Historia y Arqueología Marítima

 Indice Armadas Sudamericanas

HOME

LA BATALLA DEL RIACHUELO - GUERRA DE LA TRIPLE ALIANZA

Indice Armada Paraguay

Dibujo de Carlos Sosa "Calo" mostrando parte de la batalla.    

Batalla- Fase  1 al 8 Batalla - Fase 9 al 17 Mapas de la Batalla
Buques Intervinientes Fuentes para los mapas Foto Satelital del sitio

El 11 de Junio de 1865 se libro la batalla naval más grande de América., en el sitio donde desemboca el curso de agua llamado Riachuelo , situado en la desembocadura del río Parana en su conjuncion con el rio Paraguay, a pocos kms. de la ciudad de Corrientes, sobre aguas Argentinas. Esa zona de la Pcia. de Corrientes estaba en poder de las tropas paraguayas, por lo que tenian el dominio de la costa.

Se enfrentaron la escuadra Paraguaya y la Brasileña (ver cantidad y especificaciones) en un duelo que duro unas 4 horas y media y que dejo varios buques hundidos y muy dañados y cientos de muertos y heridos en ambos bandos. Aunque la flota brasileña infligió mayores daños a la paraguaya, no aprovechó la oportunidad de  anularla completamente y se retiro a su apostadero. Los paraguayos volvieron al área mas tarde y recuperaron buques y pertrechos, para poder volver a luchar en el futuro, aunque nunca más pudieron hacer acciones ofensivas y debieron limitarse a servir en funciones logísticas. Hay muchas versiones de la batalla, del numero de muertos y heridos, de que buques estaban donde en determinado momento, del nombre definitivo de cada buque segun los Brasileños o Paraguayos. He tratado de dar una version lo mas ajustada posible, sobre todo basandome en las láminas de las fases de la batalla de don Jaime Grau, quien sopeso todos los libros y escritos y llego a su conclusion definitiva.


La flota paraguaya estaba anclada  en el Paraguay, cerca de Humaitá, la brasileña sobre la costa del Chaco, cerca de la isla Barranquera, en el Km 1200, muy cerca, pero fuera de vista y de tiro. (Ver Mapas de la Batalla, Fase1).

El Mariscal López le ordenó al jefe de su flota, el Capitán  de Fragata Pedro Ignacio Meza un ataque a la escuadra brasileña. Debian tratar de apoderarse de la escuadra brasilera y López les encargó que "traigan algunos prisioneros". Ya que Meza y los capitanes Cabral y Gill conocían muy bien el Paraná, les preguntó a que hora era mas conveniente el ataque, a lo que contestaron que entre las 3 y las 4 de la mañana, ya que podrian salir de Humaita a las primeras horas de la noche y en 7 horas caerían por sorpresa sobre el enemigo e ir al abordaje, ya que los brasileños contaban con mejor artillería y barcos muy superiores. Este plan fué aceptado por López.

El Cnel. de Ingenieros Francisco Wisner de Morgestern presente en la reunión propuso que los barcos llevasen a remolque chatas armadas a cañón, los marinos se opusieron ya que esto entorpecería la maniobra, pero se acepto el plan de Morgenstern. La Division de Vanguardia zarpó de Humaitá a las 12:30 de la noche, fondeando en Paso de la Patria para recojer las chatas con cañon. Allí, el Tte Gill supo que el tornillo de sujecion de la hélice de su buque, el Yberá, se habia zafado de su eje imposibilitándolo de seguir.

La flota zarpó de Paso de la Patria a las 9 de la mañana, debiendo ir a marcha lenta a causa del remolque de las chatas, encabezaba la columna el Paraguarí  y la cerraba el Tacuarí. El plan era bajar sigilosamente, con los motores apagados amparados por la oscuridad de la madrugada y acorralar a los brasileños en su apostadero, para proceder de inmediato al abordaje de sus naves. El asalto cuerpo a cuerpo era esencial para la estrategia paraguaya. Debido a que iban corriente abajo y a la velocidad con que irian no podrian acoderarse de inmediato para abordar, por lo que los paraguayos debían cañonear a  los buques brasileños al pasar y de inmediato dar la vuelta y entonces, corriente arriba, sí ubicarse lado a lado con cada buque para abordarlo y apoderarse de ellos.

Pero las demoras con el arreglo de la Yberá y la lentitud de marcha por llevar a remolque a las chatas hicieron que la hora del ataque se fuera corriendo a media mañana. Ademas los buque brasileños pudieron ver la escuadra que se aproximaba con suficiente tiempo como para  comenzar a prepararse y calentar calderas., por lo cual, cuando psaraon los buques paraguayos, los estaban esperando listos.

Para Meza, la sorpresa ya era imposible, pero una retirada era tambien imposible, por lo que en vez de tratar de acercarse para abordar, la líonea paraguaya sigue de largo; ambos bandos rompieron un vivo y nutrido fuego, recibiendo el Jejuy varios impactos, uno de los cuales le parte la caldera, la chata remolcada por el Ygurei es averiada y reciben impactos directos las remolcadas por el Ypora y el Marques de Olinda.

La escuadra paraguaya se dirige hacia el Riachuelo, donde estaria protegida por las baterías de tierra y la fusilería de los infantes y soldados parapetados allí. De las tres chatas, dos se hunden casi de inmediato y la tercera se embica en la isla Palomera. La escuadra paraguaya se queda al abrigo del Riachuelo, el Jejuí llega a la costa a duras penas y termina hundiendose allí.

La linea brasileña  se dirige hacia Riachuelo, pero el Amazonas se desvia y el Jequitinhonha lo sigue, dejando al Belmonte muy adelantado del resto, recibiendo un nutrido fuego de los paraguayos.El Amazonas retoma su lugar en la línea, pero el Jeiquitinhonha no lo puede hacer, quedando varado a merced de los cañones paraguayos. Mientras tanto el Belmonte es averiado seriamente, recibiendo "varios cañonazos debajo de la linea de agua que le invadía rápidamente, yendo a embicarse a la costa para evitar irse a pique del todo" quedando aguas abajo, en la isla Cabral. "Cuando tocó fondo estaba lleno de agua hasta la cubierta y habia perdido todas sus municiones y provisiones". Ambas flotas entablan un duelo de artillería, mientras se cruzan entre sí.

La escuadra brasileña sigue de largo hasta la isla Palomera, donde retoma río arriba mientras el Parnahiba retrocede en ayuda el Jequitinhonha. El Parnahiba es perseguido por cuatro buques paraguayos que se desprenden de la costa de Riachuelo, el Paraguari le cierra el paso por la proa pero el Parnahiba lo embiste, el Tacuari trata de abordarlo por babor, el Salto Oriental por estribor y el Marquez de Olinda por la popa.

Cañonero corbeta mixta Parnahiba

El Capitan Antonio Valentino, italiano, práctico  del cañonero Parnahiba, conto así su odisea:

"Malogrado el primer momento por la escuadra paraguaya, el comandante brasilero ordeno levantar vapor y zarpamos para enfrentar la bateria enemiga, donde hicimos alto, virando aguas arriba y trabando combate. A la media hora de comenzada la lucha, el espacio estaba materialmente cubierto de humo, al extremo de no vernos nosotros ni divisar al enemigo, ordenándose cesar el fuego y una vez disipado el humo, el almirante ordeno virar aguas arriba, ocurriendo esto cuando varó la corbeta a vapor Jeiquitinhonha, comandada por el Cap José Pinto, quien no cumplio la orden recibida y su práctico Andres Motta, santafecino, fué muerto. Nosotros, que habiamos ocupado antes la cabeza de línea, recibimos orden de mantenernos proa aguas arriba, mientras ellos iban a virar abajo de la Palomera.

El enemigo, después de batirse con los que pasaban, y "viéndonos solos, se lanzó con sus principales buques al abordaje".

El comandante del Parnahiba, "no tomaba disposición y entonces yo, que comprendia el peligro, le explique la angostura del canal y la desventajosa posicion de seguir aguas arriba....el comandante me dijo:haga Ud. lo que crea mas conveniente.. me puse aguas abajo a toda fuerza y encontramos que el enemigo venia cerrandonos la salida, pues navegaban aguas arriba por el centro del canal."

"Yo entonces iba calculando lo que venia; si tomaba el lado del canal de la costa, me ponia bajo el fuego de las baterías y de la escuadra enemiga; si ganaba la costa opuesta, o de la isla, me exponia a ser oprimido por todos los buques enemigos y varar, estando ya muy lejos el resto de la escuadra; entonces me pareció el peligro menor despejar el camino atropellando al buque mas fuerte del enemigo y puse proa al Paraguarí, que no esquivó el golpe y por el contrario venia sobre nosotros."

"El choque fué tremendo; agarramos al Paraguarí por el tambor y le echamos abajo, parte del aparejo de corbeta fué al agua. El comandante, que estaba en el puente, cayo sobre la cubierta por el choque, golpeándose y los paraguayos que creían que su buque se perdía, se echaron al agua, subiendo por la cadena de proa del Parnahiba.

"El comandante (brasileño) , golpeado, se retiro a la sala de armas y su segundo ordeno a la tropa que acudiera a proa para defender contra el abordaje aquella parte de la nave. Este movimiento dejó desguarnecida la corbeta y entonces nos abrodaron los otros vapores. Los paraguayos saltaron furiosos, con unos machetes enormes que cortaban un pelo en el aire y destrozando las redes de abordaje subieron a cubierta.  Los marineros y las tropas peleaban solos, pues al retirarse el comandante a la sala de armas le siguieron todos los oficiales.

"Yo abandoné el timon y corri hacia proa, encontrando cerradas herméticamente  todas las escotillas, excepto la boca de la escalera de la sala de armas. Los paraguayos se dirigieron a ella y me amenazaban ya con sus sables, asi es que yo me tiré alli y cerré por dentro la entrada."

"De este modo quedamos todos abajo", y los paraguayos, peleando y matando a los brasileños que habian permanecido en cubierta, sin poder ganar el interior, se apoderaron del timon, izaron la bandera paraguaya y dieron orden a la máquina de ir Adelante!.  En aquella tremenda confusion "como no he visto en mi vida, ni creo que volveré a ver jamás, se me ocurrió ordenar lo contrario a los maquinistas por una claraboya que comunicaba a la sala de armas con la máquina. Después veía yo el estado del buque por la costa, valiendome d elos ojos de buey y ordenaba a la maquina combinaciones de atras y adelante para evitar una varadura. El barco quedaba así a camalote, trenzados con sus enemigos, y en el canal."

"En esta situacion estábamos cuando llego la Amazonas, y demas buques y nos salvaron. Guastavino fué nuestra providencia, porque él aviso al Almirante que la Parnahiba estaba abordada y que era preciso ir sobre los enemigos. Y es posible ir? dijo Barroso refiriñendose al río - Si señor, y allá vamos, dijo Guastavino, cargando el timon". (segun otras versiones ms modernas, la Amazonas no fue en su auxilio, sino solamente los buques  Beberibé y Araguarí)

Amazonas - modelo

De 280 hombres que tripulaban la Parnahiba, entre plazas y guarnicion, solamente 80 pudieron formar a la tarde, habia más de 70 heridos graves y la cubierta estaba sembrada de cadaveres.

El Parnahiba habia sido abordado por los "pardos" paraguayos del batallon 6º Nambi´i desde el Salto Oriental, pero fueron barridos por las descargas del Amazonas y el Maerim, bajo el mando - de hecho- del práctico argentino Bernardino Guastavino.


Fuentes:

  • Cronica de una Guerra - La Triple Alianza por Lilia Zenequelli- Ed. Dunken BsAs2.000

  • La Guerra del Paraguay - Miguel Angel De Marco Ed Planeta BsAs1995.

  • La Guerra del Paraguay - George Thompson- Rp Ediciones, Asuncion 2003.

  • La Guerra de la Triple Alianza - Jorge Rubiani - Coleccion Diario ABC Color , Asuncion 2003

  • La Armada Nacional en la Historia - Recopilacion de Datos Tomo I- Armada Paraguaya, Asuncion 1972.

  • Laminas de Fases de la Batalla del Riachuelo, Inéditas, autor CN (SR) Jaime Grau, Asuncion, Paraguay

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar