Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Historia Maritima Indice Informacion General

LA ARTILLERIA DE MARINA ENTRE 1800 Y 1826

 

Fuente: "Veleros del Plata" - Elementos de Arqueologia Naval de Juan C.Sidders - Inst. de Publ. Navales - 1982 ISBN 950-9016-40-0

El propósito de este estudio es el de reunir información sobre la artillería de marina existente en el primer cuarto del siglo XIX, es decir, en la época legendaria del Almirante Brown. El conocimiento detallado de las piezas de entonces no está muy difundido.

 Aquella fue una era de transición, en que la tradicional artilleria de avancarga alcanzaba su culminación para dejar lugar a los cañones de retrocarga capaces de disparar balas y granadas con notables alcances y precisión. A partir de la mitad del siglo XIX, los tratadistas sólo se ocuparon de las abrumadoras novedades en materia de balística, metalurgia y diseño, o de la artillería rnedioeval que ya era Historia y cuyos magníficos ejemplares atesoraban los museos; el pasado reciente, los cañones de Brown, pasaron a ser simplemente cosas viejas, aptas para fundir o clavar en los muelles a modo de bitas. El vacío de información resultante suele cubrirse con la afirmación de que la artillería, en la época que nos ocupa, era muy poco diferente de la del siglo anterior. Esto es parcialmente cierto en lo referente a los llamados cañones de ordenanza pero, al margen de ellos, se produjo en esos pocos años un notable desarrollo de piezas más cortas y livianas, especialmente adecuadas a los buques pequeños como lo fueron los nuestros. Las circunstancias habían cambiado y los permanentes combates entre fuerzas sutiles, tenían tanta importancia como una batalla entre grandes flotas: así fueron en general la mayoría de las acciones en las guerras Napoleónicas, las luchas por la independencia, la persecucion de negreros, piratas y contrabandistas, o la guerra entre Inglaterra y los anglonortearnericanos. De este turbulento escenario habrían de provenir las armas de nuestros buques, tan variadas por su tipo como por su procedencia, que suelen desconcertar al estudioso. 

En las páginas que siguen hemos ordenado los elernentos de juicio que, ante cada caso particular, permitirán al museólogo establecer conclusiones o, por lo menos, suposiciones verosímiles. La aparición de nuevos modelos de cañones no significaba que los ya existentes quedasen fuera de servicio. En el áño 1787 estaban simultáneamente en uso cañones españoles modelo 1728, 1752, 1765 y 1783. 

Para diferenciar el calibre modelo de una pieza en particular, debían observarse los siguientes detalles: (ver Lam. XXIII) 

El Calibre o diámetro del ánima en la boca. En los cañones españoles con muñones cilíndricos, el diámetro de dichos muñones era igual al calibre, excepto en el modelo de 1752, en los que era igual al diámetro de la bala correspondiente. Si los muñones eran troncocónicos, el diámetro rnayor era igual al diámetro del ánima, y el menor, al de la bala.  El Largo, medido entre el espejo y el borde posterior de la faja alta, excluyendo por lo tanto la lámpara y el cascabel. Los Muñones, su forma, ubicación relativa longitudinal y también con respecto al eje del ánima; medidas de largos y diámetros. Los Cuerpos, su cantidad y longitud; diámetro de los nismos. Las Molduras, tipo y ubicación detallada. Si bien estas molduras no tenían otro objeto que el de servir de, adorno Rovira insiste en ello), su forma y distribución eran un rasgoo distintivo notable de los diferentes modelos. La Recamara, su forma y longitud. El Espesor de los metales o relación existente entre el diámetro exterior de la culata y el calibre. Los Refuerzos, cantidad y diámetro de los mismos. La Lámpara y cascabel, su forma y tamaño. El Peso de la pieza. A continuación desarrollaremos estos puntos con mayor detalle. 

 

  1 - Calibre   2 - Largo   3 - Espesor
  4 -  Cañones   5 -  Cureñas   6 -  Gonadas
 7 -  Carronadas   8 - Obuseros 9 - Bomberos
10 - Pedreros y Falconetes  11 - Perriers y Swivel Guns 12 -Puntería y Alcance

Tablas de medidas antiguas.