Historia y Arqueología Marítima

HOME UN EPISODIO DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL: Indice Academia ROU Hist Mar.y Fluvial

EL HUNDIMIENTO DEL VAPOR MALDONADO  Y LA PARTICIPACIÓN DEL  CAPITÁN DE CORBETA ANGEL AZCOYTIA,  DE SANTA LUCIA

 

Por  JOSE MARÍA FERRARI GOUDSCHAAL Publicado en Ciclo de Conferencias año 2013

 

 SUMARIO

El tema objeto de este trabajo trasciende al escenario de la Marina Mercante Nacional de Ultramar y su actuación  en dos cruentos episodios navales, en que se vio involucrado nuestro país durante la Segunda Guerra Mundial, para traer a la luz la participación de uno de sus actores, el Capitán de Corbeta Ángel Azcoytia (1887-1957), natural de Santa Lucia, Departamento de Canelones. El episodio más conocido de dicho conflicto fue la Batalla del Rio de la Plata entre el acorazado de bolsillo alemán Admiral Graf Spee  y  tres cruceros ingleses, culminada el día 13 de Diciembre de 1939 con la entrada al puerto de Montevideo, del acorazado alemán con importantes averías, heridos y muertos. Ese episodio pertenece a la historia de nuestra Armada Nacional y por tanto no me corresponde tratarlo aquí.

Si me referiré a un hecho más modesto en sus proporciones, pero no menos significativo como fue el  hundimiento del buque mercante, de bandera nacional, Maldonado, ex italiano  Fausto, en la madrugada del  día  2 de Agosto de 1942, al Este de Bahamas, por un submarino de las potencias del Eje, Alemania, Italia y Japón. Y la odisea de sus sobrevivientes en alta mar.

 AGRADECIMIENTOS

Sr. Hugo Rodríguez Riqué, de Santa Lucía, sobrino nieto del Capitán de Corbeta Ángel Azcoitia Estovere, por sus valiosas informaciones y documentos relativos a su familia y en especial su antepasado.-

Sr. Juan Manuel Trejo, historiador santalucense, por su libro “De los santalucenses en la 2ª Guerra Mundial

Dr. Ramón Legnani. por su contribución en recuerdos y fotos.

Sr. Agustin Lombardini Canessa. de Paysandú.

Capitán de Navío (R) Roberto Lettieri, por su constante estímulo.

 ANTECEDENTES

Uruguay se mantuvo neutral hasta el 25 de enero de 1942 en que rompe relaciones  diplomáticas con las potencias del Eje. Pero la carencia de buques mercantes para el transporte  de productos desde y hacia nuestros puertos obliga a nuestro gobierno a la incautación de cuatro barcos mercantes, pertenecientes a las marinas italianas y alemanas que habían buscado refugio en el al inicio de las hostilidades. El Adamello  y el Fausto, de bandera italiana, que se denominaron, con los nombres  de Montevideo y Maldonado respectivamente y las naves  de bandera dinamarquesas, Isaura y Cristian Sass,  que tomaron los nombres de  Rocha y Colonia. Aclaramos que por ese año Dinamarca,  ya era país ocupado por Alemania.

La incautación de los vapores italianos, dio origen a un fuerte incidente diplomático  con el gobierno italiano, superado por nuestra diplomacia lo mismo que la pretensión de EEUU que dichos mercantes incautados pasaran a ser administrados por la empresa naviera  Moore Mc Comark, de Nueva Orleans, como había sucedido en 1917, con los barcos mercantes, incautados en nuestro puerto por nuestro gobierno que constituyeron el núcleo  fundacional  de nuestra Marina Mercante de Ultramar, que eran gestionados por una empresa naviera norteamericana, Emergeng Fleet, hasta la conclusión de las hostilidades  entre las grandes potencias europeas.

El primero de los buques en ser alistado fue el Montevideo, ex Adamello, con tripulación perteneciente a nuestra Armada Nacional por su capacitación y experiencia. el cual partió hacia el puerto de Nueva York con importante carga de productos nacionales, debiendo traer en viaje de regreso materiales para la industria nacional. Viaje que no pudo completar pues fue hundido por un submarino, el día  9 marzo de 1942, al norte de las Islas Vírgenes, con la pérdida de 14 valientes hombres de nuestra marina.

Dicho  hundimiento sin previo aviso, y consiguiente pérdida de valiosas vidas de connacionales, provocó, una explosión dolor e ilegítima indignación en la opinión pública, que se tradujo en protestas diplomáticas y manifestaciones populares, especialmente contra firmas alemanas y ciudadanos de esa nación, al ser atribuido en las primeras noticias aun submarino alemán. Años más tarde se aclaro que el causante de la agresión fue el submarino italiano, Tazzoli, como fue aclarado por el historiador Omar Medina Soca, en una publicación de la revista Barlovento, de la Escuela Naval. [1]  

 CARACTERÍSTICAS DEL VAPORMALDONADO”

Se trataba de un lento y anticuado buque de carga, tipo Standard A, construido en los astilleros ingleses Ropner el año 1919, botado con el nombre de War Mallow al finalizar la guerra del 1914 a 1918. Luego de varias transferencias a distintas compañías navieras extranjeras, la última a la Compañía de Navegación de Génova, año 1938, de Hugo Trumpfi, y se le embandero con el nombre de Fausto. Medía 126 metros de eslora y desplazaba, 5.295 toneladas brutas. Como ya ha sido referido, fue hundido en su viaje a Nueva York al norte del Mar Caribe, el 9 de Marzo de 1942.

A fines de junio de 1942 ya estaba listo el siguiente, llamado Maldonado, que zarpo del puerto de Montevideo  el 8 de julio de 1942, al mando del Capitán de Fragata (CG) Mario Giambruno y operado por la Administración  Nacional de Puertos. Según me informa desde Santa Lucia un  sobrino nieto del Capitán de Corbeta Ángel Azcoytía, Sr Hugo Rodríguez Riqué, éste ocupaba el cargo de Jefe de Maquinas. Sin embargo este dato no coincide con los nombres de la plana mayor, que aparecen  publicados por el historiador de la Marina Mercante, Fernando Pontolillo, en su blog de Internet (www.marinamercanteuruguaya.blogspot.com) en la cual detalla el viaje y el episodio del hundimiento  del Maldonado, con datos extraídos de la desclasificación de documentos  de la US Navy, proporcionados por Erick T. Wiberg.  En dicho rol, el Capitán Ángel Azcaitía aparece ocupando el cargo de 2º Maquinista.

Transcribo a continuación el rol de la plana mayor de su tripulación:

 

Capitán: CF  Mario Giambruno, de 42 años. Egresado año 1923

1º  Oficial: Andrés Ziccatto, 54 años

2º Oficial: Alfredo Bestrelli, 33 años

3º  Oficial: Luis A. Martínez

Telegrafista: Rolando Casella, 28 años

Jefe de Maquinas: Pablo Zucolli, 36 años

1º Maquinista: José Salvador Díaz, 42 años

2º Maquinista: CC (CIME) ángel AZCOITÍA, 54 años

3º Maquinista: Ítalo MAREGA, 25 años

4º Maquinista: Laureano Arroyo, 50 años

Estos datos no coinciden en un todo con los informados por el sobrino bisnieto, Hugo Rodríguez Riqué, descendiente de Tomasa Azcoytía, hermana del Capitán. Según la tradición familiar éste desempeñaba el cargo de Jefe de Maquinas.  Hecha esta aclaración, que no he logrado superar, paso a ocuparme de los detalles del viaje, carga y hundimientos y odisea de sus tripulantes en alta mar.

 DETALLES DEL HUNDIMIENTO

El Maldonado, en su lento y arriesgado periplo hacia el lejano puerto de Nueva York, transportaba en sus bodegas 5.800 toneladas de carga general, compuesta por carne enlatada (corned beef), 1.000 toneladas de cueros y lanas y otros productos

El  Maldonado, luego de casi un mes de lenta navegación bordeando la costa este y noreste de Brasil, se adentro en el Mar Caribe infestado de submarinos, rumbo al puerto de Nueva York, su destino de su carga. Razón por la cual el  Capitán Giambruno había tomado las precauciones debidas y ensayado los correspondientes procedimientos para la rápida evacuación de su tripulación hacia los botes de salvamentos. El vigía de cofa, advirtió que un submarino los seguía durante 5 horas llegada la noche, llenos de incertidumbre, el Capitán ordeno navegar al máximo de velocidad del Maldonado, (10 nudos) y sólo con el pabellón uruguayo bien iluminado.

            Todo en completa calma y silencio telegráfico. La noche era clara, con luna y buena visibilidad ,mar en calma, viento  suave del este, sin buques a la vista.

A las 23 horas,45 minutos GMT emerge el submarino y efectúa 2 disparos de cañón de advertencia por delante de la proa obligando a detener la marcha y proceder a abandonar el barco.  El Capitán Giambruno, ordena detener las máquinas y dispone la evacuación  de los 49 hombres de la tripulación, que se efectúa con total orden  y seguridad hacia los cuatro botes, como se había ensayado con anterioridad.  El comandante del submarino ordena a nuestro Capitán trasladarse al submarino, tomado prisionero.  Luego el submarino se sumergió rápidamente y se alejo con rumbo al norte.

 CARACTERÍSTICAS DEL SUBMARINO ALEMAN

Según los datos recogidos mas tarde, se trataba del U- 51O, uno de los modernos de la flota alemana, perteneciente a la Clase 1XC, botado el 4 de setiembre de l94l en los astilleros de la Deutsche Werft A.G. en Hamburgo. Eslora:,76 metros, Manga: 6,7 metros, Calado: 4,7 metros, Altura: 9,4 metros, Desplazamiento: 1.120 toneladas en superficie y l.232  en inmersión. torre elíptica con dos periscopios, Velocidad: l8,3 nudos en superficie y 7,4 en inmersión, Potencia: 4.400 cv en superficie y 1.000 cv en inmersión, Autonomía: 13.400 millas a 10 Nudos en superficie y 400 en inmersión a 6.3 nudos, Armamento: 22 torpedos, 44 minas y un cañón 105.45 en cubierta, Dotación: 48 tripulantes, Comandante: Capitán de Fragata Karl Neytzel.

El U-510 realizaba su primera salida y el Maldonado fue el primero de los l5 barcos hundidos en siete patrullas atlánticas durante la Segunda Guerra Mundial.  Al finalizar el conflicto fue entregado  a la Marina de Guerra de Francia, renombrado Joanne. El añ0 1961 fue desguazado.       

 RESCATE DE LOS TRIPULANTES DEL MALDONADO

Como ya se aclaró estos se embarcaron en cuatro botes, cada uno al mando de un oficial, pues el Capitán  Mario Giambruno fue tomado prisionero y trasladado al submarino. Según versiones a posteriori fue conducido a un puerto alemán de allí a Berlin La diplomacia uruguaya logró su liberación, retornando a nuestro país vía Suiza, lo que sucedió recién a fines de enero de l943.  Su hermano Dr. Cyro Giambruno era Ministro del gobierno del Gral. Alfredo Baldomir y ello contribuyó a acelerar los trámites diplomáticos.

En cuanto a los  náufragos continuaron navegando en los cuatro botes por el Atlántico, primero reunidos, mas tarde una tormenta los separo y su destino fue el siguiente: el primer  bote con 13 tripulantes fue rescatado por el remolcador  oceánico USS Owl. y desembarcados en puerto de las Bermudas el día 6 de Agosto de 1942. Otros dos botes con 23 hombres, lo fueron por el transporte de tropas Capetown Castle y desembarcados en el puerto de Halifax, Nueva Escocia, Canadá, el 8 de agosto de 1942. 

Pero el cuarto bote con los restantes 13 tripulantes permaneció en alta mar, fuera de las rutas habituales, llevado a la deriva por las corrientes oceánicas y los fuertes vientos.  Durante 17 días, en el que se encontraba el Capitán de Corbeta asimilado Ángel Azcoití, siendo felizmente rescatados por el remolcador oceánico USS CG-491, cuando sus condiciones eran desesperantes por el hambre y sobre la sed, fueron desembarcados en la costa sudeste de EEUU, puerto de Cap May, Carolina del Sur.

Desde ese puerto se dirigieron hacia Nueva Orleáns conducidos por nuestro cónsul en dicha ciudad, Sr. Rolando Casella, que los homenajeó y su sobrino nieto  nos ha enviado desde Santa Lucia, ese dato junto a una histórica fotografía, publicada en el diario The Times de esa ciudad, donde aparecen varios de los uruguayos acompañados del Sr. Casella, entre ellos el Capitán Azcoitía, muy delgado de traje y moñita. Muestro la misma pues esta muy desvanecida para ser reproducida.

Los compañeros sobrevivientes de la penosa odisea, relatan cuanto deben su salvación  al temple y fuerte carácter del Capitán Azcoitía, que durante esos interminables días, ya sin esperanzas de ser salvados, los sostuvo moral y espiritualmente en circunstancias tan difíciles, manteniendo orden y disciplina en el grupo cuando muchos de ellos se entregaban a la desesperación y algunos pretendían tomar agua de mar para calmar la sed  y hasta intentos de suicidio lanzándose al agua. Sus compañeros recuerdan como siempre se mantuvo firme y confiado en ser rescatados, animándoles durante esos interminables días con sus palabras y ejemplo esperanzador ante la adversidad.

Finalmente arriban a nuestro puerto a fines de setiembre, recibidos por familiares, autoridades, amigos y una multitud jubilosa. Ya hemos aclarado que el Capitán Mario Giambruno  se reintegró a nuestro país a fines de  enero. 

COMO REPERCUTIERON LOS ACONTECIMIENTOS EN LA CIUDAD DE SANTA LUCIA

Además del fuerte impacto emocional que  produjo en la opinión pública nacional ya sensibilizada y enardecida por la dolorosa e injusta muerte de los 14 marinos del Montevideo, por ejemplo vale transcribir los artículos aparecidos en distintos órganos de prensa de Montevideo e Interior. 

La Mañana de la capital y El Telégrafo de Paysandú de fecha 8 de Agosto de 1942, y el periódico El Pueblo de Santa Lucía, 12 de agosto de 1942, que titula: “El asalto nazi al Maldonado. Se teme por la suerte del bote en que embarcó nuestro conterráneo Ángel Azcoitía”. -Y otro artículo entusiasta de fecha l9 de agosto de 1942 con un gran titular: ¡SALVADOS!, que por su brevedad transcribo:

“… El domingo  a las 19 y 30, el éter nos brindo la grata noticia de la llegada a la costa este de Estados Unidos, del bote del barco uruguayo Maldonado, en el que iba nuestro coterráneo Capitán Ángel Azcoitía. A 15 días del alevoso ataque perpetrado por un submarino nazi, apareció felizmente el bote que faltaba, de los cuatro en que habían embarcado nuestros marinos, del barco hundido ...”.  (se muestra una fotografía del Capitán Azcoitía). “… La noticia causo profunda alegría en nuestra ciudad y su vasta zona, donde la familia Azcoitía  goza de amplias simpatías y todos  los acompañaron en sus días y horas de tanta incertidumbre. El hogar de sus hermanas en la tradicional casa de la calle Brasil y Artigas, ha celebrado con alborozo tan feliz nueva y a ella nos adherimos, …” (continúa la nota periodística).

 SU LLEGADA A SU CIUDAD NATAL

Luego de  su odisea, constituyó un acontecimiento memorable según las crónicas de la época, que revistió caracteres de apoteosis, por el recibimiento alegre y entusiasta de miles de personas que fueron a esperarle  a la estación del ferrocarril, (aclaremos que aún pertenecía a la compañía británica del Ferrocarril Central y cumplía con tanta regularidad sus horarios de sus trenes, que era habitual sobre todo en el campo guiarse por  el pasaje de los trenes  de pasajeros para sus tareas y ajustar sus relojes).  Fue una explosión de incontenible alegría y se le recuerda entre sus habitante como el recibimiento brindado a un auténtico héroe, el más multitudinario hasta el presente, que han sido muchos.

Prácticamente fue llevado en andas hasta la tradicional fonda de su familia, distante diez cuadras. “La Fonda de los Vascos Azcoitía”,  como se le conoció por años, fundada por sus padres el año de 1878 y en actividad por 80 años, hasta 1958 en que cerró definitivamente sus acogedoras puertas, con su salón comedor, teatro de tantos eventos familiares y sociales tan recordados entre los memoriosos del lugar, y en la que comenzaban a ejercer muchos profesionales antes de afincarse definitivamente entre nosotros.

Su sobrino nieto, Hugo Rodríguez Riqué ha tenido la gentileza de enviarme muchos datos para este trabajo, asi como fotos del frente actual de una parte de la casa, donde luce al frente la fecha de l896, correspondiendo a una de sus remodelaciones. Actualmente integra el patrimonio municipal del departamento de Canelones, protegidos por el decreto No.-6939/07 Comisión Honoraria del Patrimonio Dptal. de Canelones. 

De acuerdo  a datos familiares recogidos y trasmitidos por su sobrino nieto que mucho le agradezco, el Capitán Azcoitía, antes de embarcarse en el Maldonado  y era ya conocida la noticia del hundimiento del Montevideo, concurrió a Santa Lucia a despedirse de su familiares y amigos, además tomó 2 disposiciones muy trascendentes:

1º) Hizo cesión ante escribano público de la parte de los bienes que le correspondían por herencia de sus padres ya muertos (Don Dionisio Azcoitía, fallecido el año de l926, y su madre Doña María Estovere el año de 1934) en favor de su hermana Maria, la menor, soltera, quien había siempre cuidado a sus ancianos padres. Los hermanos, en total catorce entre varones y mujeres, de los cuales Ángel nació el año de l887 en Santa Lucia, como todos ellos inscriptos y bautizados en la iglesia local de San Juan Bautista.

2º) Dedide contraer enlace con la Srta. Luisa Esnaldi,  de misma localidad, luego de un largo noviazgo (era corriente en aquellos tiempos), a efectos de que gozare de su pensión, en caso de no volver de su peligroso viaje a emprender.

Persona de fuerte físico, algo corpulento, a su regreso estaba  muy adelgazado, con su rostro y miembros que denotaban sus largos días a la exposición  y sufrimientos en su vida de náufrago en alta mar.

Luego del caluroso recibimiento se mostró muy preocupado por la suerte corrida  por su comandante, Capitán de Fragata Mario Giambruno, .tomado prisionero a bordo del submarino alemán y del cual hasta la fecha se carecían de noticias.  Sostenía con su franqueza habitual, que gracias a las medidas adoptadas por su comandante en los momentos previos, el abandono del barco se efectuó con todo orden y rapidez hacia los 4 botes en plena noche y a la luz de la luna.

Tal fue la sobria conducta del valeroso marino de ascendencia vasca, aunque natural de la ciudad de Santa Lucía, que hasta el momento actual continúa siendo el primer y legitimo héroe naval local.  Capitán de Corbeta asimilado Don Ángel Azcoitía Estovere cuya  actuación ,durante uno de los graves episodios de nuestra marina mercante nacional, en la segunda guerra mundial, hemos querido  rememorarlo al cumplirse 70 años  del episodio.-

 OTROS HECHOS HALLADOS SOBRE LA ACTIVIDAD DE ANGEL AZCOITIA

ACTA No.-1o.- FUNDACION DEL CLUB NAVAL. Su participación. Revisando materiales encontré lo siguiente: “… En Montevideo el 1o.- de Octubre de 1928, reunidos en el salón de Actos Públicos de la Escuela Naval, calle Sarandí  No.-122, los Srs. Jefes y Oficiales, que figuran y firman la presente acta, convinieron conforme a la exposición de motivos, adelantada por el Tte. de Navío Sr. Noel A. Mancebo, en representación de los organizadores, dar a la presente reunión carácter de asamblea con el propósito de orientar actividades correspondientes a la creación del Centro Naval Militar.  Fueron presentados  previamente el compromiso firmado por los adherentes.  Viene a continuación la nómina de los Srs. que hasta el presente  han contraído este compromiso …”. Por su extensión no la trascribo, sólo que ella figura la firma del Alférez de Navío Asimilado don Ángel Azcoitía, entre ellas. Por moción del Tte. de Navío, Sr. Miguel Bertelli, se acepta -entre otras- que la presente institucion que acaba de formarse, se denomine. Club Naval.

ALGUNAS  REFERENCIAS BIOGRÁFICAS SOBRE LA FAMILIA  AZCOITIA

Extraídas de una breve pero documentada nota biográfica, publicada en el periódico Los Principios de la ciudad de San José, con fecha 1 de diciembre de l988 (pág. 14) y en El Pueblo de Santa Lucía. Su autor el José A. (Pepe) Monzeglio, con el título, “Dos Laboriosos Vascos en Santa Lucía”.  Aclaremos que el Sr. Monzeglio fue un conocido hotelero de esta ciudad, dueño por muchos años del hotel de turismo. Biltmore, refundado por su padre en 1920, al comprar el antiguo y prestigioso Hotel Oriental, fundado en el año de 1871, un año previo a la llegada del ferrocarril al pueblo ,por entonces de San Juan Bautista. La estación está situada enfrente, sólo separada por una hermosa plaza. Monzeglio fue un enamorado para siempre de dicha ciudad y de sus hermosos alrededores especialmente del rio homónimo y su montes naturales y artificiales que constituyen el  Paseo del Prado, además un fino escritor costumbrista, recogiendo anécdotas de multitud de personajes locales y huéspedes ilustres de su excelente hotel.

Por su interés resumo las partes más sustanciales referente a los Hermanos Azcoitía, naturales del pequeño pueblo vasco del mismo nombre, próximo a Santander, capital de la provincia vascongada de Guipozcoa (ver  mapa),  Por su interés lo resumo en sus partes sustanciales.

EL año de l862 se embarcaron en Santander tres hermanos de la familia Azcoitía, rumbo al Río de la Plata, Dos de ellos desembarcan en Montevideo y el tercero prosigue hacia Buenos Aires, de quien nunca más tuvieron noticias.  Los restantes, de nombres José y Dionisio, al poco tiempo se trasladan al pequeño pero próspero pueblo de San Juan Bautista, pero ya conocido por Santa Lucía  por hallarse situado sobre el rio del mismo nombre, a unos 60 kilómetros de la capital.  Por esos años era ya un lugar muy buscado por las familias pudientes de Montevideo, por lo saludable de su microclima, especialmente desde la devastadora epidemia de fiebre amarilla del año l857, así como algunas de Buenos Aires que comenzaron a edificar hermosas mansiones de veraneo, rodeadas de parques y jardines entre la mas nombrada la del Dr. Alejandro Magariños Cervantes del año 1865, sobre un parque de 6 hectáreas, desde hace varios años demolida por lo valioso de sus materiales, la mayor parte importados de Italia y España y la hermosa residencia campestre de la familia de don Juan Bautista Capurro, rodeada de un excepcional parque forestal con especies de plantas y árboles importados de distintas países del mundo, por ejemplo las variedades de camelias desde Japón. Desde hace años comprada por el Municipio de Canelones.

Los Hermanos Azcoitía, verdaderos artesanos en materia de construcción, se dedicaron con empeño y éxito a su oficio.  Fuertes trabajadores y emprendedores empresarios, fabricaban sus propios grandes hornos de ladrillos y baldosas, aprovechando tierras apropiadas y abundantes montes criollos y hábiles constructores edificaron grandes y sólidas residencias para familias pudientes de Montevideo, Buenos Aires y locales. Algunas persisten, prueba de su solidez y excelentes materiales, por ejemplo la casa  de la familia Rodó, de l865, con su hermoso jardín y árboles de adorno.  En la misma disfruto felices años de su infancia su hijo el escritor y ensayista Don José Enrique Rodó. Desde hace 30 años es propiedad municipal y actualmente restaurada alberga las distintas dependencias de la Casa de la Cultura.

Otra es  la casa de la familia argentina del Sr. Ángel Zavalla, aún en manos de sus descendientes, verdadero museo romántico de una época ya pretérita, que se abre al pública por su actual propietaria el Día del Patrimonio. También sus propias casas en pleno centro, donde el año l878, estalecieron su tradicional Fonda de los Vascos Azcoitía, atendidas por su esposa e hijas, en parte subsisten habitadas por familiares, no directos, actualmente protegida por RES.O6939/07 por la Comisión Honoraria de Patrimonio Histórico de Canelones, junto a otros bienes ,incluidos los ya mencionados up-supra.

Aunque la obra más importante construida por la firma de Azcoitía Hnos. por sus grandes dimensiones y fuertes estructuras es el enorme edificio  construido entre los años de 1868 a 1871, para la Empresa de Aguas Corrientes de los Sres. Ambrosio Lezica,  Anacarsis Lanús y Enrique Fynn, que habia ganado la licitación  en 1867 para el suministro de agua potable a la capital, que había sufrido una grave epidemia de cólera en 1867 a 1868. Se construyo a orillas del río Santa Lucía en la zona conocida por Paso de la Piedras Coloradas, donde sigue estando actualmente el gran complejo de Obras Sanitarias del Estado (OSE). Este solido edificio de grandes proporciones, alojó un gran motor importado de Inglaterra desarmado en grandes piezas y transportado, desde la bahía de Montevideo, en barcazas por el rio Santa Lucia hasta su instalación definitiva, bajo la supervisión del Ingeniero Hidráulico Jorge Neuman. 

Este edificio y su correspondiente maquinaria fue declarado hace varios años monumento histórico nacional., luciendo una gran plaqueta de cerámica con la inscripción “Construida por la firma AZCOITIA  Hnos. Santa Lucia 1868-1871”.  Funcionó como única impulsora del agua hasta los depósitos en Montevideo hasta el año de l931 en que se habilitaron los motores diesel. Hoy restaurado y mantenido está en condiciones de hacerlo, no lo hace pues funcionaba con buen carbón de piedra de Cardiff, que también era transportado por vía fluvial en grandes chatas, tironeadas por vapores fluviales. DIcho tráfico fue muy intenso durante más de 60 años, y está muy bien descripto en interesante y documentado artículo por nuestro distinguido Académico Carlos Tastás Rossi. (ver fotografías del edificio) 

El  estado actual del edificio de Aguas Corrientes, a la fecha destinado a Museo Histórico de OSE y del frente de la ex fonda de la familia Azcoitía en calle Brasil  entre Rivera y Artigas  en Santa Lucia.

 ANEXOS

DOCUMENTOS-  Decreto  del 25 de Enero de l942.SOBRE LA ruptura de Relaciones  Diplomática  comerciales  y financieras con Japón, Alemania e Italia.-  

“Ministerio de Relaciones Exteriores,etc.  Vista la recomendación aprobada por la Tercera Reunión de Consulta de Cancilleres Americanos, que actualmente se lleva a efecto en la ciudad de Rio de Janeiro, que aconseja la ruptura de relaciones diplomáticas, comerciales y financiera con los gobiernos de Japón, Alemania e Italia, llegada a conocimiento del  Poder Ejecutivo por comunicación telegráfica del Delegado de la República ante la citada  Reunión.

CONSIDERANDO--Que desde el momento en que el Gobierno tuvo noticia de ataque de que fue objeto el pueblo hermano de los Estados Unidos por parte del Japón, así como la solidaridad con esa agresión que supuso la actitud asumida por los Gobiernos de Alemania e Italia, fue su propósito de proceder de inmediato a esa ruptura como sanción moral contra esa agresión, en cumplimiento de los deberes impuestos por la doctrina de solidaridad americana sancionada por la Resolución XV de  la Reunión de Consulta de Cancilleres de la Habana y como satisfacción  al indudable sentir  de todo el pueblo de la República y que esa decisión fue dilatada tan solo por la circunstancias de tenerse conocimiento de que, en muy breve plazo, habrá de llevarse a cabo una Reunión de Consulta de los  Cancilleres Americanos con el objeto de unificar los procedimientos a seguir frente a los referidos acontecimientos, como lo imponía la doctrina surgida de las últimas Conferencias  Panamericanas, 

CONSIDERANDO. Que habiendo desaparecido el motivo determinante de esa dilación, al alcanzar  la esperada solución americana, el Poder Ejecutivo está en obligación ineludible de darle cumplimiento y al propio tiempo satisfacer  sus profundos sentimientos de justicia internacional, de fe democrática y solidaridad continental, en lo que se identifica plenamente con el sentir del pueblo de la República.-

ATENTO .-A  lo dispuesto por el artículo 158,inciso17 de la  Constitución-El Presidente de la República, en Consejo de Ministros acuerda y

                                                   DECRETA:

Artículo 1o.-  A partir de fecha del presente decreto quedan rotas todas las relaciones diplomáticas    comerciales y financieras entre el Gobierno  de la República Oriental del Uruguay los del Imperio del Japón, del Reich Alemán, del Reino de Italia e Imperio de Etiopía.                                                     

Art 2do. Expídanse los pasaportes correspondientes a los representantes diplomáticos de dichos Gobiernos y de más personal de sus respectivas Legaciones, debiendo acatarse a los mismos todas las garantías para la seguridad de sus personas y sus traslado fuera del país.

Art 3º. Dirigirse orden telegráfica a los señores funcionarios de la República que ejercen sus cargos en países comprendidos por el presente decreto a efecto que abandonen inmediatamente su respectivo territorio debiendo previamente solicitar las mismas garantías se acuerdan a los representantes de dichos países por orden del Gobierno de la República.

Art. 4º: Comuníquese, publíquese, etc.

                                                 BALDOMIR

                                        Julio A ROLETTI

                                        Mario SEMBLAT AMARATO

                                        Javier MENDIVIL

                                        Arsenio M. Bargo.

                        Juan C. MUSSIO FOURNIER, Ramón F. BADO.

                        Julio César CANESSA. Cyro GIAMBRUNO.”

 ADENDUM

El Capitán de Corbeta Asimilado Sr. Angel Azcoitía falleció en Montevideo en su domicilio de la calle Rossell y Riuss Nª 1736  (hoy inexistente), el 27 de julio de 1957, a los 70 años de edad. Fue sepultado en el Panteón Familiar Nº 50 del cementerio de Santa Lucía. Sobreviviéndole por mucho tiempo su viuda Sra. Luisa Esnaldi. Datos suministrados por su sobrino nieto Sr. Enrique Rodríguez Riqué.

 


 

[1]  Nº 68, págs. 62-63. Diciembre 1998.

 

 

  

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar