Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Informacion Historica 

ACCIONES NAVALES EN EL SIGLO XIX - EL CARIBE

 

Fuentes: Latin America, A Naval History- Robert L. Scheina- Naval Institute Press, Wikipedia, "Nicaragua Actual" y otras.

Ademas de los problemas de las nuevas naciones independientes del Caribe luego de sus guerras de independencia, tales como guerras civiles, ataques de filibusteros, confrontaciones con las potencias europeas y los EE UU, estaba la siempre presente la amenaza de reconquista por parte de España, que aun mantenia una fuerte presencia en Cuba y Puerto Rico.

A traves de todo el Siglo XIX, la isla de Hispaniola estuvo en constante conflicto. Haití, independiente desde 1804, habia tomado el control de toda la isla en 1822, tomandosela a los franceses y españoles. En 1844 la parte Este de la isla (La Republica Dominicana, o como fue frecuentemente llamada Santo Domingo, habitada principalmente por descendientes de españoles) declaro su independencia de Haití.

Le siguieron décadas de luchas entre ambas naciones, interrumpidas sólo por algunos breves períodos de tranqulidad. Se han peleado mas guerras entre ambos países que entre cualquier otras dos naciones en el hemisferio occidental.

Durante su lucha por independencia, las goletas Dominicanas General Santana, La Separacion Dominicana y La Maria Chica hicieron huir tres buques de guerra haitianos cerca de Azua e intercambaron  disparos con baterias de tierra durante la batalla de Tortuguera, el 15 de Abril de 1844. Aparentemente los Haitianos perdieron un barco por haberse encallado. El 27 de Septiembre de 1845 Haiti declaro un bloqueo de todos los puertos Dominicanos y ese mismo dia sus buques atacaron un escuadron Dominicano cerca de Mari-Baru.

El 21 de Diciembre las goletas Haitianas Unión, Dieu Prótege y Guerriére accidentalmente quedaron encalladas cerca del Puerto Plata y los Dominicanos tomaron 149 prisioneros sobrevivientes. Siguió una breve pausa en la lucha.

El 1º de Marzo de 1849 el corsario Dominicano 27 de Febrero transportó 200 hombres hacia Azua. Buques Dominicanos capturaron la goleta Caridad el 29 de Octubre, ademas de una cantidad de pequeñas embarcaciones en Aquin, Haiti. Luego la flota Dominicana bombardeó el pueblo de Pétit Riviére. El 6 de Diciembre la goleta Haitiana Picolet lucho con dos buques dominicanos y un poco mas tarde la goleta haitiana Avant-Garde y la corbeta dominicana Oliva intercambiaron disparo, pero estas acciones no tuvieron consecuencias.

Para 1854 ambos países estaban otra vez en guerra. Durante Mayo la fragata dominicana Cibao y la goleta Buenaventura comandadas por el General Juan Alejandro Acosta, hicieron un crucero por la costa sur de Haiti, destruyendo el comercio y haciendo desembarcos en la costa. En Noviembre el bergantin dominicano 27 de Febrero y la goleta Constitución capturaron al buque haitianao Clarisé y bombardearon L´Anse á Pitre y Sale Trou. Durante el huracan del 26 al 27 de Agosto de 1855, los dominicanos perdieron los buques de guerra Las Carreras, Buenaventura y La Constitución en el Rio Ozama y al goleta Mercedes en Puerto Plata. La lucha termino en 1856.

Las fuerzas navales tuvieron un rol muy pequeño en la guerra civil dominicana de 1857/58. Los buques gubernamentales bombardearon Matanzas el 11 de Septiembre de 1857 y la corbeta rebelde Desolación capturo varias goletas costeras.

En 1859 la armada Haitiana, en ayuda del emperador haitiano Faustin I contra rebeldes que querian instaurar una democracia, bombardeó Saint Marc, pero fueron rechazados por el Fuerte Gergerac. Faustin I perdió contra los republicanos.

En 1865 otra guerra civil estalló en Haití. Revolucionarios trataron de deponer al Presidente Gerrard desde una base en Cap Haitien. El buque de guerra norteamericano De Soto navego hacia ese puerto para la seguridad de los residentes norteamericanos. El 19 de Octubre hubo una confrontacion entre el vapor rebelde Providence, que habia tratado de detener al vapor correo britanico "Jamaica Packet" y el sloop de 1ª clase HMS Bulldog, con casco de madera y propulsion a paletas; hundio al Provience y a otro buque rebelde.

Luego de ésto, los revolucionarios tomaron prisioneros a refugiados en el Consulado Británico, lo que fue considerado una afrenta, por lo que el 23 de Octubre el HMS Bulldog ataco el fuerte que guardaba la entrada al puerto y las baterias de la ciudad. Mientras hacia ésto, el vapor de la Royal Navy encalló dentro del puerto, pero continuó disparando. El buque norteamericano USS De Soto envio sus botes a rescatar a los civiles prisionerow, pero se nego a remolcar al Bulldog fuera del puerto, aunque retiro con sus botes a los heridos y enfermos del Bulldog.

Luego de la explosion de una caldera del HMS Buldog y sin poder extrincarse del arrecife, los británicos debieron volar su buque y salir del puerto en sus botes.

El USS De Soto se retiro del puerto al dia siguiente, llevando los heridos británicos a Jamaica, antes de volver a Port Au Prince, para desembarcar a los muchos extranjeros sacados de Cap Haitien. De regreso alli el 7 de Noviembre, trato de negociar con el escuadron británico del Capitan Macquire en el HMS Galatea, para tratar de prevenir un bombardeo de la ciudad, especialmente debido a que los americanos temian que este acto fomentaria ataques a extranjeros en toda Haiti. Pero estas conversaciones fallaron y el 9 de Noviembre el escuadron británico bombardeó al ciudad, en conjunto con un ataque de las fuerzas del Presidente Gerrard.

El HMS Galatea bombardea los fuertes de Cap Haitien

Los rebeldes, vencidos, se refugiaron en el USS De Soto, que los llevo a Monte Christo en la Republica Dominicana.

En una nueva revolucion en Haiti en Mayo de 1868, los dos buques de guerra Liberté y Sylvain se fueron al bando rebelde. El gobierno compro el buque Pétion y lo tripulò con aventureros americanos, J. Frederick Nickels, el comandante, fue hecho almirante por el gobierno haitiano. El 20 de Sept de 1868 hundió al Sylvain cerca de Petit Goave, mientras que el Liberté fue metido en la playa por su tripulacion. El 4 de Octubre el Pétion, con la ayuda de una segunda cañonera, ataco las posiciones rebeldes en Jérémie y los fuertes de Télémaque y La Pointe sin éxito. Para engañar a los rebeldes la tripulacion del Pétion (donde estaba tambien el ministro de los EEUU Gideon Hollister) sorpresivamente bajo la bendera de los EEUU e izo la de Haiti.

Mont Organizé, ex Columbia, ex-Columbia, ex-USS Quaker City (sirvió en la USN 1861-1865) vendido 1871 rebautizado Republique. Se hundio cerca de Bermuda luego d euna explosion de su caldera, el 25 de Febrero de 1871. A este buque se refirio Mark Twain en "Innocents Abroad."

En su proxima accion el gobierno desembarco tropas y capturó Miragoane el 19.11.1868. La armada haitiana bombardeo Cayes intermitentemente por nueve meses pero dejo de hacerlo el 31 de Octubre. Los rebeldes ahora compraron dos buques mercantes de los EEUU y los bautizaron Mont Organizé y el République.

Salnave, ex USS Maratanza

El 14 de Septiembre de 1869 ambas flotas se enfrentaron en la Batalla de Le Borgne, cerca de Port de Paix. Cuando los buques gubernamentales Salnave y Pétion atacaron a los rebeldes Mont Organizé y Republique, el Salnave fue chocado  y solo podia navega en circulos, el République rompió una cañeria de vapor y no tenia poptencia para sus máquinas, mientras que el Mont Organizé recibió 26 disparos y estaba haciendo agua. El Pétion remolcó al Salnave hacia el Cap, mientras que los dos buques rebeldes llegaron a Acul.

Mientras tanto, el gobierno haitiano habia aumentado su flota. El Antiguo USS Pequot fue comprado bajo el nombre de Terreur (abandonado en 1875) y el viejo USS Atlanta fue adquirido por $ 160.000 en oro y rebautizado Triumph, pero se perdio ne Cabo Hatteras en Diciembre de 1869, en viaje a Haiti, posiblemente sobrecargado con municiones

USS Atlanta, barco confederado, luego Triumph, hundido antes de llegar a Haiti.

El Pétion se pasó al lado rebelde y, junto con los reparados Mont Organizé y République, atacaron Port au Prince. Alli las fuerzas rebeldes capturaron al Terreur a las 0300 del 18 de Diciembre, sin disparar un tiro. El oficial de artilleria del Terreur, un norteamericano, fue forzado a punta de pistola a disparar contra el palacio presidencial. donde se almacenaban 2.000 barriles de pólvora. En pocos segundos el palacio y una buena parte de Port au Prince volaron y en poco tiempo el presidente fué capturado y ejecutado. Los rebeldes habian ganado.

El 18 de Abril de 1893, el Presidente Ulises Heureaux de la republica Dominicana y Florville Hyppolite de Haiti se unieron en sus respectivos buques en la Bahia de Manzanillos, terminando décadas de hostilidades.


LOS FILIBUSTEROS

Los filibusteros fueron una plaga tambien en el Caribe. Entre estos auto-elegidos, generalmente revolucionarios norteamericanos que invadieron México y naciones de America Central y del Caribe, llevando el caos a gobiernos débiles, el más notorio fué William Walker.

Tenía apenas treinta y seis años de edad cuando murió. Nacido en Nashvílle, Tennessee, en 1824, fue educado para abogado. Su padre, un banquero Escocés, ocupó una posición prominente en la sociedad, y gozó del respeto de la comunidad en que vivió. El hijo fue un incorregible. Fracasó como abogado; probó la medicina, y no logró ningún éxito en esa profesión; finalmente, se dedicó al periodismo, y así, en 1851, en el centro de la civilización en las vertientes del Pacífico, se destaca como editor de un periódico en San Francisco.

Parece probable que el inquieto y turbulento espíritu de las gentes con que vivió, formaron las aspiraciones vagas de William Walker. No tenía mucho tiempo en California y estaba haciendo un buen negocio, cuando repentinamente cruzó la frontera, y ocupando ilegalmente terrenos baldíos en el Norte de México, proclamó "una República Independiente de Baja California."

Esta farsa no duró mucho. Hubo agitación entre las autoridades Mexicanas y un remedo de vigilancia entre las tropas de los Estados Unidos; pero la verdad de la cuestión era que la "República Independiente" y sus recién constituidos gobernantes no tenían nada que comer. Walker y su grupo se entregaron a los funcionarios aduaneros de los Estados Unidos, él pasó por una forma de juicio, y fue
rápidamente absuelto. En esa época el filibusterismo estaba de moda.

No escarmentado por la experiencia, sino más bien animado por la simpatía que sus no muy gloriosas hazañas le habían acarreado, Walker, dos años después emprendió su segunda refriega filibustera. Los Democráticos de Nicaragua le ofrecieron veinte mil acres de tierras por pelear a su lado contra el partido aristócrata. Una oferta similar llevó a Sir. De Lacy Evans a pelear contra los Carlistas en España, al General Guyon a tomar el mando en el ejército Húngaro de independencia, a Lord Cochrane a un puesto de importancia en Sur América; Lafayette y Steuben pelearon por menos en los Estados Unidos, el General Church se satisfizo por menos en Grecia y el Coronel Upton en Rusia. El General Walker puso aún más condiciones en favor de sus hombres, luego fletó su embarcación.

Cinco años atras esa embarcación, el Vesta, estaba en el puerto de San Francisco, con el General Walker y cincuenta y seis hombres a bordo. Estaba embargada. Un funcionario de la policía estaba en posesión. A la medianoche del Lunes, 4 de Mayo, Walker pidió al funcionario bajar a su camarote a examinar unos papeles. El candido funcionario accedió. La puerta se cerró y fue informado que estaba prisionero.
"Allí, señor," le dijo Walker con su voz pausada, "hay tabacos y champan; y también, esposas y grillos. Le ruego que escoja." El Funcionario, un hombre sensato, tomó de lo primero, y estaba en muy alegre estado de ánimo cuando fue puesto a bordo del remolcador que lo llevó de regreso al lugar de sus deberes oficíales.

En el mes de Junio el General Walker llegó a Nicaragua. Los Serviles estaban preparados en masa para resistirlo; Sostuvo una batalla cada tres semanas. La toma de Granada fue inmediatamente seguida por la masacre de Bahía de la Virgen, y la necesaria instalación del General Walker en el poder de Nicaragua.

Walker fue, indudablemente, un hombre dañino, mejor fuera de este mundo que en él. Nunca demostró una habilidad constructiva; sus energías fueron totalmente destructoras. Fue valiente, perseverante y enérgico; pero tuvo muy poca o ninguna previsión, ningún escrúpulo de honor o de conciencia y ni una chispa de piedad humana en su corazón. Sus obras, de la primera a la última, fueron más bien dañinas que saludables para el mundo.

En el curso de un pequeño intervalo se firmó un tratado de paz entre las partes en discordia; un nativo llamado Patricio Rivas fue nombrado Presidente, y Walker, General en Jefe del Ejército. Este fue el momento culminante de la carrera de Walker. Mantenía el verdadero poder en el Gobierno de Nicaragua, siendo Rivas simplemente su instrumento. Tenía una buena ruta del tránsito en total operación, la que le traía centenares de inmigrantes cada mes.

Gran Bretaña y los Estados Unidos, cansados de los fracasados intentos de los Hispanoamericanos para establecer gobiernos estables, estaban ambos dispuestos a reconocerlo y ayudarle. En este país, especialmente, todos estaban a su favor; podría obtener dinero y hombres en cualquier cantidad con sólo pedirlos. Finalmente, hay razón para creer que la mejor gente de Nicaragua estaba fascinada por su brillante éxito, y realmente creía que estaba destinado a ser el regenerador de su patria.

Todo este bello edificio de poder actual y de futuras perspectivas, Walker procedió ahora deliberadamente a destruir. Fusiló a Corral, su antiguo enemigo, jefe de los Serviles - un caballero centroamericano en alta estima - acusándolo de haber conspirado contra el gobierno que juntos habían logrado establecer. Revocó, sin causa alguna, la concesión de la Compañía de Tránsito, y embargó los vapores que pertenecían a ciudadanos Americanos, aislándose él mismo y al país del mundo exterior, y cerrando la puerta a la inmigración.

Le hizo la guerra a Costa Rica, y dirigió los asuntos tan mal que sus tropas fueron derrotadas al primer encuentro. Perdió la paciencia con Rivas, lo destituyó y usurpó la Presidencia. Desde ese momento hasta el final de la campaña Nicaragüenses su historia fue una de derrotas, desastres, desengaños y zozobras. Los Nicaragüenses y los Costarricenses se unieron contra él; lo arrojaron de todas partes, y por fin lo acosaron tanto, que si no ha sido por la presencia de una corbeta de guerra Americana, que lo recibió a bordo con sus seguidores, él hubiera perecido allí mismo. Así terminó la segunda expedición filibustera de Walker.

La tercera y cuarta expediciones, ambas dirigidas contra Nicaragua, pueden ser descritas brevemente. Ambas fueron mal aconsejadas y mal planeadas; ambas fracasaron miserablemente; ambas hubieran terminado fatalmente para Walker y sus seguidores si no hubiera sido por la oportuna intervención de barcos de guerra Americanos y Británicos.

El quinto y último asalto filibustero fue originalmente destinado contra las famosas Islas de la Bahía que Gran Bretaña está justamente ahora cediendo a Honduras. Varios residentes Anglosajones de las islas habían expresado su inconformidad en ser devueltos a Honduras; Walker vio la oportunidad de crear un nuevo imperio independiente. Desafortunadamente para él, Honduras previo su juego, y pidió a Gran Bretaña retardara la cesión de las islas. Desengañado en esa forma, Walker navegó por doquiera en la Bahía de Honduras por algunas semanas, Buscando literalmente a quien devorar, y finalmente, para su ruina, cayó sobre Trujillo. Forzado a evacuar este lugar por el buque de guerrra Británico Icarus, fue perseguido hasta ser acorralado por los Hondureños; y rehusando pedir protección ya fuese Británica o Americana, murió la muerte de un soldado a manos de las autoridades Hondureñas.
 

Pero Walker no fué el único. En 1883 92 hombres desembarcaron del buque mercante Tropic, cerca de Souce Salée, Haití.  El gobierno envio 1200 hombres en los vapores Bois de Chene, L´Egalité y L´Estére para atacarlos, pero el mercante Alvena con éxito logro evadir el bloqueo y les llevo elementos a los rebeldes, los que tamien compraron el vapor de la royal mail Eider, rebautizado La Patrie, usandolo como un corsario.

En éste rol La Patrie fue muy dañado y empujado a Jacmel por la cañonera Dessalines. La revuelta fue terminada para Junio de 1883- En 1888 el Dessalines capturo al mercante americano Haytian Republic, que estaba llevando filibusteros, y lo entrego a un buque de guerra norteamericano.


Intervenciones

En algun momento la mayoria de las naciones caribeñas fueron bloqueadas, bombardeadas o invadidas por armadas de Europa o de los estados Unidos. - Ver "Actividades Navales Extranjeras en Latinoamerica" -

La que sufrio mas intervenciones fue sin duda Panamá., una provincia de Colombia hasta 1903. Esta área era un caldero de revoluciones a traves de todo el Siglo XIX y cuando estas acciones ponian en peligro el status politico o economico de una potencia naval en el istmo, esta potencia intervenía. A menudo la interferencia era a favor del gobierno colombiano, pero en ocasiones estaba dirigida a ayudar a la causa rebelde, y era poco lo que la débil flota de guerra de Colombia podía hacer.

Esto era el estado de cosas en 1903, cuando la US Navy garantizó el éxito de una rebelion, que llevo a Panama a ser una nacion y que Colombia no pudo hacer nada para evitarlo. De inmediato que estallara esa revolucion, la cañonera colombiana Almirante Lezo fue despachada a Panamá llevado 500 soldados. Llego a Colon (antes Aspinwall), la termina caribeña del FFCC trans Panamá el 2 de Noviembre, Al dia siguiente los marines del crucero Nashville se negaron a permitir a las tropas colombianas usar el mismo para dirigirse a la ciudad de Panamá, ya que no podian pagar los boletos de tren (!) en el FFCC operado y perteneciente a los EEUU.

USS Nashville

Mientras tanto, del lado del Pacífico de Panamá, una cañonera colombiana disparó las unicas seis balas de cañon que llevaba hacia la ciudad de Panama, matando a un chino y a un perro. El 4 de Noviembre Panama declaro su independencia, que los EEU reconocieron al dia siguiente (extraoficialmente) y una semana mas tarde de modo oficial.

En algunas ocasiones buques de guerra latino americanos debieron enfrentarse a oponentes vastamente superiores. Los cruceros alemanes Gazelle y Vineta capturaron a los buques haitianos Mont Organizé y Unión por sorpresa, mientras estaban anclados en Port-au-Prince el 11 de Junio de 1872. Fueron retornados luego que se pagara una deuda de tres mil libras.

Vineta

Treinta años mas tarde, el 7 de Septiembre de 1902, la cañonera alemana Panther indirectamente causo la destruccion de la cañonera haitiana Crete a Pierro cerca de Gonaires, cuando el almirante Hamerton Killick decidio volarse él y su buque para prevenir su captura.

Al norte de Sud America, la Republica de Gran Colombia, compuesta por Ecuador, Colombia y Venezuela, se disolvió en 1830. Por el resto de ese siglo estas republicas tuvieron luchas internas en las cuales el poder naval casi no tuvo ninguna ingerencia..

Venezuela, como muchos otros paises Latino Americano, especialmente los caribeños, fue objeto de frecuentes amenazas por flotas extranjeras, para 1899, estaba terriblemente endeudada. Los distintos gobiernos y las sucesivas "revoluciones" que los derrocaban vaciaron el Erario público y dejaron al Estado casi en la ruina. Para completar el cuadro agónico, otra revolución había derrocado al gobierno del general Ignacio Andrade; esta vez, los insurgentes estaban liderados por Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez. Castro asumió la presidencia de la República en octubre de 1899 en esa situación.

Las deudas del Estado venezolano con institutos de crédito extranjeros eran enormes. Incluso, la más escandalosa la representó un crédito solicitado por 50 millones de bolívares al banco alemán Disconto Gesellschaft en 1896, durante el gobierno del general Joaquín Crespo, para ampliar la red ferroviaria: los trabajos no se completaron y el dinero se esfumó en las manos del propio banco. Estas deudas motivaron a los gobiernos de los institutos bancarios a plantear un reclamo ante el gobierno venezolano por el pago de estas deudas. No obstante, Alemania tenía otros planes.

La política imperialista del Káiser Guillermo II, impulsada por la petición de "un lugar bajo el sol" de su ministro de Asuntos Exteriores, Bernhard von Bülow, iba acompañada por el impulso de otra de las ambiciones del Kaiser: el desarrollo de una poderosa flota. Para ello contaba con la experiencia del almirante Alfred von Tirpitz.

En ese contexto, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, John Hay, en abril de 1901, ordenó al Encargado de Negocios estadounidense en Berlín que investigara sobre las intenciones del gobierno imperial de anexionarse la isla de Margarita. Al parecer, la información obtenida era sensible: la ubicación de la isla era sumamente estratégica, pues estaría cerca del futuro Canal de Panamá, además podría brindarle una excelente posición de cobertura a la flota alemana.

Una vez informado, el diplomático estadounidense tenía instrucciones de Hay de advertir al gobierno alemán de que sus intenciones eran contrarias a la Doctrina Monroe, que preconaba la no intromisión de potencias europeas en suelo americano. Entonces, el gobierno alemán comenzó una serie de presiones diplomáticas contra el gobierno venezolano para el pago de sus deudas con súbditos alemanes. A ese reclamo se sumó Inglaterra, y más tarde Francia e Italia. Los documentos intercambiados hablaban, incluso, de un "castigo militar a Venezuela".

En el interín, ya se había considerado el castigo al país suramericano, pero el Káiser prefirió esperar el resultado de una "visita de cortesía" que realizó el Príncipe Heinrich de Prusia, hermano menor del Kaiser, a los EE.UU. a principios de 1902. Luego de ésta, y de algunas otras conversaciones, el embajador alemán en Washington, barón Theodor von Holleben, anunció a Hay en julio de 1902 que efectuaría un "bloqueo pacífico" a las costas de Venezuela, y que "bajo ninguna circunstancia consideramos consideramos la adquisición o la ocupación permanente de territorio venezolano".

El 8 de diciembre de 1902, veintinueve buques de guerra alemanes y británicos hicieron acto de presencia en puertos venezolanos, bloqueándolos, y apresando y hundiendo a las pequeñas embarcaciones venezolanas. El presidente Cirpiano Castro lanzó una encendida Proclama al país al día siguiente, cuyo encabezado se hizo célebre:

"Venezolanos:

¡La planta insolente del Extranjero ha profanado el sagrado suelo de la Patria!
"

A pesar de la intención "pacífica" del bloqueo, hubo momentos de tensión: en Puerto Cabello, el 13 de diciembre un grupo de civiles asaltó el mercante inglés Topaze, arriaron la bandera inglesa y apresaron a la tripulación. Sin embargo, por señales de auxilio, el buque de guerra alemán SMS Vineta dio aviso al crucero HMS Charibdys, cuyo comandante envió a puerto lanchas con tripulación armada y recuperaron el mercante. Los comandantes de los buques mencionados dieron un ultimátum a las autoridades del puerto de rendir explicaciones y disculparse por el ataque al mercante; como éste no fue contestado, ambas naves bombardearon los castillos Libertador y Solano, a la entrada del puerto, llegando a tomarlos. Eleazar López Contreras menciona que no tomaron toda la ciudad gracias a la intervención del vicecónsul estadounidense.

SMS Panther

En otro incidente aislado, el 17 de enero de 1903, el crucero SMS Panther intentó tomar la Fortaleza de San Carlos, cerca de Maracaibo, pero la Fortaleza, comandada por el general Jorge Bello, lo recibió con fuego de artillería. Ante la inesperada respuesta de la plaza, el crucero buscó apoyo en el SMS Vineta; hubo un fuerte intercambio de artillería el 21 de enero, y ante lo infructuoso de la operación, los buques recibieron órdenes de retirarse a prudente distancia de los cañones del fuerte para seguir con la disposición de "bloqueo pacífico". La fortaleza quedó casi destruida, y su personal sufrió numerosas bajas. López Contreras no vaciló en decir que Bello y sus soldados "salvaron el honor de la Patria".

Después de varios días, el presidente de los Estados Unidos, Teodoro Roosevelt, llamó a su despacho al embajador von Holleben y le advirtió que de no retirar Alemania sus fuerzas, se enviaría una escuadra de la flota estadounidense al mando del almirante George Dewey para evitar cualquier intento de ocupación de territorio venezolano. Finalmente, el gobierno alemán consintió en retirar sus buques y se sometió a un tratado de arbitraje que se celebró en Washington en febrero de 1903 (conocido como el Protocolo de Washington), donde se decidió que Venezuela pagaría 165 millones de bolívares (unos 38 millones de dólares, que se terminaron de pagar en 1912). Con el tratado, se levantó el bloqueo.

Historiadores venezolanos y estadounidenses concuerdan que este bloqueo alemán tenía por intención real capturar la isla de Margarita. Polanco Alcántara menciona que "los documentos diplomáticos conocidos señalan, claramente, la intención alemana de tomar posesión, a modo de castigo, de una parte cualquiera de las costas venezolanas y el sitio más cómodo para ellos era la Isla de Margarita". Por su parte, López Contreras menciona que Alemania quería "adquirir una zona de costa en América, especialmente en el Caribe". Hasta el biógrafo de Roosevelt, Henry Pringle, menciona esa teoría.

El 29 de Diciembre el Ministro de Relaciones Exteriores Argentino. Luis Maria Drago, habló publicamente contra la colecta forzada de deudas por potencias navales maritimas europeas, un acto que Venezuela pagaria de vuelta al apoyar a la Argentina, por la diplomacia y armas, por la gesta de Malvinas en 1982. El bloqueo venezolano terminó el 17 de Febrero de 1903.

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar