Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Informacion Historica 

Astillero Carmelo de MDF SA

Por Juan Francisco Bacigalupe, Carmelo, Dic 2009.

Historia Personal del Astillero Carmelo Directores Navales Directorios y Directores
Construcciones de los P20C Embarcaciones construidas y reparadas Testimonios y colaboraciones Entrega Pte Berreta

Metalúrgica y Dique Flotante S.A. [7] 

  

Su sede central estaba ubicada en la calle Andes 1478 en Montevideo y con oficinas en Buenos Aires en Belgrano 1480.

Su origen surge en 1942 cuando el Ing. Carlos Vegh Garzón, socio y Gerente General de la firma “Tourniée y Cía”, que giraba en el ramo de talleres metalúrgicos de alta precisión, le propuso a un “grupo de capitalistas” (ver directorios y directivos) la creación de una fábrica de acero y laminación. A este grupo le sobraba conocimiento, experiencia y vinculaciones. Luego de varias ideas preliminares prometía el negocio ser “muy brillante”, aunque la coyuntura no era para nada favorable. Los países proveedores naturales de materias primas y de bienes de capital, estaban en plena contienda de la segunda guerra mundial, a esto se agregaba la carencia de bodegas.

Sin embargo Uruguay al igual que muchos gobiernos de América Latina, aplicaban desde finales de la década del “30” el conocido “modelo ISI” (industrialización por sustitución de importaciones). Este modelo se basaba en el aprovechamiento del ingreso de numerosos e importantes capitales que buscaban seguridad de la plaza. Permitía estimular un mayor desarrollo industrial, a producir bienes de consumo, aprovechar la creciente mano de obra urbana por efecto de la migración del campo a la ciudad, contribuir al desarrollo autónomo, crecimiento de mercado interno, fomentar el ahorro nacional, incrementar el sentimiento de defensa nacional, etc. Así el Estado tomó una mayor participación en la vida económica y en lo social aplicó políticas redistributivas mejorando a amplias capas de la población. Además la situación conflictiva internacional favorecía las exportaciones tradicionales uruguayas: más y a mejores precios de productos como carne, lana, cueros, cereales, etc. De todas formas este modelo generaba inflación por lo que el gobierno trataba de controlar, cosa que lograba en forma parcial.

Los estudios de factibilidad de los empresarios comenzaron inmediatamente e insumieron todo el año de 1942.  La mayor dificultad radicaba en el compromiso de EE.UU. de proporcionar las “licencias de exportación”, dado que con motivo de la guerra era muy difícil su obtención. Los estudios preliminares estuvieron a cargo de los representantes de los grupos Ameglio, Vitelli y Rohr. Para la instalación de la fábrica se manejaron cinco razones de importancia que justificaban la empresa proyectada: 1.Aprovechamiento del hierro viejo (chatarra) del país. 2. Carencia de hierro redondo en el Uruguay. 3. Ahorro de divisas. 4. Defensa Nacional y 5. Razones sociales. Cabe mencionar que existía en el país un amplio marco legal favorecedor de estas industrias y su expansión, como la ley Nº 10.000 “Contralor de Exportaciones e Importaciones” del 1º de enero de 1941 y la ley Nº 10.079 de “Privilegios Industriales” del 14 de noviembre del mismo año.

La construcción de la fábrica comenzó el 2 de enero de 1943 y culminó sus trabajos en septiembre del mismo año. Se habían instalado un alto horno Siemens-Martins y las líneas de laminación y galvanización. La nueva planta industrial ubicada en la calle Conciliación y el arroyo Miguelete con el nombre de ACINDUR comienza a fabricar hierro y acero galvanizado. Al principio abastecía a otras industrias básicas como: agropecuaria, construcción, transporte, obras públicas, etc. El directorio informaba que trabajaba a pleno y se había triplicado su prevista producción.

Sin embargo un informe elaborado por el Gerente General Ing. Carlos Vegh Garzón decía que la planta no reunía las condiciones necesarias y que la maquinaria adquirida presentaba serias dificultades para producir.

El directorio emitió el 16 de agosto de 1944 nuevas acciones y se transformó en “LA METALÚRGICA URUGUAYA”, de vida muy corta ya que la intención era exclusivamente financiera. La nueva sociedad quedó constituida con Laminación y Fundición de acero de (ACINDUR) y “Metalúrgica Uruguaya” con dos plantas: “Fundición Modelo” en la calle Zapucay y “Galvanización de Chapa” en la rambla Sud América.

   

En ese mismo año y con el aval de la asamblea de accionistas el directorio se encontraba con más iniciativas que apuntaban a la continua diversificación: realizó un contrato con la United Status Steel Export Co. para la instalación de una fábrica de trafilación de alambres, bulones y clavos. A su vez se destinaron fondos para una nueva sociedad: LANASUR S.A. (Industrializadora de Lanas Uruguayas SA) que se dedica al lavadero e hilandería de lanas, adquiriendo el predio en Av. De las Instrucciones y Carlos A. López. Otra fue la realización de “trabajos preliminares” para la empresa anexándole el negocio de Diques Flotantes y Construcciones Navales. Estos “trabajos preliminares” venían siendo estudiados por un grupo de técnicos uruguayos desde 1942, dato no menor ya que el gobierno –en ese año-  tenía una preocupación por lo relativo al mejoramiento de una marina mercante nacional. Además –dada la capacidad y tecnología de la empresa- se hacía hincapié en un acuerdo realizado con la Cía Moore Mac Cormac de Nueva York, para la construcción de 10 chatas de 300 toneladas en Carmelo con destino a Buenos Aires. En plena expansión y para “completar” el negocio creó una subsidiaria “Uruguay Mar” con el fin de poner en movimiento a todas las embarcaciones que se construirían en Carmelo.

El momento no podía ser mejor, con tal situación su vicepresidente Raúl Rohr viajó a EE.UU.,  trajo el “negocio magnífico” para fabricar diques flotantes de hormigón armado[8] y se creó una subsidiaria de nombre “TRANSMAR” para su explotación. Se adquiere el predio en la desembocadura del arroyo Pantanoso en la bahía de Montevideo con un frente marítimo de 300 metros, para producir los diques flotantes y por recomendación de expertos en el tema la construcción de un dique seco (actual Escuela Técnica Marítima dependiente del CETP). En Carmelo se adquiere el astillero de C.N.U.L. y el predio contiguo (actual ERCNA dependiente del CETP).

Para estas millonarias inversiones se pidieron préstamos a casi todos los bancos de plaza y se hipotecaron bienes. Nació así otra nueva empresa a partir del 1º de enero de 1945, emitiendo acciones a nombre de  Metalúrgica y Dique Flotante S.A.  

  

Las investigaciones de 1945. 

En la prensa se denunciaron por varios días y en grandes titulares, graves acusaciones sobre el accionar del gobierno colorado. Fueron tales las denuncias que el Partido Nacional decidió acompañar con su numerosa bancada parlamentaria, a los diputados: Dr. Francisco A. Gilmet, representante por Florida y el Sr. Enrique L. Oribe Coronel por Cerro Largo, a presentar al plenario de la Cámara de Representantes las presuntas implicancias de integrantes del gobierno en empresas y directorios de sociedades anónimas.

Se resolvió crear una Comisión Investigadora[9] por la cual pasaron decenas de personas a declarar, por espacio de varios meses: directores, gerentes y representantes de las más variadas empresas de sociedades anónimas tales como: bancarias, metalúrgicas, eléctricas, barraqueras, hoteleras y cinematográficas. También varios políticos: ministros, directores de entes y funcionarios del gobierno en sus distintos cargos. Incluso al hijo del Presidente de la República, acusado de querer, incidir y favorecer a algunas empresas desde su profesión.

En el caso de M.D.F. S.A, eran varios los cuestionamientos: un ministro del Poder Ejecutivo sospechoso de integrar el directorio y redactar decretos que beneficiaba claramente a la empresa con la mercadería que esta producía. Al igual que un director de la Administración Nacional de Puertos de integrar la empresa y de enviar trabajos a C.N.U.L[10], con el agravante de suministrarle maquinaria y herramientas de propiedad del estado. Las investigaciones culminaron sin consecuencias.  

Astillero Carmelo: sus orígenes 5

En los comienzos existía un pequeño predio con elementales construcciones y rústico varadero cuyos varales eran de eucaliptus, propiedad de un “Ing. francés”[11]. Contiguo se erigía una cancha de fútbol denominada “18 de Julio”. Allí se disputaron importantes encuentros y se recuerda aún el partido –ante 1.500 personas- entre la Selección  Uruguaya[12] y la de Carmelo realizado el 18 de noviembre de 1923. 

Antes de CNUL.Aprox. 1929. HA15 del MOP. Rafael Pellegrino-Véliz-Vasco Tellechea-Camargo-s/identificar-s/identificar-Manuel Santos Moreira-Julio Echevarría-Antonio Porta-Domínguez.

 (Nota: Gonzalo Palacios nos ha enviado un mensaje ya que reconoció a su abuelo, Antonio Porta, en la foto de arriba. El segundo desde la derecha. Antonio Porta era nacido en Camelo, calafate y reconocido por au aporte a la náutica de zona Norte del Bs As y Carmelo. Casualmente algunas de sus herramientas serán expuestas en el Salon Nautico de San Fernando en octubre del 2015)

Varios años después el predio y las instalaciones fueron adquiridas por la empresa “Constructora Naval Uruguaya Limitada” (C.N.U.L.) con sede en Montevideo en la calle Zabala 1577, cuyo principal era el Capitán de la Armada Nacional Juan Manuel Canosa. A cargo del astillero estaba el Sr. Leandro Moras[13]. Posteriormente a finales de 1944, M.D.F. S.A. adquiere C.N.U.L y además el predio que ocupaba la cancha “18 de Julio”.

CNUL. 1944. ANCAP II

La empresa se abocó a construir el “Astillero Carmelo” de acuerdo al crecimiento, desarrollo y alta tecnología que se pretendía. El Cap. Francisco Antonio Risso Villaboas por entonces era Inspector de la Marina Mercante Nacional y pasó a prestar servicios en Comisión en Misión de Especialización con el cargo de Ing. Administrador del Astillero Carmelo el día 22 de octubre de 1945, contrato que desempeñó por dos años. Finalizado el período retorna el Cap. Risso a la Armada Nacional y sigue desarrollando su carrera militar. Lo sustituye en el puesto el Cap. Homero Martínez Montero, quién se mantuvo hasta el cierre del astillero.

Características técnicas

El astillero estaba con portón de acceso y ubicado sobre la calle 18 de julio comprendiendo la margen derecha del Arroyo de las Vacas. El predio tiene una extensión de dos Has. y tiene una superficie edificada de 2.460 m2.

La estructura de organización era sencilla y comprendía las siguientes secciones: Calderería, Hojalatería, Soldadura, Mecánica, Carpintería de Ribera, Maniobras, Construcciones Obra Blanca, Almacenes, Administración, Oficina Técnica y Dirección. Sobre el edificio mayor tiene una sala de trazado o de gálibos con una superficie de 600 m2 que la hace única en el país.

La escala está orientada en paralelo al Arroyo de las Vacas con un declive de 8º. Los varales son de madera de curupay traídos del Paraguay y a continuación sumergida tiene 26 mts. de longitud, que la distingue de la mayoría de los astilleros del país. Para la movilización de las “anguilas”, estaba provista de guinches a vapor, además de guinches móviles tipo “Kranecar”.

Todas las secciones tenían instalaciones y maquinarias de última generación para la época, proveniente en su mayoría de EE.UU. que aún se conservan y se utilizan en la actual Escuela de Reparaciones Construcciones Navales y Anexos, dependiente del Consejo Educación Técnico Profesional.

Construcción del Varadero.

 

    

 

Escala1 Empalmado del piso de madera dura sobre las jácenas

 

Construcción de una “anguila” de curupay de 60 mts de largo por 050 mt y por 1 mt. 

 

Castro-Rataro y Martínez  (Izq) y Giménez-Rataro-Martínez (Der.)

 Depósitos de aire comprimido

Reparaciones y construcciones

 En la corta vida del “Astillero Carmelo”, se repararon decenas de embarcaciones de diferentes portes como el remolcador COPUL, de empresas privadas o dragas para el MOP. También llegaban procedentes de EE.UU. embarcaciones en partes: se armaban,  acondicionaban y se exportaban a la Argentina. Éstas fueron las chatas “Mooremack” de 300 tls. donde se botaron las 10 del contrato.

 

Pero sin duda lo más destacable y novedoso fue que se construyeran en serie, utilizando soldadura al arco eléctrico seis buques de 1.000 tls. denominados “Motonaves P20C”. Además eran los únicos buques -por esta región- provistos de grúas mecánicas para la carga y descarga de las mercaderías. El diseño de estos barcos de cabotaje, fue  realizado por la firma estadounidense  Cox y Stevens, adaptadas por el Ing. José Bozzano, con la aprobación de la más alta calificación del “Lloyd’s Register of Shipping”. Todas ellas fueron botadas entre el 4 de octubre de 1947 y los primeros meses de 1949. Las tres primeras: “Presidente Berreta”, “Cruz del Sur” y “Boyero”, fueron lanzadas al agua totalmente equipadas, en tanto que las restantes solo los cascos.

Otra de las embarcaciones construidas fue la denominada auto-balsa “General Artigas” que cruzaba el Río Negro en la ciudad de Mercedes. Esta era la única auto-propulsada y fue diseñada especialmente por encargo de la Dirección de Hidrografía del Ministerio de Obras Públicas.

Las directivas y los planos para la construcciones o reparaciones provenían de la Gerencia Naval de MDF en Montevideo cuyo Gerente era el prestigioso Ing. Arq. Naval José Alfredo Bozzano Baglietto de nacionalidad paraguaya. Él diseñó embarcaciones y adaptó otras –para nuestros ríos- provenientes sus planos principalmente de EE.UU.  En Carmelo se aplicaban tal como venían y las correcciones –si existían- eran menores. Las distintas “partes” se dibujaban a tamaño normal o a escala en el piso de la sala de trazados o de “gálibos”, que tiene una superficie de 600 mts.2. Luego se sacaba el molde en plantillas de madera de pino blando y se enviaban a las respectivas secciones para su confección. El personal en la sala circulaba con los pies cubiertos con medias especiales blancas, para no afectar los dibujos trazados. Finalizados los trabajos se pintaba el piso y comenzaba de nuevo la operación. 

 

Sala de Gálibos. Se aprecia el tablero de dibujo, plantilla de timón y cuaderna de proa. Geremías Mazzeo, Nelson Guerrero (paraguayo) Gilberto Araújo, Juan Ordina y Miguel Paladino

Destino de las seis “Motonaves P20C”.9

1.”Tomás Berreta” de bandera uruguaya, estuvo en viajes de cabotaje en Uruguay principalmente por el litoral. Luego la adquirió una empresa paraguaya y cambió el nombre y bandera por el de “Virgen de la Aurora” Matrícula 1407 del Paraguay. Hasta la década del “60” estuvo navegando en diferentes destinos como: Asunción, Buenos Aires y Montevideo. El 29 de marzo de 1994, se hundió en el puerto de Buenos Aires en el momento que estaba realizando -en la Darsena D de puerto nuevo- operaciones de trasbordo directa de contenedores desde un buque ruso. El barco paraguayo, propiedad del empresario Sr. Roberto Toñanez dio una vuelta campana y se hundió en minutos, perdiendo la vida su capitán don Adolfo Gaona de 63 años y desapareciendo un hombre de la sala de máquinas. “Virgen de la Aurora” había zarpado de Montevideo con 13 contenedores rumbo a Buenos Aires para completar allí su carga y seguir hasta Asunción. Cabe destacar que dicho barco había sido reformado para convertirse en una nave apta para el transporte de 53 contenedores. Fue reflotado por una empresa de salvamento argentina y posiblemente haya continuado en la actividad fluvial.[15]

2.”Cruz del Sur”. Naufragó en 1970 en la isla de Hornos frente a la costa de la ciudad de Colonia.

3. La “Corporación Argentina de Carnes” la adquiere en 1970, para transporte frigorífico. Posteriormente en 1976 lo compra la empresa Transportes Fluviales Jilguero S.A. y lo transforma en buque pedregullero y posteriormente pasa a arenero. Navega con el nombre de “Jilguero I” en Argentina y tiene el motor original “Atlas Imperial” de 1946.  Se la utiliza en desplazamientos Zárate-Buenos Aires y realiza hasta 25 viajes al mes.

4. y 5. Fueron adquiridos por la empresa “La Gioconda” de la familia Giorgetti, estuvieron con el nombre de  “Leonardo Da Vinci” y “Michelangelo” respectivamente navegando en Argentina, se los utilizó como areneros y actualmente están abandonados en las cercanías del puerto de Buenos Aires.[16]

6. Se encuentra desguazado, tuvo el nombre de "Dr. Francisco Troise" y perteneció al Frigorífico Gualeguaychú. Su nombre se debe en homenaje a quien fuera presidente del Directorio del Frigorífico Gualeguaychú desde el inicio de la empresa. Fue adquirido para el transporte fluvial de los productos del frigorífico y fue comprado directamente a la Empresa "Metalúrgica y Diques Flotantes S.A. en Montevideo"[17]

 MDF y la sociedad.

“Sección Proveeduría MDF” 

En la calle Carmen casi Gral. Flores, funcionaba un local con una proveeduría para  los trabajadores donde  podían adquirir alimentos y artículos de limpieza que luego eran descontados de su sueldo o jornal. Para ello el trabajador solicitante tenía una libreta de consumo donde constaba: artículo, código, cantidad y el importe. El fin queda impreso en la contra-tapa de la libreta: “la creación del servicio de proveeduría tiene un fin moral: impedir que el trabajador que es productor se vea sometido a las altas y bajas del mercado consumidor. Este fin moral se traduce en una consecuencia de índole práctica, que es la siguiente: que el salario o sueldo que usted percibe en MDF o LANASUR, tenga mayor poder de compra que cualquier salario corriente.” Seguidamente estaban los 14 artículos del estricto reglamento de funcionamiento.  

Gilberto Araújo ganó la carrera ciclista de “MDF – LANASUR”[18] 

En medio de gran entusiasmo y ante crecida cantidad de aficionados se realizaron esta mañana en Montevideo las pruebas ciclistas organizadas por la Comisión de Relaciones MDF-LANASUR.

La principal de dichas carreras tuvo por recorrido el comprendido entre Av. San Martín e Instrucciones, frente a los portones de LANASUR, hasta Toledo (Dpto. Canelones) y regreso, con un total de 25 kilómetros.

Tomaron parte numerosos corredores desarrollándose la prueba a tren bastante fuerte en algunos tramos. Hubo que lamentar algunas caídas, felizmente sin consecuencias, pero que determinaron que las filas se estiraran desgranándose el pelotón.

El triunfo correspondió a Gilberto Araújo, representante del Astillero Carmelo, quién fue seguido en el marcador por Julio C. Viña, Roque Guillén, Gregorio Pérez y Pablo Visconti.

La jornada se complementó con una prueba de menores, en la que se impuso Antonio Mazzeo de Astilleros Carmelo con 8’ 9’’ 2/5 y otra competencia, reservada a señoritas que fue ganada por Elsa Díaz en 14’43’’. Los resultados:

1º Gilberto Araújo (Astillero Carmelo) en 40’48’’4/5.

2º Julio C. Viña (Fundición)

3º Roque Guillén (Fundición)

4º Gregorio Pérez (Laminación)

5º Pablo Visconti (Lanasur)

A la noche de ese domingo 20 de junio de 1948 en la Plaza Independencia de Carmelo –como sucedía- estaba colmada de gente, entre otros esparcimientos la población concurría a ver y escuchar la numerosa Banda Municipal[19]. Por los altos parlantes anunciaron la llegada desde Montevideo de los ciclistas carmelitanos y de sus triunfos obtenidos. El recibimiento fue grandioso: con alegría desbordante se formaron caravanas espontáneas y la Banda Municipal se sumo al frente de los festejos. 

Baby fútbol: “Deportivo MDF” 

El antiguo barrio “Villa María” -al igual como ocurrió en el barrio Mihanovich-, tomó el nombre de la empresa del astillero “MDF” a partir de su instalación. Como era lógico un gran número de trabajadores residía allí y en cada botadura de embarcación los familiares y vecinos se acercaban a observar el tan importante acontecimiento.   

Es así que también en 1966 un grupo de entusiastas vecinos, trabajadores y familiares de la ex - MDF, al impulso de los hermanos Brocal, acuerdan en un “ranchito” en la calle Rincón y Treinta y Tres, fundar el “Deportivo MDF”. A través de beneficios, rifas y donaciones, participan en campeonatos barriales y luego se afilian en 1967 a la Liga Carmelitana de Baby Fútbol. Varios de sus integrantes eran hijos o familiares de los trabajadores del antiguo astillero. Su presidente fue Pedro Sirito y el Secretario Javier Ramírez. Tenía los colores celeste y blanco y del lado izquierdo en su camiseta estampado el logo de una embarcación a vela con las letras MDF. Practicaba en los numerosos baldíos del barrio y utilizaba como cancha el predio – en préstamo- frente al astillero.

 

Libreta de consumo

1969. Parque Marcelo Bianchi. De izquierda a derecha, Parados: Walter Brocal, Roberto Etchegaray, Omar Araújo, Eduardo Souto, Luis Alberto Torres, Artemio de Leon, Javier Ramírez. Agachados: Walter Cabrera, Roberto Baldi,  Enrique Sirito, Héctor Silva, Marcelo Brocal. 

Hechos en 1947 [20] 

El país gozaba de una expansión económica importante, estabilidad institucional y Montevideo –además- era un emergente cultural y celebraba la creación de la Comedia Nacional. Pero también concitaba a numerosos exiliados políticos y económicos. De España, llegaban los republicanos, de Paraguay los liberales y de Argentina los anti-peronistas.

De todos los exiliados la presencia de argentinos era la más numerosa[21]. Debido a esa condición, más otras situaciones con el gobierno de Batlle, habían irritado al Presidente Perón. Con el deterioro progresivo y el poco o nulo comercio entre los países, ordenó cerrar las fronteras.[22]. Desde estas costas y con la tolerancia del gobierno uruguayo, los exiliados no perdían oportunidad para criticar al gobierno argentino en publicaciones y transmisiones radiales[23].

En Paraguay gobernaba el dictador Gral. Higinio Morinigo y enfrentaba una sublevación de civiles y militares. Por ese entonces estaban en reparaciones en Buenos Aires los cañoneros “Humaitá” y “Paraguay”. La mayoría de sus marinos embarcados se sublevaron, tomaron los buques y se sumaron a la revuelta. Como el gobierno argentino estaba alineado a Morinigo, no tuvieron otra alternativa que zarpar. Así fue que el 9 de mayo abandonaron el dique seco de la Armada Argentina y fondearon en el canal frente a la ciudad de Carmelo. Para la vigilancia las autoridades argentinas dispusieron los rastreadores "King" y "Murature" y por esta orilla estaban el guardacosta “Salto” y el buque hidrográfico “Capitán Miranda” (hoy velero-escuela de la Armada Nacional).

El Gerente del Departamento Naval de M.D.F. S.A., el Ing. Arq. Naval C/N (SR) José Alfredo Bozzano Baglietto, había diseñado y supervisado los trabajos de los cañoneros cuando se construyeron en Italia. Su presencia en el “Astillero Carmelo” era frecuente debido a su cargo,  pero por esos días se encontraba residiendo en el Hotel Carmelo.

A los buques paraguayos aún les faltaba terminar sus reparaciones y estaban desarmados. En apoyo, salían de los barcos uruguayos lanchas y de Carmelo embarcaciones de MDF. Éstas oficiaban de traslado llevando y trayendo piezas de máquinas que se reparaban en el astillero; proporcionaban materiales diversos, dispositivos y herramientas para reparaciones a bordo.

En tanto el Ing. Bozzano realizaba gestiones secretas, para conseguir armamento y municiones para los “cañoneros”[24].

En esos días de invierno intenso y en solidaridad humanitaria, parte de la población de Carmelo más los trabajadores de MDF, colaboraban con alimentos, medicamentos y ropa de abrigo, para los necesitados marinos paraguayos. Otros se unían en el esfuerzo conjunto, para cazar animales silvestres, recolectar frutos y juntar leña en las islas: Juncal, Sola y Dos Hermanas.

Las embarcaciones paraguayas finalmente levaron anclas el 5 de julio para dirigirse al Paraguay. Fracasado el levantamiento, varios de los protagonistas buscaron refugio en Uruguay y algunos fueron empleados en el Astillero Carmelo, como fue el caso de Armando Pascual Pecci Falabella[25], que fue el Jefe de Calderas del cañonero “Humaitá” y se lo contrató para encargarse de las instalaciones de la sala de máquinas de la motonave “Presidente Berreta”.

Pero el protagonismo de MDF no terminaría con estos hechos. Por esas mismas semanas, una embarcación de la empresa fue hasta el canal principal, a buscar al presidente de un banco de Argentina. Este venía acompañado por varias personas y numerosas valijas, lo desembarcaron en Carmelo y lo esperaban con vehículos para trasladarlos a Montevideo.  

El final de Metalúrgica y Dique Flotante S.A. 

En las últimas grandes inversiones había comenzado la desfinanciación progresiva. Los  problemas se acrecentaron y se hicieron evidentes. Cuando se comenzó la construcción del dique flotante (se preveían dos) no se tenía en vista comprador, por lo tanto no tenía financiamiento excepto de los bancos, el cual se terminó de construir en noviembre de 1948. La empresa había formado otra subsidiaria “ASTISUR” con el fin de comprar y explotar el dique, pero los accionistas no confiaron y quebró.  En una última acción desesperada se llevó el dique flotante hacia Buenos Aires el 31 de enero de 1949, partiendo con la esperanza que se consiguiera en esa ciudad comprador el que nunca apareció. Es así que MDF tenía un pasivo muy importante, la planta galvanizadora estaba arrendada a la Barraca Americana S.A. que terminó comprándola. El astillero del arroyo Pantanoso vendió los materiales y herramientas y puso la planta en venta, además como si fuera poco el Banco República tenía varias prendas pendientes y tenía dos concordatos. Por estas y otras causas renunciaron al directorio el Ing. Pablo M. Ferrés y Jorge Mac Lean.

 

En Carmelo… 

El astillero ya no trabajaba a pleno y hacía tiempo que no se tomaba personal, aún así se estaban construyendo tres embarcaciones de 1.500 toneladas cada una. Se puso a la venta el astillero, pero solamente sus almacenes y las embarcaciones en construcción –que se vendieron como chatarra- las adquirió la Barraca Centenario de Montevideo.

El lunes 17 de octubre de 1949, fue un día primaveral con las mismas características del clima como  dos años atrás en aquel bullicioso y alegre recibimiento al Presidente Luis Batlle y su comitiva. Pero las circunstancias fueron muy distintas: sin previo aviso a su personal, cierra para siempre el “Astillero Carmelo” de la empresa “Metalúrgica y Dique Flotante Sociedad Anónima”.

Al quedar un conjunto importante de trabajadores calificados sin trabajo no dudaron en definir la situación como “desesperante”.

Fue el Astillero más grande, tecnológicamente mejor dotado y el más efímero de Carmelo. Así comenzó a languidecer la industria naval.     


 

[1] Además en 1945 se había inaugurado el “Hotel Carmelo” con centro nocturno, lugar bailable, orquesta estable (donde debutó el destacado músico carmelitano Edgardo Raúl Pedroza) y en campo lindero se hacían carreras de caballos, que lo hacían único en el litoral y oeste del país. En 1961 el Parlamento por la Ley 12.945 autoriza la instalación de un Casino del Estado en este hotel siendo uno de los tres autorizados del interior a excepción de Punta del Este. La prensa de la época calificaba a la ciudad como la futura “Chicago” del Uruguay.

[2] Nació en 1897 y falleció en 1964. Sobrino de José Batlle y Ordóñez. Como vicepresidente, ocupó la presidencia a los  cinco meses tras el fallecimiento del presidente Tomás Berreta, el 2 de agosto de 1947.

[3] Nació en 1881 y falleció en 1956. De origen humilde se graduó en Europa. Jurisconsulto y catedrático, fue embajador  y delegado plenipotenciario ante la Asamblea del Consejo de la Sociedad de las Naciones. Fue electo presidente en 1942, mantuvo el estatismo y normalizó la situación política tras los dos golpes de estado de sus compañeros del Partido Colorado: Dr. Gabriel Terra y Gral y Arq. Alfredo Baldomir (yerno del anterior) e impulsó las obras públicas con su ministro Tomás Berreta  y el Estado se convirtió en gran “empleador”.

[4] Tomás Berreta fue electo en 1942 intendente por Canelones y Senador. No asumió ninguna de los cargos, si aceptó ser ministro de Obras Públicas del gobierno presidido por Juan José Amézaga. En las elecciones de 1946 fue electo presidente con la fórmula Tomás Berreta-Luis Batlle. Fallece en una intervención quirúrgica con 71 años el 2 de agosto de 1946. En esa elección el Partido Nacional, con el Dr. Luis A. de Herrera liderando votó muy bien y fue un duro opositor a todos los actos de gobierno.

[5] Testimonios del Sr. Lázaro Bacigalupe  y Juan Carlos Rocha de los “Talleres Carmelo”.

[6] Testimonios varios y Suplemento dominical del diario “El Día” 12 de octubre de 1947.

[7] Tomado de la investigación de la Lic. Prof. Esther Ruiz. Papeles de Trabajo. Técnica, políticos y empresarios, un estudio de caso: Metalúrgica y Dique Flotante S.A. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. Universidad de la República. Agosto 2005.

[8] El Ing. Carlos Berta había informado que el dique daba cabida a barcos de 20.000 toneladas, con una longitud total de 141.60 mts, 33 mts. de ancho y una altura de 13.90 mts., calado en vacío de 3.58 y una inmersión máxima de 13.70 mts.

[9] De la versión taquigráfica: Fue designada por la Cámara de Representantes el 27 de junio de 1945 y ampliaron sus facultades el 8 de agosto del mismo año  por la Ley Nº 10.637 su nombre: “Comisión Investigadora Parlamentaria. Situación de los integrantes del Gobierno que forman parte de Directorios de Empresas y Sociedades Anónimas”. Los diputados miembros pertenecían a todos los partidos políticos con representación parlamentaria, con mayoría y presidencia del Partido Colorado. Después de varios meses de investigación no hubo consecuencias. 

[10] En la versión taquigráfica de la citada Comisión, los diputados denunciantes  toman a CNUL como perteneciente a MDF SA, mucho antes de la compra formal.

[11] En el predio contiguo por la margen derecha del Arroyo de las Vacas, hacia el sur, construyó una importante casa-habitación de estilo francés  con un gran predio a su alrededor. Actualmente es un lugar turístico privado que hoy se accede por la calle Ignacio Barrios. 

[12] La Selección Uruguaya, llegó desde Montevideo en el vapor “Eolo” y trasbordó al buque “Río Negro” que los trajo a puerto. Muchos de sus jugadores, el 9 de junio del siguiente año, obtienen para Uruguay el Campeonato Olímpico de Fútbol en el estadio Colombes de París, donde realizó por vez primera la tradicional “vuelta olímpica”.

[13] Versión Taquigráfica: testimonio del Sr. Daniel Malaina Capataz de Calderería a la citada Comisión Investigadora Parlametaria Acta Nº 25 de la hora 16.25 del día 28 de septiembre de 1945. Presidida por José G. Lissidini y Salvador M. Ferrer Serra Secretario.

[14] Muchos de ellos eran exiliados.

[15] Blog MDF (Profs. Romina Bevegni y Eliana Carro): www.mdfcarmelo.blogspot.com.

[16] Testimonios de Tomás y Adrián Castañaga.

[17].Introducción a la Historia del Frigorífico de Gualeguaychú. Prof. Nélida Teresa Veronesi. www.alvarezdaneri.com.ar.

[18] Vespertino “El Plata”, sección deportes, domingo 20 de junio de 1948. Montevideo.

[19] Desde 1938 era dirigida por el Maestro Víctor Hugo Adorni, secundado por el Maestro Renato Pieruccioni.

[20] Testimonio del Sr. Hugo Figueroa Rojas Jefe de Almacenes del Astillero Carmelo.

Testimonio del Sr. Jaime Enrique Grau. Ayudante del  C/N José Bozzano en  Paraguay.  

Archivo de MDF SA, en ERCNA.

Contraalmirante (R) Oscar Lebel. “El día que Uruguay quiso derribar a un presidente paraguayo”. Diario “La República” Nº 2.409. Viernes 22 de diciembre de 2006. 

Ing. Harmut Ehlers. Traducción. del Sr. Carlos Mey. www.histarmar.com.ar/ArmadasExtranjeras/ParaguayArm Paraguaya  - Ehlers- 05-posguerra.htm.

Julio Lista Clericetti. Historia Política Uruguaya. 1938-1972. Edición Propia. 1984.

[21] En Carmelo –entre muchos- se lo recuerda a Don Atahualpa Yupanqui (Héctor Roberto Chavero)  caminando por sus calles y enseñando sus canciones en ambientes familiares, que luego algunos maestros de escuelas primarias trasladaron a sus alumnos.

[22] En la histórica línea Tigre-Carmelo, viajaba día por medio, tres o cuatro personas que debían justificar la extrema necesidad de viajar a nuestro país, como por ejemplo: fallecimiento de familiares. Las “lanchas” eran las del tipo de pasajeros que navegan por el Delta del Paraná.

[23] En Carmelo ubicada en la playa Seré, existía CW 7 primera “Radio Carmelo” con importantes equipos  y antena potente orientada principalmente hacia la Argentina.  Irradiaba algunos programas conducidos por exiliados argentinos. Más tarde pasó al SODRE con la característica CX-38. Luego dejó de ser radio, se trasladaron sus equipos, se desarmó la antena y actualmente es una colonia de vacaciones para sus funcionarios.

[24] Se adquirieron ocho tiros para los cañones de 120 mm , siete ametralladoras (de las cuales dos cada una fueron montadas en las cañoneras para defensa antiaérea) y 250 rifles de fuentes desconocidas uruguayas. Pero sólo había supplies para 8 a 10 días de operaciones. También se encontró más tarde que sólo unos 140 de los "nuevos" rifles estaban en condiciones y que había sólo unos 15 o 20  tripulantes con bastante experiencia como para formar un pelotón de rifleros que pudiera desembarcar. Tomado de Ing. Harmut Ehlers y la traducción. del Sr. Carlos Mey en www.histarmar.com.ar/ArmadasExtranjeras/ParaguayArm Paraguaya  - Ehlers- 05-posguerra.htm.

[25] Nacido el 5 de noviembre de 1923 en Paraguay, estudió Ingeniería de Máquinas en la Escuela Naval Argentina y su ingreso a MDF se produjo el 22 de octubre de 1947.

 
 
 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar