Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice  Indice Inf. Historica 

LA EXPEDICION PY A LA PATAGONIA - 1878

La Expedicion Py - Sub. Mayor (RE) José R.Bamio. Historia Maritima Argentina

Tensiones con Chile Comparacion de los poderes navales argentino  chileno Formacion de la Division Naval Argentina
Zarpada de la expedicion y navegacion a Sta. Cruz Izamiento del Pabellón en Santa Cruz Sucesos durante la estadía
Conclusiones

.Tensiones con Chile

Transcurre el último trimestre de 1878; el doctor Nicolás Avellaneda hace cuatro años que ejerce la presidencia de la república, asistido por el general Julio A. Roca en el tratamiento de las cuestiones militares, desde el cargo de ministro de Guerra y Marina.

 Con Chile la República Argentina mantiene unas relaciones muy tensas debido a cuestíones limítrofes que datan desde 1843, época en que los trasandinos se han instalado en el Estrecho de Magallanes. Esta situación se ha agravado con la presencia de buques de la marina de guerra chilena en aguas del río Santa Cruz. 

En 1876 la barca francesa Jeanne Amélie se encontraba en la desembocadura de ese río, dedicada a cargar guano, operación que estaba autorizada por el cónsul argentino en Montevideo. El 20 de octubre de ese año apareció en el lugar la corbeta de guerra chilena Magallanes y apresó a la nave gala. Las autoridades chilenas con asiento en Punta Arenas dispusieron que el buque francés y su tripulación, en calidad de detenida, fueran trasladados a ese puerto y durante la navegacion el Jeanne Amélie varó sobre una restinga del Cabo Vírgenes y se fue a pique. 

Ese apresamiento, que representaba un desconocimiento de nuestra soberanía sobre aquella región, provocó gran indignación en las autoridades nacionales y en el pueblo argentino; se entablaron protestas ante el gobierno trasandino, que se negó a dar satisfacciones además de afirmar que la jurisdicción de Chile alcanzaba hasta la ribera sur del río Santa Cruz. Con el transcurso de los meses se fueron apaciguando los espíritus, mientras se llevaban a cabo gestiones diplomáticas para poner término a la cuestión. Dos años después se vuelve a producir un hecho de idénticas características. En efecto, durante octubre de 1878 la misma corbeta Magallanes se apoderó del buque norteamericano Devonshire, cuando cargaba guano en la caleta Monte León, con licencia extendida por autoridades de Buenos Aires.

El entonces teniente de Marina don Carlos María Moyano, que se desempeñaba como subdelegado de Marina en Santa Cruz, envió una comunicación a la Comandancia General de Marina en la que informaba sobre el atropello cometido por la nave chilena, lo que motivó nuevamente que la situación alcanzase un límite por demás delicado, la mínima cuestión podía forzar el casus belli.

 Los diarios de Buenos Aires dieron la voz de alarma y enfervorizaron a la opinión pública, que reclamaba poner coto a la intro- misión chilena en la zona santacruceña. Esta reiteración del agravio por parte de Chile, decidió al gobierno argentino a enviar un buque de guerra a Santa Cruz para expulsar de allí a los chilenos. El doctor Avellaneda, en su mensaje al Congreso Nacional, expresaba: [ ...  poniéndose en el caso de legítima defensa el Poder Ejecutivo ha dispuesto estacionar un buque de guerra en la boca del río Santa Cruz, levantar una fortificación a la entrada del mismo y sobre su margen norte, dotándola con cañones y guarnición correspondiente  ... 

El ministro de Guerra y Marina, general Julio A. Roca, con una profunda comprensión del problema patagónico -demostrado al año siguiente con el inicio de las operaciones contra el indio para dominar el Desierto- estimó que lo propuesto por Avellaneda no era de suficiente poder y convenció al primer magistrado de que lo conveniente era enviar al río Santa Cruz una división naval

 Prevaleció el criterio de Roca y fue así como se designó al cornodoro Luis Py, por entonces jefe de nuestra Escuadra, para llevar a cabo la delicada misión.   

                                                                                      Proxima hoja