Durante el conflicto bélico de 1982, la PREFECTURA NAVAL ARGENTINA (PNA) intervino en cumplimiento de misiones en las Islas Malvinas y en el "Teatro de Operaciones Atlántico Sur, TOAS", con buques guadacostas, aviones y helicópteros. 

La Prefectura Naval destacó personal y elementos para poner en marcha a la Policía Marítima. Hicieron tareas de practicaje, transporte, reconocimientos, cercos radioeléctricos, inteligencia y misiones de “piquete radar” que consistían en la vigilancia del espacio aéreo alrededor de un punto determinado. Efectuaron patrullajes, vuelos de exploración y operaciones de búsqueda y rescate en el mar de pilotos eyectados de sus aviones dentro y fuera de la zona de exclusión.

Ambas naves policiales, de 28 m de eslora, zarpan de Buenos Aires, el 6 de abril, hacia el archipiélago. Hacen puerto en Malvinas el 13, rompiendo el 12 el "Bloqueo Militar Aeronaval" impuesto por las fuerzas británicas, tras 1.100 km de travesía.

Unidades de superficie en rol de guerra

 

PNA  Patrulla Malvinas luciendo el camuflaje realizado para tal ocasión. La PNA poniendo proa a todas las misiones asignadas. 

GC-83 “RIO IGUAZÚ” de patrulla en Malvinas. Obsérvese que la pintura de camuflaje en el casco (sobre todo en proa) comenzó a levantarse y que los montajes de 12,7 mm a popa fueron cubiertos con fundas blancas para protegerlos del riguroso clima austral

Dada la situación imperante y tal como se fueron desarrollando los distintos acontecimientos, las unidades destacadas, cumplieron un sinnúmero de actividades, para las cuales su dotación trabajó día y noche.

Bautismo de fuego del GC82 "Islas Malvinas"

El Guardacostas GC82 Islas Malvinas" entra en combate el 1ro de mayo de 1982, a las 1520 horas, hallándose fondeado en la "Bahía de la Anunciación", en momentos en que es atacado por un helicóptero Sea Linx de exploración inglés, perteneciente a la fragata HMS Alacrity, el que es repelido mediante el fuego de armas livianas (fusiles FN y ametralladoras Halcon), como así también armamento portátil de mano reglamentario de esa Fuerza de Seguridad. La Armada Argentina también participa del combate a través del buque costero ARA Monsunen, capturado el 2 de Abril. En la contienda cae herido el Cabo 2º maquinista Antonio Grigolatto, quien se encontraba en el puente del guardacosta defendiendo la Unidad. El fuego concentrado de ambas unidades le causó serias averías al helicóptero Británico, el que con dificultades retoma un rumbo hacia el norte, donde desciende en cercanías del monte Low, para luego dirigirse hacia el sudeste, posición donde se encontraban los Portaaviones de la Task Force.

 

El “Islas Malvinas” fue el primero en entrar en combate en la Bahía de la Anunciación. Un Sea King lo ametralló. La nave recibió impactos en la superestructura. A pesar de una avería en una hélice y en la línea de eje que limitaba su capacidad propulsora al 50% -lo que no pudo subsanarse-, cumplió igualmente con el 100% de las misiones encomendadas. Finalizadas las operaciones, fue apresado por el enemigo

Bautismo de fuego del "Río Iguazú"

 El 22 de mayo ese guardacostas había zarpado de madrugada rumbo a Puerto Darwin con personal y material del Ejército Argentino. A las 8.25 recibe fuego de dos Sea Harrier, respondiendo con ametrallamiento de sus Browning 12,7 mm, y se adjudica el derribo a uno de ellos. Fuentes británicas posteriormente desmintieron la pérdida de cualquiera de sus aviones en esta acción.

 

Un día después del desembarco británico, el "Río Iguazú" trasladó dos cañones y dieciséis soldados del Ejército, desde Puerto Argentino a Puerto Darwin. Fue atacado por aviones Sea Harrier que destruyeron su timón, provocando vías de agua que inundaron su sala de máquinas.

El profesionalismo y el coraje quedaron evidenciados cuando uno de los aviones fue derribado y el guardacostas, pese a sus averías fue encallado en la costa, quedando a salvo carga y ocupantes. En el combate, perdieron la vida el artillero Julio Benítez y el teniente aviador inglés, Robert Batt.

El Oil Mariner ( Buque remolcador Británico) entra a puerto para remolcar el guardacostas hasta aguas abiertas, donde lo hundirían definitivamente

 

El puente del maltrecho G-C 83 Rio Iguazú, asoma trás la popa del Oil Mariner ( Buque remolcador Británico) que lo saca de la costa para hundirlo luego en aguas profundas.