Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice Informacion General 

LA SAGA DEL FALKEN

Por Andres Vaher, con la ayuda de Carlos Mey, Hernan Alvarez Forn y  Monica Wilmott. 

En Histarmar, en la seccion Nuafragios, hay una mencion al Falken como hundido en el Estrecho de Magallanes. Con relacion a ésto me escribio Andres Vaher con muchismos datos y buceando un poco mas me encontré con una historia de refugiados sospechosos de la 2ª guerra mundial, dos naufragios y mas datos. Inclusive cuando le pregunté a otro amigo, me dijo: ah, sí, el barco de los Quisling! (1)... se merecia investigarlo

El bergantin escuela sueco Falken fué botado en el 1877,  durante la época en que GW Svensson fuera jefe del Departamento de Ingeniería de Karlskrona (CIDK). Fué una construcción compuesta, o sea con tablas de madera sobre un armazón (bastidor) de hierro.  El Falken fue el primer barco que fue puesto en gradas en  Östra Bädden (Grada Oeste)  en el edificio del Taller Grande en el Astillero Naval en Karlskrona.  En un principio fue pintado negro con una raya Nelson.  En el año 1899 fue pintado blanco como el resto de los veleros de la Armada.

En Inglaterra en la segunda mitad del siglo XIX,  la madera de teca que se importaba empezó a ser demasiado cara para ser utilizada como material para la construcción de barcos,  y la madera de roble de dimensiones adecuadas era difícil de obtener.  Por esa razón los constructores de barcos tenían que encontrar nuevos caminos, por lo que las armazones de los buques comenzaron a hacerse de hierro mientras que se mantenía la estructura del casco y la quilla de madera.  Durante las décadas de 1850 y 1860 la construcción compuesta fue la más utilizada en la construcción de barcos grandes.  Estas construcciones tenían la ventaja de que los barcos eran más fuertes, demandaban menos mantenimiento y  tenían una vida larga.  Sin mayores investigaciones no se podrá decir si eran los altos precios de la madera o las otras ventajas del método que determinó que el bergantín Falken y luego el velero Najaden fueron construidos como barcos compuestos. 

El Falken fue equipado con siete piezas de artillería liviana y el costo para construirlo se calculó en 75.000 coronas (en 1990 el costo de un barco de un tamaño similar se calcula entre 60-80 millones de coronas). El Falken fue usado durante toda su vida útil en la Armada como buque escuela para marinos y a partir de 1924 también se instruía en él a cadetes y jóvenes estudiantes. 

Fué destacado a Marstand al abrirse allí el Cuerpo de Jóvenes Marineros para servir como buque escuela, pero al navegar por la costa oeste  quedó varado en Svanesund en el archipiélago de Bohuslän.  Fué luego nuevamente destacado a Karslkrona y fue sometido a una revisión y modificacion en Karlshamn en 1923-1924.  El barco navegó con alumnos (cadetes) hasta 1932 y fue dado de baja en 1935.  F remolcado hasta Estocolmo en 1937 y se rumoreaba que iba a ser traspasarlo al Museo de Historia Marina, algo que no sucedió. 

El brig Falken en Karlskrona, Suecia

En el año 1943 Falken fue vendido a un comprador privado quien a su vez lo vendió después de la guerra a un alemán, el Dr. Ludwig Lienhart, quien tenía la intención de usarlo como barco de emigración a América Latina.  El Falken fue convertido en goleta, equipado con un motor de auxilio y cabinas para los 21 alemanes, bálticos y suecos que viajarían a América del Sur. 

Al partir en diciembre de 1947, el Falken fue sorprendido por una fuerte tormenta de nieve a la altura de Bornholm.  Primero se creía que había zozobrado, pero luego fue encontrado a la deriva al norte de Gotland.  El viaje continuó según lo planeado vía Inglaterra y las Islas Canarias a Buenos Aires. 

Su llegada al Riachuelo fué una sorpresa, ya que no habian avisado a nadie de su llegada, y así lo contempló el diario "Clarin" en su edicion del 27 de Junio de 1948. No era tal cual lo creía Clarin, pero si es cierto que estas familias encontraron tranqulidad y libertad en la Argentina.

 

El Capitán del Falken era Olavi Penvanheimo, ex comodoro de escuadrillas antisubmarinas, pero el dueño del buque y cerebro de la organizacion fue Ludwig Lienhart, quien al llegar se presentaba como ex profesor de idiomas e historia universal en Berlin y en el Even Cross College de Inglaterra, pero eso quizas debió ser antes de la guerra, ya que durante la misma sirvió como oficial del ejército aleman y estuvo destinado en Estonia durante la ocupacion alemana.  Segun el diario habia cinco finlandeses, tres estonios, dos dinamarqueses, dos portugueses y ocho alemanes. Y los suecos? Quiénes habran sido todos, realmente?

 

En la antigua Barlovento hay un articulo sobre el buque, escrito por Ludwig Lienhard sobre el Falken, no la tengo completa, pero espero tenerla algun dia. Tambien Hormiga Negra escribio una nota sobre este buque, espero poder encontrarla.

El Dr. Lienhard utilizó al Falken para viajes en aguas argentinas hasta 1954, cuando lo vendió a un grupo de chilenos que lo utilizarían para pesca de altura, la Cia La Vega, de Calbuco, Chile. En el viaje a Calbuco desde Buenos Aires el Falken varó y naufragó al Sudeste de Punta Méndez, Primera Angostura, (Estrecho de Magallanes) el 1 de marzo de 1956 (que es lo que se habia informado en Histarmar)Pero el valiente viejo bergantín obtuvo otra oportunidad cuando otra empresa chilena – Sociedad Pesquera Falken Ltd. – en Valparaíso compró el barco naufragado. 

Con los nuevos dueños el Falken fue convertido en un barco de transporte para  langostas para navegar entre Valparaíso y Juan Fernández.  Según información en Handbok: Segel 85, navegó en el Pacífico hasta 1966 y naufragó afuera de las islas de Juan Fernández.  Un pequeño artículo en Sydöstra Sveriges Dagblad (Diario de Suecia Sudoeste)  el 28 de marzo de 1977,  cuenta que el Falken fue completamente destruido en el puerto de Valparaíso en una fuerte tormenta que azotó la ciudad el 8 de mayo de 1967.  Estos datos contradictorios no han podido ser verificados aun, quizas algun lector nos dé datos concretos? (ver abajo).

Es interesante hacer notar que aun sobreviven en Argentina por lo menos dos tripulantes originales del Falken de su viaje desde Suecia - que duró seis meses! - de 83 y 88 años de edad, ambos nacidos en Estonia. 

Nos ha escrito con fecha 4 de Octubre del 2011 el Señor Juan José Raggio Etcheverry, quien nos cuenta:

Navegando por el ciber espacio tropecé con el nombre de quien fuera mi amigo, el Capitán Ludwig Lienhard, propietario del velero Falken, y ahí con su relato sobre el velero. Muy interesante.  

Yo fui tripulante en el viaje del velero desde San Fernando, Bs. As., hasta el Estrecho de Magallanes en febrero de 1956 donde encalló en la margen este de la Primera Angostura.  Estoy en condiciones de confirmarle que el velero naufragó en el puerto de Valparaíso una década después, el 9 de mayo de 1967,donde un temporal del norte le corto amarras y lo lanzó contra la costanera,  todo confirmado con la noticia publicada en el diario El Mercurio de Valparaíso de ese entonces junto con una foto del velero en el momento y con un informe del seguro .  

  Estoy escribiendo un libro con el relato del viaje desde Bs. As. hasta Magallanes y en él describo sus ultimas horas con las siguientes palabras : "La muerte del velero.  Un fuerte e imprevisto temporal del norte le cortó sus amarras dejándolo al garete para terminar sepultándolo, sin misericordia, a metros de la costanera.  Su firme estructura valientemente resistió el embate del viento y de las olas por horas,  hasta que, atrapado entre la furia del temporal, la costanera y el roquerío del fondo, con tablas quebradas, reiteradamente golpeado, ya sin fuerzas, se escoró como queriendo abrazar las aguas con sus mástiles y aceptando su triste fin, en un último gesto, se preparó para morir. Mientras tanto el temporal desatado en toda su magnitud proseguía con su azote implacable sobre el puerto lanzando olas de hasta veinte metros que reventaban en despiadados abanicos contra la costanera. Todo, ante la mirada de los cerros cuyos racimos de coloridos edificios colgando de sus laderas, contemplaban, horrorizados y atónitos,con sus ventanas llenas de asombro, la tragedia que ya nadie podía evitar.  Era el 9 de mayo de 1967 y las sombras se acercaban ya a la media noche cuando el maderamen de su casco lanzo sus últimos gemidos terminando así su larga agonía.  Según pude leer en los diarios de esos días , fue imposible el hacer nada por salvarlo. Inexplicablemente pareció ser que no había nadie a bordo en ese momento, parar haber intentado una salida a alta mar a capear el temporal y a pesar que sus armadores se esforzaron por enviar urgentemente personal a bordo, el temporal fue mas rápido y sello definitivamente su suerte.  Terminaba así sus días uno mas de los viejos veleros que aun continuaban surcando los mares y el que fuera el último de la marina mercante chilena. Lo hacía muy lejos de su tierra natal, la que seguramente en la silenciosa intimidad de su alma , siempre añoró". Luego agrego: "Después esta negación yo quedé más convencido que nunca que los veleros tienen alma y quien sostenga lo contrario es por que nunca vivió la experiencia de navegar en una de ellos. 

Los veleros sienten, se conmueven, se enternecen cuando su blanco velamen, sin una arruga, los desliza sobre un mar calmo y plano y se enfurecen, desafiantes, cuando una sucesión de olas descontroladas e inmisericordes, los enrostran , los golpean y tratan de abatirlos. Quien lo niegue , es porque nunca compartió sus momentos de zozobra, sus instantes de dicha, sus angustias y sus alegrías; sientes cuando dejan mansamente que el mar acaricie su casco en el sosiego de un fondeo acogedor, cuando mantienen, ciñendo, soberbios y escorados, su determinación en mantener un rumbo fijo., cuando se queja lastimosamente su maderamen, cuando silva al viento su jarcia enhiesta.  A mi me consta que los veleros tienen alma;  lo supe ciertamente el día en que a todos nosotros nos escuchó el Falken  cuando le rogamos, en silencio y ya sin esperanzas , que no nos dejara abandonados en medio del océano.

Lo saluda atentamente, Juan José Raggio Etcheverry.  

Le agradecemos al Sr. Raggio Etcheverry la confirmacion de la desaparicion del Falken y especialmente lo poético de su descripcion.

 

Fuentes:

-Sjömanskap- Marinens övningsskonerter Gladan och Falken 50 ar. Gunnar Carlberg.

- Revista Barlovento.

- Diario Clarin

- Datos enviados por Andres Vaher, especialmente para Histarmar.

- Juan Jose Raggio Etcheverry.

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar