Historia y Arqueologia Marítima

HOME

INDICE ARMADA ARGENTINA INDICE INFORMACION HISTORICA

OPERACION GOLFO NUEVO

 

En el año 1958, la Armada Argentina tomo contacto con un submarino extranjero en aguas propias, en el Golfo Nuevo. Este contacto fué totalmente casual, ya que en ese momento se estaban haciendo ejercicios antisubmarinos. Por 24 horas este submarino fué detectado por medios electronicos y visuales, se le lanzaron 22 cargas de profundidad, fue visto su periscopio y posiblemente snorkel y se detectaron varias veces manchas de aceite en su ubicacion. No obstante haber estado "encerrado" en un Golfo con una salida estrecha, y ser perseguido por un grupo de destructores y aviones, este submarino logró aguantar toda la presion de sus perseguidores y escapar.  Sin duda que su comandante, oficiales y tripulacion tuvieron nervios a toda prueba que debemos valorar - aunque hayan invadido nuestras aguas - .Qué nacionalidad puede haber tenido?  Se pueden hacer muchas conjeturas, seguramente si hubiera sido un país amigo hubiera dado alguna señal de ello para que no se lo ataque más, ¿o no? Por supuesto todos los diarios de la época, Argentinos y extranjeros, tomaron la noticia, con los comentarios y versiones más diversas. Aqui se detallan los hechos hora a hora, según el estudio hecho por el CN Pablo Arguindeguy en su obra "Apuntes sobre los buques de la Armada Argentina".

La llamada "Operación Golfo Nuevo"  - detección, persecución y ataque a un submarino no identificado por buques de la Armada Argentina en aguas de dicho Golfo -  dio lugar en su momento a una serie de conjeturas que iban desde la negación del hecho en sí como parte de una campaña efectista de la Marina para obtener medios modernos, hasta la utilización política de estos argumentos, en pro o en contra de las Autoridades Nacionales.

 Quienes negaban la existencia del submarino, aducían cualquier argumento pueril -presencia de ballenas o de otros cetáceos o simplemente el dolo- que no admitía las pruebas irrefutables de los sistemas de armas utilizados en la detección del buque. Quienes participaban de la verdad, es decir, de la real existencia de un buque de guerra extranjero, navegando sumergido dentro del Golfo, se dividían en  grupos, cada cual de ellos deterrninaba una u otra nacionalidad del sumergible perseguido, y hasta tal vez hundido. 

La palabra final, oficial y definitiva, al sentir del autor, la dio el Congreso de la Nación. La Cámara de Diputados trató en Sesión Secreta del mes de junio de 1958, llamando a su seno al Secretario de Marina para exponer los hechos. El comunicado público de la cámara de los representantes del Pueblo, de fecha 13 de junio de 1958 expone textualmente- " Darse por satisfecho con las explicaciones del señor Ministro de Marina". " Hacer pública declaración de que la Marina de Guerra de la República ha actuado en la emergencia con responsabilidad argentina en defensa de la soberanía de la Nación". 

Con ello, y hasta que el tiempo haga públicos documentos que hoy permanecen con un grado de reserva que los excluyen de estos "Apuntes", o cuando medie la declaración tardía, pero no por ello imposible, de alguna potencia extranjera, se cierra el capítulo que vivió en Golfo Nuevo la Armada toda, y particularmente el "Buenos Aires". 


El 21 de mayo de 1958 se encuentran en el Golfo Nuevo, en una etapa de mar, los cruceros "General Belgrano", "9 de Julio" y "La Argentina"; los destructores "Buenos Aires", "Entre Rios", "Misiones" y "Santa Cruz", el buque taller "Ing. Iribas" y los remolcadores "Sanavirón" y Charrúa", más algunos aviones navales.

A las 10:00 inicia el Buenos Aires ejercitaciones con sus equipos de deteccion electrónica sobre el Sanaviron.

A las 10:35 hs.: El operador sonar tiene contacto de submarino (no operaban naves de ese tipo en la zona) y pone en aviso al Comandante de la Fuerza de Cruceros, Contraalmirante D. Benjamín Moritán Colman, máxima autoridad naval en el teatro de operaciones.Este organiza una "U.A.S.C.A." (Unidad Antisubmarina de Caza y Ataque)  con los destructores "Buenos Aires", "Entre Ríos", "Misiones" y "Santa Cruz".

10.51: El "Buenos Aires" mantiene el contacto sonar hasta esa hora. Lanza entonces una carga de profundidad intimidatoria. Al no emerger el submarino, el Comandante de la Fuerza de Cruceros organiza una SASCA (Seccion Antisubmarina de Caza y Ataque)  con el "Buenos Aires" y el "Misiones", quienes realizan ataques combinados contra el submarino (arrojan dos cargas el Misiones y cuatro el Buenos Aires). Como consecuencia del ataque, ambos buques pierden el contacto sonar con el submarino.

Inician entonces una búsqueda en espiral, a la que se une el "Entre Ríos".  Se destaca entonces el "Buenos Aires" a la boca del golfo, para hacer búsqueda hidrofónica de contención e impedir una posible huida. Se agrega a la búsqueda un avión "Catalina".

12.36 hs. Llegan dos aviones de Espora, para unirse a la búsqueda. 

Destructor Buenos Aires

13.05 hs. El "Buenos Aires" tiene un contacto rnantenido de submarino. 

13.50 hs. El "Buenos Aires" tiene un contacto, que aprecia de submarino asentado en el fondo del golfo, para evitar persecusión.

 14.10 hs. "Misiones" y "Santa Cruz" hacen un ataque de rastreo, a baja velocidad y lanzan dos cargas cada uno, Se pierde en consecuencia el contacto. Comienza mal tiempo, con chubascos, niebla y chaparrones. 

14.30'hs. Pérdida de contacto. Inicia búsqueda en espiral el 'Entre Ríos" y el "Santa Cruz". El "Buenos Aires" y el "Misiones" se encuentran a la boca del Golfo, para contener la salida. 

16.40 hs' El "Buenos Aires" tiene un contacto sonar, con avistaje de estela de submarino sumergido, navegando hacia la salida del Golfo. 

16.45 hs. Pierde el contacto el "Buenos Aires". 

17.34 hs. Tiene el "Entre Rios" un contacto sonar, al Norte de Bahía Craker y forma una S.A.S.C.A. con el "Misiones" y lanzan cuatro y dos cargas, respectivarnente. 

17.50 hs. El "Buenos Aires", el "Misiones" y el "Entre Ríos" que se acercan a la zona, observan grandes manchas de aceite en el agua y obtienen contacto sonar, que se pierden luego. 

18.03 hs. El "Buenos Aires" divisa movimiento hacia la costa -hay chubascos- y cuando va hacia ella para observar, avista una estela a su estribor e inmediatamente ve un periscopio a una distancia de 220 metros, cayendo entonces a su encuentro. Carga su artillería y trata de embestir al submarino, siendo asistido por el "Entre Ríos" y el "Santa Cruz", mientras el "Misiones" investiga las embarcaciones de la costa (son dos pesqueros pequeños). Al pasar el "Buenos Aires" sobre la estela del periscopio -pintado de marrón claro, y aparentemente con un Snorkel- observa manchas de aceite. El periscopio fue visto por oficiales y tripulantes de las estaciones del Comando, Control de Artilleria y piezas de artillería del buque, además de los vigias. 

18.22 hs. El "Buenos Aires" tiene contacto radar a 2.400 metros, apreciando el mismo como el de una caseta o torre de submarino. 

19.30  El "Buenos Aires" retorna contacto radar. 

19.32 hs. El "Buenos Aires" retorna contacto radar, ahora a 1.200 metros. 

19.55 hs. El "Buenos Aires" lanza tres granadas iluminantes, buscando el blanco, sin resultado. 

21.27 hs. El "Buenos Aires" lanza otras tres granadas iluminantes, navegando en formación con el "Entre Rios", "Misiones" y "Santa Cruz". 

21.30 hs. Se utilizan proyectores para la búsqueda. A partir de allí, los cuatro destructores hacen barrera a la salida del Golfo. 

22 de mayo.

9.20 hs. Llega un avión de patrulla Martin Mariner con 8 cargas de profundidad y recorre el Golfo en búsqueda. 

9.23 hs. El "Misiones" obtiene contacto sonar nitido y forma unidad de ataque con el "Santa Cruz" y el avión de patrulla. 

9.35 hs. El avión CTA 2 con 25 cargas de profundidad llega a Madryn. Se embarcan en el "Sanavirón" y se reaprovisionan con ellas a los 4 destructores. Llegan a la zona de operaciones dos aviones Catalina.

10.15 hs. El 'Misiones" y el "Santa Cruz" que Mantienen contacto sonar con el submarino, dirigen el ataque del avión Martin Mariner largando éste cinco cargas de profundidad. Se pierde todo contacto.

Esta es la breve reseña -explotada luego con muy diversos matices por varios sectores de la prensa y la política- de la operación de la Armada contra un submarino extranjero, cuya destrucción, a juicio del autor, fue un hecho consumado en las aguas del Golfo Nuevo. 

LOS BUQUES INTERVINIENTES

Destructor Buenos Aires Destructor Santa Cruz
Destructor Entre Rios Destructor Misiones
Aviso Sanaviron Hidroavión Catalina