Historia y Arqueologia Marítima  HOME

ARMADA URUGUAYA  - HISTORIA  

 

Historia hasta - 1863 Historia hasta 1981 Historia hasta 2007
Buques  de la Armada Uruguaya Aviacion Naval Uruguaya Aviones de la Av.Nav Uruguaya

Las Cañoneras

Haga click para ver la foto ampliada.Mientras en el País se comienza a implementar la reforma escolar, se promueve la sanción de leyes para encauzar la vida social y la administración de la justicia; cuando Montevideo va recibiendo las primeras luces de energía eléctrica, el Gobierno Nacional toma trascendentes medidas con relación a la Marina Militar.

Las mismas se encuadran en tres aspectos fundamentales: organización, enseñanza y material.

En diciembre de 1882 se dispone que la Capitanía del Puerto de Montevideo pase a denominarse Comandancia de Marina y Capitanía General de Puertos, en  razón de depender de ella la Escuadrilla y los demás Puertos de la República.

También se funda la Escuela de Marina Nacional, reactivándose la actividad anteriormente suspendida.

Con respecto al material es quizás donde se aprecien más innovaciones. Por primera vez la Marina recibía buques específicamente construidos para servicios militares: las Cañoneras "General Artigas", "General Rivera" y "General Suárez".

La primera fue ordenada construir en un astillero de Trieste que perteneciera en la época al Imperio Austro-Húngaro, incorporándose al servicio activo en diciembre de 1884. La "General Rivera" fue construida en nuestro país, específicamente en los Talleres de la Escuela de Artes y Oficios, siendo botado su casco en abril de 1884 luego de ser trasladada por las calles 18 de Julio y Sarandí hasta el Puerto de Montevideo . La "General Suárez" cañonera francesa que estaba en estación en El Plata fue adquirida en 1886 habiendo sido construida en 1863.

Las tres naves, si bien con pequeñas diferencias en sus características, satisfacían requerimientos específicos nacionales, siendo aptas tanto para la navegación en el Plata como en el Río Uruguay, avalando el cambio en la política gubernamental en el tema naval. Durante 20 años las Cañoneras llevaron a cabo diferentes misiones de Guerra y de Paz.

El viaje de instrucción cumplido por la "General Rivera", marcando el primer pasaje de un buque de la Marina por el Estrecho de Magallanes; la misión diplomática llevada a cabo por la "General Artigas", al devolver los trofeos bélicos obtenidos por nuestras tropas en la guerra de la Triple Alianza, a la hermana nación del Paraguay; la tarea que como Escuela de Grumetes cumple la "General Suárez" (luego de ser radiada del servicio activo), son ejemplos aislados pero probatorios de la polifacética tarea cumplida por nuestra primera escuadrilla organizada.

Cuando una a una, las Cañoneras son retiradas del servicio, al igual que en las difíciles épocas de la Guerra Grande, se apeló a las suscripciones populares para la compra de naves para la escuadra. El balance final arroja un doble saldo positivo: además del monto, se logra un aporte aún mayor: la toma de conciencia general en cuanto a la necesidad de contar con una flota representativa.

Los Cruceros

Haga click para ver la foto ampliadaEl memorable período histórico marcado por la presencia de las Cañoneras tiene su final luego de las contiendas civiles que tanto significaron en la vida de la República. El 1º de marzo de 1907 accedía a la Primera Magistratura el Dr. Claudio Williman, instalándose una nueva organización del Poder Ejecutivo, que comprende, entre otras, la creación del Ministerio de Guerra y Marina.

Ya antes de su elección, el Dr. Williman expresaba en un discurso ante la Asamblea General Legislativa: " la Marina Nacional tendrá que formarse, aunque sea en condiciones modestas, porque lo exigen imperiosamente nuestra soberanía y nuestro decoro". Así se dio inicio a una larga serie de leyes que procuraron el fomento de la Marina de Guerra y de los elementos estructurales básicos de una organización naval militar con sus derivaciones al terreno marítimo.

En este marco, se adquieren algunas unidades: el Cañonero "18 de Julio", de origen inglés construido en 1889; el crucero "Montevideo", también de origen inglés y construido en 1887, el que se incorpora en 1908; el transporte "Maldonado", de origen alemán construido en 1886 y luego rebautizado como "Barón de Río Branco" durante sus tareas para la Comisión de Límites de la Laguna Merín; el vapor "Vanguardia" y el Aviso "Oriental".

El período se cierra con la compra del Crucero "Uruguay", construido bajo especificaciones nacionales en Alemania, el que se incorpora en agosto de 1910.Este buque prestó servicios por más de 40 años, requiriéndosele  a lo largo de todos ellos el cumplimiento de las más variadas e importantes actividades, siendo orgullo del País y de la Armada.

En diciembre de 1907 se crea la Escuela Naval funcionando junto con la Escuela Militar, donde se formarán los Oficiales de la Marina Militar y Marina Mercante.

En 1909 egresa la Promoción No.1 del Cuerpo General. En 1919 se crea el Cuerpo de Ingenieros de Máquinas y Electricidad, egresando de la Escuela Naval los primeros Oficiales en 1924.La  primera Promoción de Pilotos Mercantes egresa de 1916.

En 1910 el Gobierno adquiere el dique Cibils-Jackson, construido en 1874.El denominado Dique Nacional pasa a depender del Ministerio de Guerra y Marina en 1916, afín de atender requerimientos tanto de buques estatales como particulares.

La consolidación estructural y funcional de la Marina se logra con la creación de la Dirección de la Armada, en noviembre de 1915, importante mojón institucional en la evolución ascendente del instituto naval.

En 1916 nace el Servicio Hidrográfico y se produce la separación de la Escuela Naval de la Militar, pasando a funcionar en forma independiente en el tradicional edificio de la calle Sarandí 122, antigua sede del Batallón de Cazadores Nº2.

También en 1916, en junio, se produce el primer contacto de un buque nacional con los hielos de la Antártida, con el intento de rescate de la expedición Shackleton por el "Instituto de Pesca Nº 1", tripulado mayoritariamente por marinos militares, en una odisea donde se alcanzan los 60º de latitud Sur. 

Entre las dos Guerras

La década del 20 encuentra a la Armada en crítica situación con respecto a su material. Los esfuerzos del Gobierno para renovar las viejas unidades no son atendidos, y si bien las autoridades denuncian el estado de abandono de la Armada, los proyectos de renovación no pasan de esa categoría.

En 1925 se crea el Servicio de Aeronáutica de la Armada, nombrándose Jefe al Capitán de Fragata Atilio Frigerio, primer piloto uruguayo en obtener el brevet de Aviador Militar (Aviano, Italia, 1912). Con ello, la Marina acompasa los adelantos que pautó la guerra en cuanto a la importancia táctica de la Aviación Naval. Sus primeros hidroaviones serán recibidos recién en 1930: tres biplanos "Cant" italianos, los que operarían desde 1934 en la primera Base Aeronaval en la Isla Libertad.

En noviembre de 1929, el Gobierno de la República decide la compra de un buque hidrográfico a la Sociedad Española de Construcción Naval. Así, el flamante "Capitán Miranda" se incorporaba a la Armada el 16 de diciembre de 1930. Bautizado con el nombre de "Capitán Miranda" en homenaje al excelso marino uruguayo, hidrógrafo, historiador, profesor, conferencista y escritor, este buque cumplió tareas de relevamiento de nuestras aguas jurisdiccionales por varias décadas.

En 1934, sancionada la primera Ley Orgánica de la Armada, se producen importantes cambios en la organización. Se crea la Inspección General de Marina y se incorporan diversos servicios: Meteorológico; Oceanografía y Pesca; Iluminación y Balizamiento (tomando a su cargo todos los faros, balizas, material y personal que anteriormente estaban en la órbita del Ministerio de Obras Públicas).

En esta reestructura, la Capitanía General de Puertos deja de depender del Ministerio de Guerra y Marina para ser una dependencia directamente subordinada al Inspector General de Marina, cambiando además su denominación a Prefectura General de Puertos.

En noviembre de 1935 se decide la compra de tres Guardacostas para la custodia de nuestro extenso litoral oeste, encargándose su construcción a los astilleros italianos Cantieri Navali Riuniti. Tripulados por personal de la Armada, arriban al País el 9 de febrero de 1936. Desde este momento, el A1 "Paysandú", el A2 "Salto" y el A3 "Río Negro", prestarán servicios a la Patria en las aguas nacionales, principalmente en el Río Uruguay participando en todo tipo de eventos y tareas, fraguando un historial de enorme destaque para la Armada.

En 1935 se establecen dentro de la Prefectura los cometidos de la Dirección de la Marina Mercante, actualmente denominada Dirección Registral y de Marina Mercante.

La Segunda Guerra Mundial

Haga click para ver la foto ampliadaEn diciembre de 1939, la guerra que asolaba a Europa llegó también al Río de la Plata.El acorazado de bolsillo alemán "Admiral Graf Spee" enfrenta a los cruceros británicos "Ajax", "Achilles", y "Exeter", éste ultimo retirado muy averiado a Malvinas.

El Crucero"Uruguay" que se encontraba navegando en la zona, en defensa de nuestra soberanía se interpone entre los adversarios. Estos igualmente prosiguen la acción hasta las cercanías del Puerto de Montevideo, donde el acorazado germano hizo su entrada antes de la medianoche. Habiendo tenido lugar previamente intensas negociaciones diplomáticas, el buque alemán abandona el Puerto de Montevideo y en la noche del día 17 de diciembre, su Comandante dispone el hundimiento frente a las costas montevideanas.

Posteriormente, dos cargueros italianos y dos daneses que se hallaban refugiados en puerto, son requisados y rebautizados "Montevideo", "Maldonado", "Rocha" y "Colonia".Estos barcos son tripulados por Oficialidad de la Armada y empleados para transportar mercaderías vitales para y desde nuestro País. En marzo del año 1942, es hundido el "Montevideo" por un sumergible italiano. A consecuencia de ello, el Gobierno requisó el carguero alemán Tacoma, en el que posteriormente varias promociones de Guardiamarinas realizarán el ansiado viaje de instrucción. En agosto de ese mismo año, es hundido el "Maldonado", siendo su Comandante tomado prisionero a bordo del submarino alemán agresor.

Estas circunstancias bélicas tuvieron consecuencias inmediatas, quedando en evidencia que aún no tomando parte en la guerra, ella estaba presente en nuestras aguas y que el País no contaba con el material necesario para asegurar la vigilancia de nuestra soberanía ni la protección de nuestra neutralidad.

A raíz de dichas consideraciones, se asignan a la Armada una exigua suma de dinero para ejecutar un plan de adquisición y reparar el crucero "Uruguay", tomándose además otras medidas de naturaleza orgánica.

En 1940 se crea la Base Naval de La Paloma, como apostadero de la costa atlántica.

Promulgada ese mismo año la Ley de Instrucción Militar Obligatoria, la Marina conforma los Batallones "Zapicán" y "Honor y Patria", los que se unieron luego en la denominada Reserva Naval.

En 1941 se crea la Escuela de Guerra Naval, a fin de perfeccionar la formación profesional de la oficialidad.

La Aviación Naval logra un importante avance en 1942, al incorporar  seis hidroaviones "King Fisher" de origen estadounidense y algo más tarde, en 1947, toma posesión de la Base Aeronaval No.2 de Laguna del Sauce, entregando al Estado, en 1950, la Isla Libertad.

Al arribar en 1944 la Corbeta "Maldonado", buque con capacidad antisubmarina, se inicia una etapa de renovación tecnológica, la que se consolidará en la década de los 50.

En 1947 la Prefectura General de Puertos cambia su denominación por la de Prefectura de General Marítima, pasando a depender del Ministerio de Defensa Nacional y crea dentro de su organización la Compañía de Gases, Unidad que da origen a la actual Unidad de Apoyo Operativo de la Prefectura Nacional Naval.

Epoca Moderna

Este período particularmente importante en la historia de la Armada, está comprendido entre los últimos años de las décadas de los 40 y 80.

Tras la Segunda Guerra Mundial, surge la división bipolar Este-Oeste. En setiembre de 1947 es firmado en Río de Janeiro el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, que liga los países americanos en conjunto en una política defensiva continental, donde las Marinas están llamadas a jugar un papel preponderante.

Como consecuencia, se produce un importante salto tecnológico, con la incorporación de nuevo material, acompañado por nuevos requerimientos de adiestramiento, que ubicará a la Armada de los años 50 y 60 en un lugar de consideración dentro de la región.

Haga click para ver la foto ampliada

Entre 1949 y 1952 arriban para la Aviación Naval 16 aviones torpederos TBM "Avenger", 3 aviones de entrenamiento avanzado SNJ "Texan" y 12 de caza y ataque F6F "Hellcat".

No obstante, sin lugar a dudas, la principal incorporación fueron los Destructores "Uruguay" y "Artigas", en 1952, los que permanecerían en servicio por cerca de cuatro décadas. La Segunda Guerra Mundial y sus consecuencias, determinaron la necesidad de instrumentar medidas defensivas contra la amenaza submarina cada vez más peligrosa. La formación de grandes convoyes de cargueros, escoltados por buques veloces y bien equipados con armamento antisubmarino, que se denominaron Destructores Escolta (DE), fue la mejor respuesta a aquella amenaza. Nuestros DE 1 "Uruguay" y DE 2 "Artigas" marcaron un cambio sustantivo en la doctrina de nuestra Armada, y el adiestramiento pasó a desempeñar un rol fundamental.

La Fragata "Montevideo" arriba en 1953, la que será también empleada para viajes de instrucción de Aspirantes de la Escuela Naval.

En 1955 el Gobierno autoriza la construcción en el País de tres lanchas para la Prefectura General Marítima, botándose al año siguiente las PS 1, 2 y 3. En mayo de 1959, la PS2 se destaca en el salvamento de la tripulación del "Pietrina", varado en el temible Banco Inglés.

En 1957 comienzan maniobras combinadas entre las Marinas latinoamericanas y de Estados Unidos, las que posteriormente se denominaron UNITAS . El adiestramiento básico se orientó, en este período, hacia la protección de las líneas de comunicación marítima de nuestro teatro, por lo que la escolta y la guerra antisubmarina dominaban la mayoría de las operaciones.

Concurrentemente, posteriores incorporaciones atienden tales objetivos. En 1965 se reciben 3 aeronaves antisubmarinas S2A "Tracker"; en 1966 se incorpora el Barreminas "Cte. Pedro Campbell"; en 1969 se agrega el Tenderredes "Huracán"; en 1970 llegan los Barreminas "Río Negro" y "Maldonado". El Destructor "18 de Julio" se incorporaba en 1973, reemplazando a la "Montevideo".

En 1961 se establece en la Escuela Naval la Escuela de Cadetes de la Prefectura   General Marítima, egresando la primera promoción de oficiales en 1963. En éste último año ingresa también a la Escuela Naval el primer curso del Cuerpo de Aprovisionamiento y Administración egresando al año siguiente. En 1962 egresa la primera promoción de Ingenieros Mercantes.

Con objetivos estratégicos nacionales claramente definidos, la Armada logró incorporar en 1962 al petrolero "Presidente Oribe", el cual también estaba equipado como buque de instrucción para que los Aspirantes del último año de la Escuela Naval se ejercitaran en tareas prácticas de la profesión y estuvieran en contacto con el mar por períodos prolongados. En 1972 recibe su segundo petrolero, el "Presidente Rivera".  El "Juan Antonio Lavalleja"se incorporó en 1978 y por último en 1988 la Armada decide adquirir un nuevo buque que reemplazará a los anteriores: el nuevo "Presidente Rivera".

Luego de permanecer por década en la sede de Sarandí 122, la Escuela Naval se traslada en 1968 al edificio que ocupa actualmente en Miramar, Carrasco.

Nuevos cambios se verificarán en la orgánica de la Marina. En 1970 la Inspección General de Marina pasa a denominarse Comando General de Armada, título aún vigente y en 1973 la Prefectura General Marítima pasa a llamarse Prefectura Nacional Naval, pasando a depender nuevamente del Comando General de la Armada.

En una especial situación de conmoción interna, se crea en el año 1972 el Cuerpo de Fusileros Navales.

Entre 1977 y 1978 se lleva a cabo la transformación del "Capitán Miranda" en Velero Escuela, convirtiéndose a partir de entonces no sólo en un instrumento indispensable en la formación de los futuros Oficiales de la Armada, sino también en un real embajador itinerante.

En 1981 arriban tres lanchas patrulleras clase "Vigilante", construidas en astilleros franceses bajo especificaciones de la Armada Nacional: "15 de Noviembre", "25 de Agosto" y "Comodoro Coe".

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  Martínez - Argentina