Historia y Arqueologia Marítima

HOME

Indice Cascos

 

La Soberana - Pehuen-Có

Foto de 1990, con el Sr, Eugenio Manera en la proa.

Esta historia está basada en el libro "La Soberana" escrito por Maria Cecilia Manera en edicion privada en el 2002 (ISBN 987-43-5314-7) que nos fuera cedido por el Archivo Municipal de Punta Alta, a quien agradecemos.
 
Por muchísimos años existieron en la localidad balnearia de Pehuen-Có a la altura de Las Colonias, a pocos kms al norte de Bahia Blanca, los restos de un barco conocido por todos como "el barco hundido", cuando en realidad era el "barco encallado". La investigacion llevada a cabo por Ma.Cecilia Manera permitio conocer mejor su historia.

Archivo Pedro Cabré Moré - Fecha incierta.

Sus restos permitian imaginar diversas causas de su naufragio y el uso de sus bodegas; el transcurso de los años fué destruyendo su estructura, en la cual los jovenes buscaban estrellas de mar y conchillas y soñaban con encontrar un doblon de oro. Con el paso de los años se sumo la depredacion que efectuaron todos los que por alli pasaban y se llevaban algo de recuerdo. Cuando se sacaron las piedras del lastre, con las que se construyeron los primeros fogones y luego la capilla "La Sagrada Familia", el barco quedo bastante libre y aprovecharon para llevarse hierros y en especial bronce. Incluso el llamado Paso de La Soberana, se denomina asi por haber sido hecho con los tablones de la goleta El Soberano, nombre que alkgunos atribuian debia ser "The Sovereign" ya que suponian era un buque ingles.
 
La perseverancia de la Sra. Manera permitio saber su historia real. Fue una goleta uruguaya de nombre "Jaime Soberano Segundo". Segun La Memoria Maritima del diario El Porvenir, del 17.01.1884: "...El dia 1 de Diciembre el bergantin goleta "Jaime Soberano 2º", capitan don Calisto Emerie navegando para entrar a esta bahía, al parecer equivocó su entrada penetrando por el canal norte, fondeo a la noche en tres brazas y media de agua. Un fuerte viento del Sud, y SE con gruesa mar, le rompio las cadenas perdiendo las dos anclas y le hizo derivar a la costa donde encalló salvandose toda la tripulacion y buena parte de la carga. El buque procedente de Montevideo traía cargaento general...".
 
Pese a que el barco quedó en pésimas condiciones, la tripulacion resulto ilesa y tambien gran parte de la carga quedo intacta; pero los tripulantes, en su gran mayoria españoles, perdieron sus efectos personales, carecian de dinero y fueron alojados en una fonda por el viceconsul Uruguayo en Bahia Blanca.
 
A pedido del mismo se realizo una colecta con la ayuda de la comunida bahiense: "...Llegado (...) que hubo los desdichados hasta el diario de la localidad se abrió en sus columnas una suscricion (sic) que fue secundada por algunas señoras y caballeros de la localidad, y cuya suscricion, sino fabulosa para los que no han menester de esta clase de socorro lo es para los infelices..."

 

Foto tomada por Juan Felipe Van der Born en 1964

Es de llamar la atencion la rapidez con que llegaron a Bahia Blanca la noticia y el personal, dado que encalló en una zona desierta y no sabrían a dónde dirigirse, posiblemente gente del cacique Ancalao, que poblaba la zona de Arroyo Pareja, estuviera recorriendo el sector para ver que dejo la tormenta en la playa y los ayudara; ya que hay 75 kms desde Bahia Blanca hasta ese lugar, los primeros 10 kms de dunas vivas. La mercadería fue rematada tambien rapidamente, para el 3 de Enero de 1884, pero la famosa "suscricion" parece que no llego a los bolsillos de los naufragos, ya que el diario "El Eco de Bahia Blanca" del 10 de Febrero preguntaba "¿Que se ha hecho de la suscripcion?". Parece que la bajeza viene de bastante atras, no?.
 
Volviendo al buque en sí, en algun momento debe haber sufrido un incendio, ya que figuraba en planos antiguos de la zona como "buque quemado". Debido  que por el paso del tiempo el barco iba desapareciendo, junto con las dunas vivas y el cementerio de caracoles, se recuperaon del mismo lo poco que aun quedaba, entre estos elementos hay pernos, clavos, manijas de bombas de achique, herramientas, pastecas y maderos, lo que fue donado al Museo Historico de Punta Alta.

1. Nacimiento Bauprés - 2 Pastecas - 3 Trozo de cadena - 4 pernos de bronce - 5 trozo de cuaderna

Pancho Manera con un perno de bronce

 

Con parte de maderas el artesano Adrian Ceccón de Tandil construyo un modelo a escala de una goleta, no una copia del barco original, ya que no habia mucho para copiar, pero por lo menos con una escala logica entre casco, eslora y manga.

 

Tradiciones orales de la zona dicen que hay aún un buque naufragado "escondido" debajo de las dunas y otro un poco afuera de la línea de marea. Quedara para los arqueólogos tratar de encontararlos y descifrar sus misterios. Viene bien reiterar aqui, otra vez, que existe una ley de Patrimonio Arqueologico que no permite el saqueo o "retirar" elementos de un naufragio. Antes de ello se debe consultar con el Programa de Arqueologia Subacuática del Instituto Nacional de Antropología, 3 de Febrero 1378, Buenos Aires, tel (011) 4784-3371 o e-mail: proas@fibertel.com.ar  o ver su pagina web: http://www.inapl.gov.ar/invest/arqueosub.htm. Se aclara que en el presente caso, toda la tarea se realizo muchos años antes de que ni siquiera hubiera una ley y por lo menos se rescataron de la depredacion algunos elementos que han sido recuperados y entregados a un Museo.
 
C
 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar