo la supervisión de M. de Navarrete). Imprenta Real, Madrid.

PEARSON, C. (ed.) 1987. Conservation of Marine Archaeological Objects. Butterworths Series in Conservation and Museology, Londres.

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar