Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice Informacion General 

LA PRIMER TRAGEDIA NAVAL DEL NAHUEL HUAPI

Fuente: Periodico del Sur - Rio Negro

El naufragio del “Helvecia”

Era una tarde tormentosa de 1907. El viento y la lluvia azotaban la pequeña aldea de montaña que en aquella época era el pueblo de San Carlos de Bariloche. Nadie imaginaba la tragedia.
El lago Nahuel Huapi estaba embravecido, olas gigantescas se levantaban en el espejo de agua más grande de la región. El temporal tomó por sorpresa al capitán Pacheco y a sus cuatro tripulantes quienes conducían el remolcador Helvecia desde Bariloche hacia Puerto Blest.
El Helvecia fue el primer barco vapor que se botó en la región de los lagos. Fue en el año 1892. Era una nave de casco metálico y de una eslora de 17 metros. La nave pertenecía a la Compañía Comercial y Ganadera Chile-Argentina de capitales alemanes. Mientras estuvo en actividad el Helvecia –junto al vapor Cóndor, propiedad de la misma empresa- realizaba transporte de pasajeros y carga en el Nahuel Huapi. Especialmente en el trayecto Puerto Blest-Bariloche que era una parte del itinerario que realizaban los viajeros que quería cruzar la cordillera de los Andes por el paso internacional Pérez Rosales. Pacheco, un hombre que conocía el lago como la palma de su mano, fue el capitán elegido por la Compañía Chile-Argentina para conducir al remolcador.

La tragedia
La tormenta sorprendió a Pacheco y al resto de la tripulación en el lago Nahuel Huapi, casi a la altura del kilómetro 4 de la Avenida Ezequiel Bustillo. El naufragio ocurrió posiblemente a unos 200 metros de la costa. El capitán se dio cuenta que, debido al tamaño de las olas, su nave podría zozobrar. Las crónicas de época no dan cuenta si la nave estaba cargada o vacía pero lo cierto es que Pacheco, conciente del peligro, comenzó a hacer pitar el silbato para alertar sobre la grave situación del barco ya que las olas rompían sobre la cubierta inundándolo. Los otros tripulantes gritaban y agitaban sus brazos con signos de desesperación. Para aquella época únicamente la casa de la familia Pefaure se ubicaba en la zona de Melipal, frente al sitio del accidente, cerca del lugar donde hoy se encuentra la estación de servicio.
Solamente un chico, Guillermo Pefaure, fue el testigo del naufragio. Como si tratara de un cuento el pequeño vio como las olas hacían saltar a la embarcación. El menor grabó para siempre las imágenes de los marinos pidiendo ayuda y el sonido insistente del pito de la embarcación. Todo hasta que una gigantesca masa de agua la mandó a pique. Se trataba de la primera tragedia naval del lago Nahuel Huapi. Pacheco y los cuatro marineros murieron ahogados. Sus cuerpos no pudieron ser rescatados. El barco permanece hundido en el mismo sitio donde el destino hizo que concluyera su último viaje en el Nahuel Huapi.

El Progreso

El Helvecia también remolcaba balsas de troncos que resultaban de los emprendimientos forestales que se realizaban en la zona. El barco había sido traído parcialmente desarmado desde Chile, por el paso Pérez Rosales, y comenzó a navegar cuando faltaban 8 años para que comenzara el siglo XX. Todo un acontecimiento para Bariloche. De este modo el lago dejaba de ser un obstáculo para el transporte entre el sur de Argentina y Chile. Con la navegación a vapor se abrían nuevas posibilidades de comercio y los pasajeros podían viajar más cómodos.
Hasta esa época solamente los barcos a vela eran los que se utilizaban y se dependía de los vientos favorables para viajar. Transitar desde Bariloche hacia Chile o viceversa era una verdadera odisea y había que viajar a caballo y superar varios lagos cordilleranos. Para el trabajo forestal la llegada del Helvecia también acrecentaba las posibilidades de transportar con rapidez y seguridad las balsas de tronco que resultaban de las grandes explotaciones forestales que se realizaban en la zona. En fin, el Helvecia significaba progreso y así lo entendían los pobladores que en aquélla época celebraron la llegada de la nave.
 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar