Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice Exploracion

VIAJE DE INVESTIGACIÓN DE JOSÉ MAFFEO A COLON, ENTRE RIOS

 

Hotel Quirinale desde Google Earth

 por José A. Maffeo

A fines de enero de este año (2008), hice una pequeña escapada por Colón, provincia de Entre Ríos. Recordé entonces un mensaje de Ricardo Caverzaschi (posteado en el foro por Carlos Mey), quien requería información sobre un viejo remolcador que se encontraba varado en las cercanías del puerto deportivo de esa ciudad.

Me alojé en una hostería a unos doscientos metros de ese casco, y por supuesto, concurrí a verlo. Se trata de un viejo remolcador de río a vapor. Está totalmente depredado, y en su interior se pueden ver los restos de la caldera.  Intenté buscar alguna inscripción en el casco o en el resto de sus estructuras, pero la búsqueda resultó infructuosa. No pude recabar otro dato al respecto, pero según pobladores del lugar, el remolcador estaba allí desde hacía más de 50 años.

Unos metros más al norte, se encuentran los restos de una antigua chata, que con el río en baja, aflora a la superficie.  Se trata de un casco de acero, totalmente deteriorado, y en su popa, se puede observar la antigua caña del timón. Sobre este casco pude obtener aún menos información. El deterioro del tiempo, ha hecho que existan varios elementos cortantes muy peligrosos. No obstante ello,  mucha gente se acerca a los restos a pescar, con el consecuente riesgo de cortes o lastimaduras.

Más al sur sobre el río Uruguay, y exactamente enfrente al hotel Quirinales, se encuentra embicada en la playa una chata arenera. Según los datos que pude obtener, está allí desde fines de los años '70, cuando sufrió un accidente que le produjo un rumbo en el casco.

Apenas unos metros más al norte, se encuentran quizás los restos más interesantes. Se trata de una draga de cangilones. Está en muy mal estado de conservación, pero conserva todos sus cangilones numerados, las palas del timón y las hélices. No pude observar ninguna inscripción o número en el casco que permitiera identificarla, aunque no cabe duda que perteneció al Ministerio de Obras Públicas, como se verá más abajo.

No obstante, en sus cabrestantes se encuentra la inscripción "HAARL MACHINEFABRIEK VOORHEEN CEBR : FICEE 1908" más un número único por pieza y correlativo (1442, 1443, 1444). Supongo que 1908 será el año de fabricación de la pieza (quizás no del buque). Eso no hace más que llevarnos a afirmar que se trataría de una draga de fabricación holandesa, del astillero especializado en dragas Conrad de la ciudad de Haarlem. A mayor abundamiento, investigando en la página de Histarmar, se puede observar el "Archivo Vías Navegables", una foto de la draga 17-C fabricada por el astillero Conrad en 1902.  (Ver http://www.histarmar.com.ar/MOP/VN-DragasCangilones.htm). (Nota: tambien puede ser algunas de las 4 que tenia de 1909, numeros 17C al 20C- C.Mey).

 

 

 

 

 

 

 

La similitud de la 17-C con el casco de Colón es palmaria (si bien no es la misma, casi con seguridad confirma que fue construida por el mismo astillero). Lo que no he podido determinar es el significado de las siglas "CEBR : FICEE".

La caldera del buque se encuentra en proa, y la chimenea (actualmente caída hacia estribor, quizás producto de un intento de desguace), se encuentra delante de la timonera. Montada en la chimenea, como se puede ver en las fotos, se encuentra la sigla "MOP", lo que confirma la pertenencia al citado ministerio.

  

La timonera, ubicada entre la chimenea y la tolva del equipo de cangilones, aún conserva el mecanismo de control del timón, aunque sin la rueda de cabillas. El mecanismo tiene la marca "Archer". Es muy interesante la línea de cangilones, cada uno con el número en él y el resto de los mecanismos que aún se conservan.

El casco está muy deteriorado. Sigue siendo un lugar peligroso para subir por la existencia de elementos cortantes, por lo que hay que actuar con cautela y pisar en firme.

 Según la gente del lugar, la draga funcionó hasta el año 1968 cuando quedó abandonada en ese lugar (escuché que el MOP la vendió a un armador privado que se encargaba del mantenimiento del puerto, y que finalmente quebró, dejando a los tripulantes sin paga, quienes intentaron venderla, procedimiento judicial de por medio, aunque dudo de la veracidad de la historia.  Quizás lo más creíble sea que fue abandonada directamente por el Estado). Existen también en Colón otras curiosidades náuticas.

Sobre la costanera, también frente al hotel  Quirinales, se encuentra una placa que reza "El pueblo de Colón a las víctimas del naufragio del vapor "Ciudad de Buenos Aires" en su viaje a este puerto el 27-8-57 con profunda fe cristiana Colón E. Ríos 2-10-57".

Un poco más al norte, se alzan los viejos muelles del puerto de Colón, hoy desactivado, y que sólo funciona como puerto deportivo. Al lado de los muelles, se ha construido una pequeña plazoleta con una ermita que resguarda la imagen de la Virgen Stella Maris, y se alza un mástil, cuya procedencia no pudieron indicarme.

En el mismo sector, se encuentra un hermoso edificio, que en su oportunidad funcionó como parte de la administración del puerto, albergando a la Aduana y a Migraciones. Actualmente funciona la Dirección de Turismo de la Municipalidad de Colón.

Algo importante de destacar, si bien no relacionado con lo náutico, es que en Colón se encuentra el único busto que recuerda a un soldado conscripto caído en Malvinas. Se trata del dragoneante Elbio Eduardo Araujo. El busto, junto a un pedestal con placas, se encuentra en la plaza de la Estación Terminal de Ómnibus.

Luego de dejar Colón, partí hacia la provincia de Santa Fe, ya que quería participar del acto recordatorio de la Batalla de San Lorenzo, el día 3 de febrero. Así fue que atravesé una impresionante obra de ingeniería, que es el camino que une Victoria (Entre Ríos), con Rosario. Quizás la crítica es que sólo hay un carril por mano, y la inconciencia de los
conductores hicieron que fuera testigo de dos "casi" accidentes.

En San Lorenzo (sin detenerme en la cuestión del acto y del museo conventual), pude observar las barrancas del Campo de la Gloria, en donde se están efectuando obras de defensa, por un monto de 20 millones de pesos. En el río Paraná se observó un tránsito intenso.

Al emprender el regreso, me detuve en Rosario a visitar el Monumento a la Bandera. En sus cercanías se encuentra la "Bichini", ya reseñada en las páginas de Histarmar.
(Ver http://www.histarmar.com.ar/Cascosabandonados/LanchaRosario.htm).

También se encuentran dos hermosísimos cañones de bronce de principios del siglo XIX, lamentablemente vandalizados con escrituras y rayaduras de todo tipo.  Justo frente al monumento está el cenotafio a los caídos en Malvinas.

Y como en el camino estaba San Nicolás, luego de ingresar a la ciudad, me dirigí al Parque San Martín a ver el "Atlantic II", ex LST-970.  (ver http://www.histarmar.com.ar/BuquesMercantes/ListadoA/AtlanticII.htm).

El buque se encuentra en pésimo estado y totalmente depredado. La vegetación que crece sobre la barranca, prácticamente lo tapa a la vista (puede observarse la diferencia entre las fotos tomadas por Guillermo Berger en el 2004 y las que tomé en el 2008). Entre la costa y el casco, se acumula basura de todo tipo. El casco deja adivinar las formas del viejo buque de desembarco de tanques y uno hasta puede imaginarse los Willys apiñados en sus bodegas, los infantes alistando sus M-1, y sus cañones de 40 mm humeantes.

Emociona y entristece a la vez ver a esa vieja mole de acero que formó parte de la US Navy durante la Segunda Guerra Mundial y participó de la campaña de Okinawa. Si bien no lo recomiendo, el buque puede ser abordado. Con un poco de ingenio y destreza, puede bajarse unas viejas escalaras desde la barranca, e ingeniárselas para abordar. Lamentablemente, cuando pasé a verlo, ya era demasiado tarde y estaba oscureciendo, así que desistí de la empresa.

La noche me impidió pasar por el monolito que recuerda el combate de Vuelta de Obligado y por el ATF que está en desguace en Ramallo.

Quedará para la próxima.

José Maffeo (10-02-2008).
 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar