Historia y Arqueologia Marítima

ARMADA DE BOLIVIA -  al año 2000

 

Con datos del sitio oficial de la Fuerza Naval Boliviana, http://www.aviacionboliviana.net/uae/fnb/index.htm    www.armada.mil.bo  y de Jane´s. Agradecemos al Sr. Jonathan Olguin su permiso de reproduccion.

 

Listado Clase Piraña Clase P51
Patr. Lacustres Clase Cap.Bretel Nuevas Inclusiones
Transnaval Transp. de Combustibles Diablos Azules

La Republica de Bolívar, hoy Bolivia al inicio de su independencia poseía una costa marítima de aproximadamente 120 Km2 en la que ejerció soberanía mediante instituciones, que constituyeron su poder naval .

Es en este sentido que la existencia de la institución Naval data desde el 19 de Noviembre de 1826 cuando el entonces Presidente de la Republica Gral. Antonio José de Sucre promulgó la Primera Constitución Política del Estado, creando mediante esta norma, en su titulo noveno, a la Armada Boliviana con la denominación de Escuadra Naval, que en esa época se conocía con el nombre de Escuadra a la agrupación de buques de guerra. 

Este intento del Mariscal Sucre fue justificado con la adquisición de los buques de guerra Yanacocha y Confederación, los que junto al Bergantín La Fállete, Congreso y la corbeta Libertad conformaron la escuadra de la Confederación Perú -Boliviana posteriormente los gobiernos que le sucedieron con la finalidad de hacer respetar la soberanía nacional adquirieron el Guarda Costas General Sucre, el Bergantín Maria Luisa, el Cañonero Morro y otras embarcaciones menores, no obstante, como la Escuadra Naval carecía de una estructura sólida se disolvió antes de la guerra del pacifico, por lo que el país durante la agresión chilena a nuestro Litoral en 1879 tuvo que limitarse a las operaciones terrestres.

En la guerra del Acre Bolivia tuvo que enfrentar otra prueba que le hizo comprender la necesidad de restablecer la Institución Naval por lo que el gobierno del Dr. Severo Fernández Alonso orientó los esfuerzos de potenciar las zonas en conflicto y vincularlas con el resto del país. El 30 de Julio de 1897 se crea el Astillero Nacional en la localidad de Bahía, en Riberalta, con el propósito de contribuir a la navegación fluvial y explotación de las riquezas naturales de la zona. Este nuevo organismo dependía de la delegación Nacional de colonias el mismo que, posteriormente, se convertiría en el Ministerio de Defensa Nacional.
A partir de este hecho se podría considerar, que la Institución Naval vuelve a tener vigencia, en virtud a que se reactivaba el organismo destinado a incentivar y apoyar la navegación. El astillero cumplió una destacada labor en el cumplimiento de su misión, construyendo embarcaciones propulsadas a vapor como ser: "Beni", "Madre de Dios", "Castro Rojas", "Manu", "Fortaleza", "Manoa", "Pando", entre otras.

En el transcurso de la Campaña del Acre, el Poder Naval estuvo presente con estas embarcaciones menores y otras como la "Tahuamanu", unidad de superficie fabricada en Alemania, comprada por la Casa Suárez pero puesta al servicio del Ejército Nacional para el transporte de efectivos militares, material y equipo bélico requeridos. Como resultado de estas disposiciones, Bolivia se dota de un Ministerio de Guerra y de Marina, que administra una Escuadra Naval conformada entre otras embarcaciones, por el guardacostas General Sucre, el bergantín María Luisa, el cañonero El Morro y otros buques de porte menor.

 Durante la Confederación Peruano-Boliviana se adquirieron varios barcos con capital boliviano: una fragata, un cañonero y dos bergantines. Esta escuadra, junto a la peruana tuvo un rol significativo en la defensa de las costas americanas ante la invasión española de 1865.

Quedaron en poder de Bolivia:

El guardacostas MARIA LUISA. Uno de los viejos recuerdos de la Confederación, buque de dos palos mayores y velas cuadradas, le es atribuible la captura en 1842 de la barca pirata chilena "Rumena" que izó una incursión pirata a nuestras costas en la zona de punta de Angamos (Mejillones) para cargar guanos. El MARIA LUISA es rematado en 1872 para beneplácito de los piratas del guano, es convertido en un carguero y cumple sus funciones aún enarbolando la bandera boliviana hasta el 10 de septiembre de 1875 cuando naufraga en el puerto chileno de Constitución.

El guardacostas GRAL. SUCRE otra de las herencias del Mariscal Santa Cruz, dedicado principalmente a la vigilancia del área de Cobija, buque de poca eslora, fue vendido o terminó sus días carcomido en algún muelle de Cobija. De igual manera no estuvo ahí para enfrentar a las incursiones chilenas a sur de Chimba y Mejillones.

Para abundar en los orígenes de la Naval Boliviana así como de la Marina Mercante le recomiendo visitar: LOS BARCOS DE BOLIVIA, HISTORIA DE LA MARINA BOLIVIANA ANTES DE 1879.Durante la Guerra del Pacífico la Marina Boliviana tuvo una actuación mínima, ya que no existía un dispositivo defensivo propicio para un conflicto prolongado. Los dos bergantines como ya hemos mencionado antes tuvieron un triste final previo a la contienda y no combatieron. Sin embargo debido a la precipitación de la guerra se tomaron algunas medidas:

Por ejemplo, el barco SORATA, que fuera adquirido por Daza para el cabotaje en el lago Titicaca, se hizo bogar en las aguas del Gran Océano al servicio del Estado Mayor Boliviano como vigía de reconocimiento de los invasores chilenos navegando en las costas alíadas (Tacna).  También se constituyó presurosamente la creación de una pequeña escuadra, declarándose la Guerra de Corso, es decir todo barco extranjero que desease servir bajo bandera boliviana en contra de Chile, podría hacerlo, recibiendo en pago una recompensa monetaria del Fondo de Guerra así como las mercancías requisadas de los barcos chilenos que abordasen.

Esta orden jamás fue concretada, por razones que desconocemos, pues era perfectamente legal y necesaria. Un pequeño vapor peruano-boliviano respondió al llamado y aún después de la derogación de la orden para la guerra de corso permaneció bajo banderas. Se trataba del "LAURA" que luego sería llamado ANTOFAGASTA, el cual armado con ocho cañones rayados planeaba capturar los ahora chilenos vapores "Loa" e "Itata" para luego capturar el "Rimac". Por perspicacias peruanas el ANTOFAGASTA jamás vio combate. Ya que el vapor era tripulado por peruanos y el Perú en ese entonces, marzo 1879, era neutral y reacio a entrar en combate junto a Bolivia.

La invasión chilena de 1879 y la pérdida de la totalidad de las costas marítimas, interrumpe bruscamente el desarrollo de la Armada de Bolivia, hasta 1897, año en que el gobierno, mediante Decreto Supremo, creó el Astillero Militar en la ciudad pandina de Cobija, el mismo que en 1930 fue trasladado a la ciudad de Riberalta.

En 1939, El Ejército, como depositario del manejo de la navegación fluvial y con objeto de dotarse del personal técnico necesario, estableció, también en Riberalta, la Escuela de Mecánica y de Navegación. En 1963 Bolivia reorganiza su Naval y la convierte en: Fuerza Fluvial Lacustre sobre la base del personal, medios y jurisdicción de la VI División de Ejército, mediante Decreto Supremo del 4 de Enero ese año.

La Fuerza Fluvial y Lacustre de Bolivia dará origen a la Fuerza Naval Boliviana, como el tercer componente de las Fuerzas Armadas de la Nación, el 8 de enero de 1966, mediante Decreto Supremo N° 7469. Finalmente mediante Decreto Ley N° 18760 del 23 de Diciembre de 1981 se cambia de nombre por el denominativo de Armada Boliviana, se instituye el 24 de abril como Aniversario de la Armada Boliviana, en homenaje a la primera travesía del Buque TM-01 Libertador Simón Bolívar entre Puerto Caballero (Venezuela) y Puerto Rosario (Argentina) con entera tripulación boliviana. 

El buque en mención fue donado por el Presidente venezolano Andrés Pérez Jiménez al Gobierno Boliviano presidido en ese entonces por el Gral. Banzer. La travesía por el Atlántico comenzó el 23 de Marzo de 1978 y culminó el 24 de abril de dicho año. En Venezuela este barco tenía la denominación "Barquisimeto". Como puede apreciarse, la historia de la Armada Boliviana, desde los inicios de la República, ha sido parte fundamental en los esfuerzos de preservación de la soberanía y la reintegración del conjunto del territorio (Bolivia cuenta con más de 14000 Km. de ríos navegables y más de 10000 km² de espejo de agua del sistema lacustre). Su misión es organizar y emplear el poder naval, orientar y proteger los intereses marítimos, fluviales y lacustres; participar en el Desarrollo Nacional Integral, a fin de contribuir en la defensa, la seguridad y la consecución de los objetivos e intereses nacionales.

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  Martínez - Argentina