Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice Exploracion

VIAJE A SANTIAGO DE CHILE, VIÑA DEL MAR Y VALPARAÍSO

CHILE - MAYO DEL 2007

 Por Carlos Mey

Viaje y primeras impresiones Santiago- Centro Santiago- Museo Historico
Santiago- de compras Museo de Cañones en Viña del Mar Valparaiso- vistas
Valparaiso-ascensores y puerto Valparaiso - Casas Viña del Mar-Reñaca
Grua antigua Museo Naval de Valparaíso  

Ya que teniamos unos dias libres de clases y bastante millaje en Aerolineas Argentinas, decidimos con mi esposa hacernos una corridita a Santiago de Chile, que no conociamos y de la que tanto nos habian hablado.

Asi que el 23 de Mayo cerca del mediodía salimos en un magnifico dia de sol. Como realmente teniamos muchas millas gratis, nos dimos el gran gusto de viajar en clase ejecutiva, y realmente se la disfruta, encima éramos los únicos allí, por lo que pudimos pasar de ventanilla en ventanilla al cruzar los Andes, devorando con los ojos esa maravilla de la naturaleza. No alcanza la vista para abarcar tantos picos nevados, valles que caen precipitosos a lineas de agua lejanas, caminitos perdidos en esa inmensidad de rocas.

Nos perdimos el Aconcagua, ya que paso justo justo debajo del avion y a la vuelta estaba nublado, asi que otra vez será. Una vez que se pasa la cadena de los Andes, de inmediato el avion comienza a bajar su velocidad, su altura y sigue asi hasta aterrizar en el moderno y magnifico aeropuerto de Pudahuel, cuyo edificio fué inaugurado hace ya muchos años. Espero que algun día tengamos en Argentina algo como eso....Por supuesto se embarca y desembarca por mangas, no por omnibus y escaleras desvencijadas como nos pasó en Ezeiza al regreso. En fin, en este caso el dicho se aplica al reves; volver es morirse un poco...

El camino hacia Santiago es largo, con una buena autopista y modernos sistemas de peaje en los cuales no hay que frenar siquiera;  y con un tunel de por lo menos 3 kms que esta cortado debajo del río Mapocho se llega muy facilmente al centro o mas alla de la ciudad.

 

Dia y noche- Aire limpio y smog, pero siempre un espectáculo agradable.

Nos hospedamos en Las Condes, hacia arriba de Santiago centro, una zona nueva, impecable con torres modernas y con un ritmo de construccion fenomenal. En un radio de pocas cuadras se estaban construyendo un edificio de 50 pisos, otro mas alto aún, un centro comercial inmenso al lado de nuestro hotel y otras obras. Se nota una economia pujante y saludable.

  En esta obra hay nada menos que 12 gruas de gran tamaño operando al mismo tiempo, en un nuevo complejo de oficinas, hoteles, mall, etc.

Pero a la mañana siguiente nos despertamos con la novedad que habia una pre-emergencia, ya que el nivel de toxicos en el aire estaba cerca del limite máximo, por lo que se aplicaba un plan de seguridad y varios numeros de patentes no podrian circular, la gente mayor o enfermos debian cuidarse, etc. En la foto de arriba a la Izq. se puede apreciar el aire limpio de Las Condes y la nube de smog hacia el centro de la ciudad, que está mas bajo y en un pozo.

Tomamos el Metro (subterráneo para Argentina) hacia el centro, metidos en una verdadera marea humana. El Metro es el mejor sistema de transporte que tiene Santiago, por lo que todo el mundo lo aprovecha. Pero esta saturado tambien, desde que se instalo el Transantiago, un sistema que modifico los recorridos de buses, elimino  todos los viejos, compro unos 3.000 nuevos de doble cuerpo y logro rápidamente transformar todo en un caos del cual se tardará mucho en salir, para sufrimiento de los Santiaguinos. Aparentemente se calcularon mal la cantidad de coches necesarios, en algunos casos los radios de giro no correspondian con el necesario, la altura era demasiada para algunos puentes, a quitarse recorridos dentro de los pueblos satelites, se condeno a la gente a caminar hasta 5 kms para alcanzar un nodo de buses. Un desastre total. Asi que no se recomienda viajar en horas pico, ya que será llevado en el aire a donde va la gente, no Ud. Un buen ejemplo para aprender de errores ajenos, no?

 

Un Omnibus del Transantiago con un "fuelle" en el medio. Observen lo bajito de su chassis.

 

El Metro de Santiago, una maravilla de ingeniería, con amplias y bien iluminadas y aireadas estaciones, kilómetros de túneles y escaleras y ascensores de paso hacia afuera o entre nódulos de intercambio. Trenes silenciosos, con ruedas de goma y ruedas laterales que lo mantienen perfectamente alineado por lo que el pasajero va cómodo. No hay ruidos raros, una envidia. Los vagones son anchos, de una gran capacidad, algunos con asientos, otros directamente un tubo largo de principio a fin donde se puede pasar sin inconvenientes de un vagón a otro, ya que hay fuelles entre cada uno.

A la pagina siguiente     >

Este sitio es publicado por Carlos Mey -   Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar