Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice Informacion General 

El crucero español Reina Mercedes

PorOsvaldo Sidoli - Julio 2006

 

alfon12.jpg (17198 bytes)

El crucero español “Reina Mercedes” a poco de su alistamiento

Este crucero español, con una vida de 70 años, tuvo un raro destino: peleó en una guerra aún cuando no estaba en condiciones de hacerlo, fue tomado como trofeo de guerra, cambió de bandera y, por sobre todo, nunca cambió de nombre.

Características:

Astillero Astillero Navales de Cartagena
Clase “Alfonso XII”
Gemelos “Alfonso XII” y “Reina Cristina”
Clasificación Crucero de segunda clase (no protegido)
Botado 12 de septiembre de 1887
Comisionado 1892
Desplazamiento 2.835 toneladas
A plena carga 3.900 toneladas
Eslora 84 metros
Manga 13 metros
Calado 6,70 metros
Aparejo Tres mástiles con velamen de schooner
Propulsión Una máquina alternativa de 4100 CV, una hélice, .5 m² de vela
Velocidad 13 a 15 nudos
Blindaje ninguno
Armamento 6 cañones Hontoriax160 mm, 3x105 mm, 2 Nordenfeltx 42 mm, 6 Hotchkissx37 mm, 2 ametralladoras, 5 tubos lanzatorpedos
Tripulación 380

En 1893 fue destinado de estación a Santiago de Cuba, donde permaneció hasta la guerra hispano norteamericana, en 1898.

Si bien integraba la flota española del almirante Pascual Cervera y Topete, el mal estado de sus calderas, por falta de mantenimiento, le impedía navegar, por lo que fue destinado como defensa fija a la entrada de la bahía de Santiago de Cuba.

alfon12d.jpg (12587 bytes)

Perfil del crucero español Reina Mercedes

 Cuatro de sus cañones Hontoria de 160 mm fueron desembarcados para artillar la batería alta de Socapa, pues las baterías costeras que formaban las defensas de la bahía de Santiago eran en su mayoría piezas con mas de 300 años de antigüedad, más propias de pasados enfrentamientos con piratas que útiles a la hora de enfrentarse a una escuadra moderna. 

Cañones de 160 mm del crucero “Reina Mercedes” desmontados para artillar la batería alta de Socapa, en Santiago de Cuba

Comenzadas las acciones bélicas contra la bahía de Antiago de Cuba los norteamericanos, para conseguir encerrar a los buques de Cervera y esperar un desenlace favorable en los combates terrestres, que permitiesen capturar intacta toda la escuadra española, se intentaría, en la noche del 2 al 3 de junio, bloquear la entrada a la bahía de Santiago hundiendo en ella un viejo buque carbonero, el "Merrimack".

El buque estadounidense Merrimack, hundido en la bahía de Santiago de Cuba

Para tripularlo se le dotó de un oficial y 7 marineros que se adentraron poco a poco hacia su objetivo. La boca de entrada estaba protegida por dos líneas de 6 y 7 minas inglesas y españolas del tipo "Bustamante", que fallaron. Sin embargo, el "Merrimack" fue avistado por el "Reina Mercedes" y el "Plutón", que dieron buena cuenta de él. 

El viejo navío se sumergió en una zona donde verdaderamente no obstaculizaba una posible salida de la escuadra española. Sus 8 tripulantes serían capturados con vida. En previsión de un bloqueo largo, los americanos necesitaban una base de carboneo y un lugar para reparaciones segura, escogiendo para ello Guantánamo. 

Restos del hundido carbonero USS “Merrimack” a la entrada de Santiago de Cuba

El 6 de junio, un bombardeo norteamericano perjudicó seriamente a los fuertes y ocasionó muchas muertes. Fue alcanzado el crucero “Reina Mercedes”, con 35 disparos, matando al segundo comandante, Emilio Acosta y Eyermann, y a cinco marineros e hiriendo a un teniente y diez marineros.

Decidido a cumplir sus órdenes de abandonar la bahía, el almirante Pascual Cervera y Topete ordenó remover las seis minas Bustamante que protegían la entrada y, atento el mal estado de las caldera del “Reina Mercedes”, que impedían su movilización, se colocara al crucero atravesando el canal. 

La orden fue cumplida a las 0800 del día 5 de julio por su comandante, un grupo de tripulantes voluntarios y dos prácticos, quedando atravesado el Reina Mercedes a la entrada del canal. 

Ese mismo día, generalizado el ataque, recibió el fuego de los buques norteamericanos USS Massachussets y USS Texas. Ante los daños producidos, su capitán ordenó hundirlo, aunque se falló en el intento de obstruir el canal de acceso. 

Los restos del hundido crucero “Reina Mercedes”

Luego de la ocupación de Cuba, los norteamericanos reflotaron al “Reina Mercedes” entre el 2 de enero y el 1º de marzo de 1899, siendo remolcado al Astillero Naval de Norfolk, y luego a Portsmouth, donde llegó el 25 de agosto de 1900, para su reparación.

El “Reina Mercedes” en el dique de Porstmouth

Postal del “Reina Mercedes” como buque alojamiento

El ahora USS “Reina Mercedes” fue transformado en un pontón, sin propulsión, y en 1905 destinado a Newport. En 1912 volvió a los Astilleros Navales de Norfolk, para su transformación en buque alojamiento estacionario, destinado a Annápolis, con la designación IX-25, donde reemplazó a la vieja fragata USS “Santee”.

Cuando el rey de España Alfonso XIII visitó Annápolis en 1920, el “Reina Mercedes” volvió a enarbolar la enseña española en un gesto de confraternidad.   

El USS “Reina Mercedes” (IX25) como alojamiento de la Academia Naval de Annapolis

A partir de 1940 sirvió de alojamiento a los cadetes de la Academia Naval de Anápolis, así como también al jefe de la estación naval y a su familia.     

El “Reina Mercedes” fue sometido a reparaciones en 1916, 1927, 1932, 1939 y 1951. Se había dispuesto una nueva reparación en 1957, pero el costo de los trabajos fue considerado demasiado elevado. Fue decomisionado el 6 de noviembre de 1957 y vendido a la Boston Metals Co., de Baltimore, para su desguace.

Minas españolas Bustamante retiradas de la entrada de la bahía de Santiago de Cuba para permitir la salida de los buques españoles

  

Canal de acceso a la bahía de Santiago de Cuba en 1898

 Bibliografía:  

·          Blow, Michael,  A Ship to Remember,  William Morrow and Company, Inc., New York, 1992

·          Iborra Abargues, Federico (Fotografía del “Reina Mercedes” hundido)

·          Jane, Fred D.,Janes All the World's Fighting Ships, 1898,  Arco Publishing Co., Inc, New York, 1969

·          Dictionary of American Naval Fighting Ships, Naval History Department, Navy Department, Government Printing Office, Washington DC, 1959

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar