Historia y Arqueología Marítima

 

HOME

Indice Informacion Historica

El ancla de El Chocón

Por Hector Perez Morando, Periodista. Investigador de historia patagónica - 29/10/2011

El vapor "Río Negro" y su similar "Río Neuquén" fueron construidos en Inglaterra, desarmados llegaron al puerto porteño y luego transportados a Carmen de Patagones fueron ensamblados bajo la dirección de un técnico inglés. Sus misiones eran apoyar fluvialmente por los ríos Negro y Limay la campaña terrestre de Roca y Villegas a partir de 1879. Luego de frustrado viaje del "Río Neuquén", le tocó turno al "Río Negro", teniendo como jefe expedicionario a Erasmo Obligado –jefe de la escuadrilla del Río Negro– comandando la nave Eduardo O'Connor y Santiago J. Albarracín secretario, ayudante del jefe y encargado del diario de navegación. Zarpó de Patagones el 8 de octubre de 1881 y estuvieron en Chocón-El Gigante el 24 y 25 del mismo mes. No pasaron del Collón Cura y de regreso por el Limay anclaron en dicho paraje el 27/11/1881. El propósito fue llegar al Lago Nahuel Huapi.

Con similar intensión y jefatura de Erasmo Obligado se inició el segundo viaje del "Río Negro" en Patagones el 31/10/1882, pasando por Chocón-El Gigante el 27/28/11/1882 y de regreso por dicho lugar el 6/1/1883. Sin mayores novedades. El tercer viaje del vapor con la jefatura de Eduardo O'Connor salió del puerto marítimo-fluvial maragato el 10/10/1883 pasando por Chocón-El Gigante el 3 y 4 de noviembre. Tampoco aquel año pudieron vencer el "peñón" del Collón Cura, pero O'Connor -preparado- prosiguió con la lancha que hizo construir en el Tigre y que llamaría "Modesta Victoria", la que con unos pocos tripulantes de regreso pasó por El Chocón-El Gigante el domingo 12 de febrero de 1884.

Hasta el presente no han resultado favorables las investigaciones en ámbitos históricos navales sobre en qué viaje y circunstancias el "Río Negro" perdió su ancla en la zona de Chocón (Neuquén)-El Gigante (Río Negro), río Limay entonces, como testigo, pero contamos algo de su historia que tiene alrededor de 125 años. Se trabajaba en la construcción del actual dique sobre el río Limay. Valioso testimonio nos ofreció como testigo presencial del hallazgo del ancla, Héctor Mazzanti quien expresó que se operaba para desviar el río Limay hacia los túneles de la futura central 5 y 6. En febrero de 1971, la labor se concentraba en el lecho del río buscando la roca sólida. En los primeros días de marzo con excavación avanzada, técnicos de la contratista Impregilo-Sollazo para la cual trabajaba, le indicaron colocar más reflectores sobre la margen izquierda del Limay para mayor iluminación del cauce. Eran aproximadamente las 19 cuando su vecino y compañero Gerimeldo Espinosa que manejaba una excavadora, se bajó de la misma dirigiéndose a la pala: había tocado algo metálico. De inmediato se hicieron presentes el conductor del camión que cargaba ripio y arena, el señalero y dos o tres compañeros más. Mazzanti también se acercó. Un objeto metálico asomaba entre el removido pedregullo. Paleando fue apareciendo el ancla, clavada en una roca con inclinación aguas abajo. Comenzó la peregrinación del ancla inglesa. El maquinista la llevó y colocó frente a su casa en la villa transitoria, frente a la casa de Mazzanti y como éste también estaba a cargo de la parte técnica del cine, con el administrador Figoni –jefe de relaciones laborales– le pidieron a Espinosa el ancla para exhibirla en el hall del cine, a lo que accedió. También fue testigo Agapito Incerti que era oficial soldador y montador y atendía las bombas extractoras.

Según el mismo informante, cierto día visitó El Chocón el prestigioso poeta y locutor Milton Aguilar. Quedó fascinado por el elemento marino y lo solicitó para la futura "Casa del Aborigen" que se crearía en Neuquén capital, pero como dicho proyecto no se concretaba la guardó en su departamento de calle Alcorta donde la descubrimos y lo fuimos persuadiendo de donarla y traerla a la Villa, lo que aceptó. Por su peso y otros pormenores no pudimos transportarla inmediatamente. Al fallecer Milton Aguilar fue a parar al jardín de su primera esposa, Ana Villarino, quién sabía de la donación, hasta que por fin la retiramos y estuvo en custodia en la "Biblioteca Patagónica". Hace un tiempo decidimos con mi esposa Beatriz Porqueras Morales su donación a la municipalidad de Villa El Chocón y ahora se encuentra ubicada en el museo municipal.

Último dato: es considerada como "un anclote tipo Almirantazgo, con cepo rebatible" según definición del Departamento de Estudios Históricos Navales, agregándose que "el hecho de ser rebatible es para permitir un mayor acomodamiento en la estiba, pues permite pasar todo el cepo a un costado y ubicarla a lo largo de la caña". Como tiene el n° 1757, es única en el mundo.

 
 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar