Historia y Arqueología Marítima

HOME

LA PERDIDA DEL "DRAGON DEL MAR"

Indice Accidentes Marítimos

¿"Como puede vivir en el mar un dragón terrestre."?

Fuente:  Revista Neptunia - 1940 - por el Cap. de Fragata T. Caiílet Bois.

La actual conflagración ha dado fin provisionalmente, a la aventura de los navegantes "solitarios", que con pequeñas embarcaciones se lanzaban audazmente al océano, desafiando huracanes, ciclones y tifones. Los relatos de estos viajes forman hoy una regular biblioteca, cuyos clásicos son Slocum, Voss, Jack London y Alain Gerbault. El primero y el último dieron su vuelta al mundo enteramente solos en su balandro; Voss fué quien empleó para su periplo la embarcación más pequeña, una canoa indígena canadiense cavada en un tronco de árbol; en una de sus aventuras con otro barquichuelo, éste se le dio vuelta en el centro de un tifón, la aventura más extraordinaria del yachting.

La última de estas aventuras terminó trágicamente, pues a partir del 23 de marzo del año pasado nunca hubo noticias del "Sea Dragón", salido dos semanas antes de Hong Kong para San Francisco. Ahora se le dá definitivamente perdido.

El barco era un "junco" chino, construido especialmente en Hong Kong a falta de encontrar uno listo con la necesaria robustez. La intención del propietario, el norteamericano Richard Halliburton, era presentarlo en la exposición de San Francisco, pero tuvo mil dificultades y demoras con los carpinteros chinos; estos le advirtieron que el dragón chino era animal de tierra y no de mar. Un informe de la oficina técnica inspectora dijo lo mismo en términos menos sibilinos: "La excesiva altura de la toldilla dificultará la maniobra con mal tiempo; los palos, demasiado largos e inclinados, y el excesivo paño, exigirán la mayor vigilancia en la navegación a vela".

En cambio el barco, pintado de rojo, blanco, negro y amarillo, resultaba muy vistoso. A cada banda de la toldilla parecía treparse a la borda un dragón lanzafuego, y en la popa desplegaba alas un fénix. Con eslora de 25 metros el desplazamiento debía ser de unas 300 toneladas. Un motor auxiliar le permitía dar 5 nudos. La tripulación se componía de unos diez hombres, novicios casi todos, lo que preocupaba al capitán.

Después de una primera tentativa en que pudo volverse atrás, el "Sea Dragon" emprendió finalmente su largo viaje el 4 de marzo, de 1940. Manteníase en contacto radiotelegráfico con varias estaciones, entre ellas con una de los gigantes del mar, el "President Coolidge", que a la sazón navegaba en viaje a Oriente, o sea en sentido contrario.

El 23 de marzo  de1940 recibió 2 mensajes del "Sea Dragon" expresando que aguantaba mal tiempo, pero sin manifestarse alarmado. Fueron las últimas noticias; esa noche, cuando ambos barcos distaban sólo 300 millas, el viento arreció y sopló con fuerza de huracán, con olas de 13 metros de altura que pusieron en apuros al "Coolidge"; al día siguiente éste pasó por el sitio donde debía hallarse el "Sea Dragón" a mitad de la distancia entre Hong Kong y Honolulú, pero nada se vio.

El junco de Halliburton en el puerto de Hongkong.

 

 

  

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar