Historia y Arqueologia Marítima

HOME

INDICE GENERAL LINKS
HyAM News Nº 10 -2003
EL NAUFRAGIO DEL DEBRAAK ENTREGA SUS SECRETOS DE A POCO
 
Científicos estabilizan artefactos del HMS DeBraak.By MOLLY MURRAY Sussex Bureau reporter 05/11/2003
 
En el mundo de la arqueología de naufragios, las balas de cañon no son siempre lo que parecen. Tomen como ejemplo las balas de 24 libras del buque de guerra británico HMS DeBraak.

 
"Esta tiene la mayor parte de su peso", dice Charles Fithian, un arqueólogo de la Division Estatal de Asuntos Culturales e Históricos, mientras levanta una bala. "Hay un par aquí que son como pelotas vacías, el hierro se ha ido". 
Luego de 205 años - la mayoria bajo el agua en la boca de la bahía de Delaware - el hierro en las balas de cañon del DeBraak se iban a deteriorar. Pero se pusieron peor aún luego de que  cazadores de tesoros las recuperaron des fondo del mar en 1984 y 1985.
 
Ahora, 100 de las 350 balas de cañon del DeBraak, tres de sus anclas y sus cañones están estabilizados y conservados o están en este proceso de ser conservados para parar el lento deterioro del metal. El agua salada reacciona con el hierro y, si el metal es dejado sin tratamiento, se torna lentamente en grafito. El mismo tipo de material hallado en lápices, dice Fithian.
 
 El último esfuerzo de restauración, aun costo de u$s 581.000.-, es parte de un esfuerzo de varios años para estabilizar y conservar los 20.000 artefactos del buque. El costo de conservar las grandes piezas de hierro fué dividido entre el Departamento de Estado de Delaware y la Autoridad del Río y Bahía de Delaware.
El úunico trozo que aún no se ha preservado es una sección de 70 pies (21 mts) del casco que fué sacado del lecho marino en 1985. Nadie está muy seguro como será preservado, ya que grandes piezas de pecios históricos son bastante inusuales.
 
            
Este año no se comenzará ningun trabajo por falta de fondos, dijo Fithian. Esto es una preocupacion para William Winkler, un comerciante de Ocean View con interés en naufragios locales. WInkler está preocupado que los artefactos se deteriorarán tanto que no será posible recuperarlos.

Esa era la preocupación de los congresistas estatales tres años atrás cuando aprobaron el pago de la mitad de los u$s 581.000.- para preservar los grandes objetos de hierro del barco y están ahora tratando de conseguir más dinero.

Historias de Tesoros Hundidos

El DeBraak, un sloop/brig de dos palos británico, se hundió en una tormenta de viento en Mayo de 1798. El piloto de río que estaba a bordo volvió con cuentos de cubiertas cargadas de plata y oro.          

Y así comenzó la leyenda del DeBraak como un famoso barco del tesoro. La marina Británica hizo un intento de  salvar algo del naufragio al poco tiempo de su hundimiento. Recuperaron una de las anclas. Mas tarde cazadores de tesoros trataron de encontrarlo también. Pero el DeBraak se mantuvo oculto hasta 1984, cuando un cazador de tesoros llamado Harvey Harrington usando un sonar de barrido lateral encontró algo que creyó era el DeBraak. Ese verano encontraron la campana del barco y un anillo de oro que se dijo pertenecía al capitán del DeBraak, James Drew. 

El esfuerzo de salvataje nunca recobró grandes cantidades de oro o plata del buque, pero entregó un tesoro arqueológico. El estado ahora es dueño de una gran colección que incluye de todo, desde zapatos de cuero, sombreros de lana y plumas para escribir, hasta loza, una copa de trofeo de plata y delicadas botellas de vidrio para condimentos.      

Pero preservar estos items ha sido costoso. Hasta ahora, incluyendo el trabajo más reciente en los grandes objetos de hierro, el precio de la conservacion ha sido de cerca de u$s 2 millones, dijo Fithian.

Algunos de los artefactos están en exposición en el Museo Zwaanendael en Lewes. La sección del casco está almacenada en una bodega segura de Lewes donde se la mantiene húmeda con agua fresca para evitar su deterioro. El resto de los artefactos está guardado en un almacen con clima controlado en Dover.

Un tesoro de conocimiento

La tarea de preservar el hierro ha sido un reto  para Gary McGowan, presidente de una cia. de New Jersey llamada Cultural Preservation and Restoration, esta cía ha estado trabajando en las balas de cañon y los otros objetos grandes del DeBraak.

Los cañones, por ejemplo, estaban incrustados con corrosion y vida marina, material que McGowan y sus empleados tuvieron que sacar con sumo cuidado.

Por su edad, el tiempo de estar bajo el agua y las técnicas de conservacion usadas primero, "Han perdido una enorme cantidad estabilidad", dijo. "Parecen ser tan grandes y robustos y en realidad son muy muy frágiles.

Han habido otras complicaciones también. Algunos cañones estaban cargados de pólvora negra, estopa y bala de cañón cuando se hundieron. Mientras que McGowan cree que la polvora ya no enga riesgo de explosión, está trabajando con cuidado. Los cañones cargados pueden aún dar información arqueologica ya que tienen el material tipo estopa aún adentro. Para Fithian y otros arqueólogos, el DeBraak les ha dado la oportunidad de estudiar un navío británico del siglo 18.

Mientaras se avanza en el trabajo de conservación, esperan aprender más. Aún están tratando de determinar el significado de cristales encontrados a bordo y asimismo marcas en la parte inferior de platos y cacharros - Ws y Ms- para lo que que aún no han encontrado explicación.

 

"El DeBraak", dice, "aún no ha liberado todos sus secretos".

Reach Molly Murray at 856-7372 or mmurray@delawareonline.com. 

Volver a Indice HyAMNews