Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice Informacion General 

PEQUEÑAS HISTORIAS URUGUAYENSES

Un curioso caso judicial: La barca italiana "María Madre"

Por el Prefecto General (RE )ANDRÉS RENÉ ROUSSEAUX

El Prefecto Gral. Andres Rousseaux nos ha permitido publicar esta serie de articulos de su autoría, que cuentan vivencias de su patria chica, Concepcion del Uruguay, en Entre Rios.Han sido publicadas en Prensa Federal y en publicaciones de la Prefectura Naval Argentina. Agradecemos al Sr. Pref. Rousseaux este permiso. Dic. del 2009
 

A principios de este siglo, ocurrió en el vecino puerto de Paysandú (ROU) un curioso caso judicial, cuya tramitación se prolongó por más de 40 años, el cual tuvo como protagonista la barca de Bandera italiana "María Madre" he aquí los hechos.

El río Uruguay era navegado intensamente por diversas embarcaciones, sobresaliendo los vapores para el transporte de pasajeros, y los grandes veleros de distintos tipos, (payleboat, goletas, fragatas, bergantines, barcas, etc.) para el transporte de cargas. En particular, cereales, cueros, carne salada, y huesos con destino a diversos puertos del mundo sobresaliendo en la operatoria portuaria, los puertos de Fray Bentos, Paysandú y Salto en la costa uruguaya; y Concordia, Colón, Concepción del Uruguay y Gualeguaychú en la Argentina.

En octubre de 1902, arriba al puerto de Concepción del Uruguay denominado "Puerto Nacional o Puerto exterior" la barca de Bandera italiana "María Grande" con el propósito de cargar cereales en bolsas, operación que no llega a concretarse, al haber recibido su Capitán Pedro Balestrino, la orden de dirigirse al puerto uruguayo de Paysandú, para recibir un cargamento de cueros, con destino a Europa, de la casa exportadora Langenhein, de esa plaza.

Amarrada la barca en el puerto de Paysandú, se firma el correspondiente contrato de fletamento, entre el Capitán Balestrino y la firma exportadora de los cueros, fijándose las condiciones. Entre ellas la fecha de zarpada y entrega de la carga en Europa, valor del flete, seguros, etc. Iniciándose la operación de carga, la que se finalizó, sin contratiempos a los pocos días.

La barca "María Madre", dejó el muelle del puerto de Paysandú para fondearse en el río Uruguay, frente al mismo. Esta maniobra llamó la atención de los exportadores, máxime cuando habían transcurrido quince días, de que dejara el muelle y continuaba en su fondeadero, sin motivo, para que zarpara acorde a lo convenido.

 Modificación de condiciones

Constituido el Sr. Langenhein a bordo, el Capitán Balestrino da las causas que lo impedían continuar su navegación, éste respondió que no zarpaba "por haberse modificado las condiciones del contrato original" pretendiendo mayor bonificación del flete y otras pretensiones no previstas.

La actitud del Capitán italiano, motivó que los exportadores, radicaran una denuncia ante el juez de Paysandú Don Manuel J. Devincenzi, por "incumplimiento de contrato y fraude", y que se devolviera la carga de cueros que tenía la barca a su bordo, por considerar que el contrato había quedado sin efecto al no cumplirse.

El juez encontró justo el reclamo de los exportadores, disponiendo el embargo del buque y el reintegro de la carga, medida cautelar, que se le encomendara su cumplimiento a la Capitanía de Puerto. El Capitán de Puerto Eduardo Espalter, se dirige a la barca "María Grande", fondeada frente al puerto, produciéndose el primer incidente con las autoridades uruguayas, al negar el Capitán Balestrino, el acceso a bordo de la comisión uruguaya, amparándose en la Bandera Italiana que enarbolaba su buque.

Esto no fue impedimento, para que el Capitán Balestrino fuera detenido y se cumpliera el embargo del buque, dado que se encontraba en aguas jurisdiccionales de la República Oriental del Uruguay, y así lo entendía el magistrado actuante, al ordenar la medida. El episodio, tuvo amplia repercusión dentro de la colectividad italiana radicada en ese puerto, al igual que en la prensa local y de Montevideo, dando lugar a un reclamo diplomático por parte del embajador italiano en la República Oriental del Uruguay, Conde Bottaro Costa.

Mediante su intervención, el Capitán Balestrino aceptó devolver la carga y someterse al juicio "por incumplimiento del contrato", quedando al buque en su condición de embargado a disposición del juez Devincenzi. La carga de cueros, se desembarca mediante el transbordo al vapor de bandera uruguaya "Queguay" y reintegrada a sus propietarios. No obstante ello, el Capitán de la barca, Sr. Ballestrino y aún el embajador italiano consideraban, que la justicia uruguaya no tenía jurisdicción sobre la barca, y consecuentemente no podían disponer ninguna medida cautelar sobre la misma (embargo) y que su retención en el puerto de Paysandú (ROU) era indebida, y que en el caso debían intervenir los tribunales italianos.

Al respecto, en marzo de 1907, se expide el Tribunal en lo Contencioso Administrativo de Roma (Italia), recomendando que en la tramitación judicial seguida contra el Capitán Balestrino de la barca "María Madre", en el puerto de Paysandú (ROU) se "había cometido negación de justicia", medida que es desconocida por las autoridades uruguayas. No obstante al conocerse la noticia en Paysandú, los connacionales del Capitán Balestrino, lo celebran haciendo embanderar la barca, y sus residencias con banderas de Italia.

Cumplimiento del embargo judicial

El juicio se prolonga en el tiempo, mientras tanto la "María Madre", sin tripulación, que habían regresado a Italia, permanece amarrada en el Puerto de Paysandú (ROU) en cumplimiento del embargo judicial dispuesto, y hasta tanto se expidiera el Juez interviniente en el caso, sufriendo los efectos del abandono y la acción de gente inescrupulosas, que roban todo cuanto pueden de la barca embargada, pese a encontrarse bajo custodia de las autoridades marítimas.

Después de haber transcurrido 34 años de la iniciación del famoso juicio, contra la barca italiana "María Madre", en febrero de 1936 el Juez de Primera Instancia de Segundo Turno de la ciudad de Paysandú (ROU), dispone dar término a las actuaciones, ordenando el remate judicial de la barca "María Madre" amarrada en ese puerto, el día domingo 22 de febrero de 1936, en las puertas del referido juzgado "Sin base y al mejor postor".

Ante esta situación, un grupo de vecinos de la ciudad de Paysandú (ROU), nucleados en una sociedad denominada "Amigos de la Ciudad", considerando que la barca ya es un patrimonio de la misma, después de tanto tiempo en su puerto, es parte de su paisaje, deciden su adquisición, para evitar que se la lleven debiendo quedar donde está.

Efectuado el remate por parte del martillero público Antonio R. Braga, la antigua barca es adquirida por un grupo de vecinos de Paysandú, representados por el Sr. Roberto Carotini en la suma de 840 pesos oro, quienes deciden que la barca deberá continuar en su actual fondeadero. En el año 1942, el estado de su casco, con numerosas vías de agua, hacían peligrar su flotabilidad, por lo que se decide su reparación total y su motorización para afectarla al tráfico entre los puertos uruguayos y los del litoral brasileño, situación que se debía a la falta de bodegas con motivo de la II guerra mundial.

Después de aun año de tareas

Los trabajos estuvieron a cargo del conocido astillero de Paysandú "Neptunia", demandando casi un año, siendo botada totalmente remozada el día domingo 26 de marzo de 1943, siendo rebautizada con el nombre de "Clara I", con bandera uruguaya, habiéndose presentado numerosos voluntarios para integrar su tripulación.

En uno de los viajes al litoral brasileño, en abril de 1944, el "Clara I" (ex María Madre) es sorprendido por un furioso temporal a la altura de la Isla Gorriti (Punta del Este), que lo arroja sobre las rocas de la isla, quedando encallado, siendo su Capitán Don Dante Gorlero y 25 tripulantes rescatados de la peligrosa situación.

El Clara I es rescatado y reflotado, en junio del mismo año, y llevado a remolque al dique del puerto de Montevideo (ROU) donde es sometido a reparaciones de las averías sufridas en su casco a causa del temporal del mes de abril, entrando nuevamente en servicio en la línea de carga al Brasil.

En el año 1946, realiza algunos viajes transportando trigo al Brasil, desde los puertos del Bajo Uruguay de Paysandú (ROU) y Concepción del Uruguay. Siendo esta última pista, que he tenido de este antiguo buque, tan caro a los sentimientos de nuestros hermanos de Paysandú, dado que es parte de su historia.

Dejo la inquietud a quien pueda aportarnos datos sobre los últimos años y su destino final, sería interesante conocerlo.

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar