Historia y Arqueología Marítima

HOME

MUELLES DE LA COSTA OESTE DE MONTEVIDEO

Indice Academia ROU Hist Mar.y Fluvial

 

Por ENRIQUE GUDYNAS   Publicado en Ciclo de Conferencias año 2011

 RESUMEN

Marcando una etapa en el desarrollo económico del país, existió un intenso cabotaje entre el Puerto y otros lugares de la costa de Montevideo. Primero con barcos veleros y luego remolcadores y chatas.  La falta de caminos terrestres determinó su existencia. En particular examinaremos muelles de la Costa Oeste de Montevideo, entre Punta Yeguas y Punta Espinillo, que existieron en las primeras décadas de 1900. Los mismos  eran de madera y sus vestigios apenas pueden ser observados hoy.

METODO DE INVESTIGACION

·         Recopilación de documentación oficial en el Archivo de la Nación referida al establecimiento de muelles.

·         Examen de escrituras de propiedad de terrenos en la costa oeste.

·         Dialogado con vecinos vinculados con los antiguos habitantes de esos lugares.

·         Exploración costera y acuática que permitió determinar los lugares donde se encontraban los muelles indicados en la documentación.

 MUELLES DE LA COSTA OESTE DE MONTEVIDEO

En general y agrupando señalamos que existieron muchos muelles en Montevideo. En la Bahía correspondían a empresas que construían su propio muelle para el movimiento de carbón, combustible, lubricante, frutos del país, etc., en los que operaban pequeñas embarcaciones. Eran de madera, algunos de hormigón. Los grandes barcos fondeaban lejos de la costa.

 

 Aspectos del movimiento de carga antes de la construccion del Puerto de Montevideo actual.  Se visualiza un carro descargando desde una balandra. 

El Puerto de Montevideo, tal como lo vemos ahora con sus muros de atraque comenzó a funcionar en 1909. Por lo que se cambió el esquema anterior y no se permitió el desembarque por medio de pequeñas embarcaciones, se tenía que atracar en los muros. 

Bahia de Montevideo. Muelle de una barraca en el barrio Bella Vista. 

En la Costa Sur de Montevideo, desde Punta Lobos hasta Punta Yeguas, también existieron múltiples muelles que correspondían a empresas que giraban en el rubro de la carne.  En la Costa Oeste del Departamento de Montevideo, igualmente existieron muelles, la consideramos desde Punta Yeguas, hasta Punta Espinillo.  Los mismos han pasado al olvido e ilustraban que también había actividad industrial que desapareció.    

  

MUELLES 

1.-        NICOLAYDES AREOSA Y CIA.

2.-        FORTEZA BERNAL Y CIA.

3.-        BERAMENDI Y LABADIE.

4.-        PEDRO ALONSO Y ZIPITRIA.

5.-        LA TRANSATLANTICA.

.           R. VILAMAJO Y CIA.    

ORIGEN DE LAS TIERRAS 

Estas tierras, en la época colonial, pertenecieron a la antigua estancia que se llamaba de la Caballada del Rey o Rincón del Rey. La mensura fue practicada a fines de 1791, por Francisco Javier Ferrer, Capitán y Piloto del bergantín Felipe y Santiago.Con los cambios que se produjeron, las mismas fueron donadas, por el Director de las Provincias Unidas del Río de la Plata Gervasio Posadas, el 25 de agosto de 1814, al Brigadier Francisco Xavier de Viana.  Esto fue en retribución a su colaboración en la lucha por la Independencia Americana del Gobierno Español.Correspondían a la parte oeste de Montevideo, desde el Cerro, Arroyo Pantanoso, Arroyo Las Piedras, Colorado, río Santa Lucía y Río de la Plata.

Este marino nació en Montevideo de padres españoles, desde los 10 años, fue enviado a España para recibir instrucción en la marina militar.  Participó en la expedición científica de Alejandro Malaspina por el Atlántico y el Pacífico con las corbetas “Atrevida” y “Descubierta”. Es interesantísimo su Diario de viaje que fue de 1789 al 1794. Durante el Gobierno de Alvear continuó siendo Ministro de Guerra y Marina hasta 1815.  Murió en 1820. La sucesión de Xavier de Viana vendió estas tierras que fueron divididas en chacras de aproximadamente 80 hectáreas (14 suertes de chacra).

            Así quedaban definidos los caminos Pajas Blancas, O’Higgins, Tomkinson  y luego entre los linderos laterales de las chacras, los caminos secundarios. Al fraccionarse las mismas, las servidumbres de paso los originaron apareciendo los caminos Conde, Alvarez, Juan Torora, etc. Los muelles que nos ocupan se dedicaban a la explotación de arena y piedra fundamentalmente. Realizada por tantos años tiene que haber modificado la costa. Es  posible que antes existieran medanos de arena que ahora no están. No obstante no hay lagunas resto de areneras.  Actualmente se encuentran muchos cantos rodados grandes en el borde del agua, es posible que antes hubiera más.     No se encontraron canteras antiguas importantes que mostraran que había explotación de roca.El movimiento de embarcaciones se dirigía hacia el Puerto de Montevideo.       

 

Carpeta Catastral 4150-4151. agregado a los Titulos Hipoteca Rural Nº 30-5 z.  

 

Vista aérea de Punta Canario - Balneario Pajas Blancas.Punta Yeguas y al fondo a la izquierda el Cerro de Montevideo 

1.- MUELLE DE AREOSA

La solicitud de construcción se realiza al Sr. Ministro de Guerra y Marina Gral. Juan Bernassa y Jerez el 9 de abril de 1912.  La promovió Nicolaydes Areosa y Cia. quien constituyó domicilio en Zavala No. 10 y era destinado al embarque de arena y piedra. Se autorizó la construcción el 7 de junio de 1912 y tenía el número de orden 213.  El terreno formaba parte de la antigua chacra No. 23 que estaba entre Cno. Pajas Blancas y el Río de la Plata.  Los interesados debían construir una casilla para el Resguardo en el punto que indicara la Dirección General de Aduanas para ser utilizado por un guarda de 3era. Clase, cuyo sueldo abonaría la Compañía.

            El 7 de junio de 1922 se hace un recuento de muelles existentes en la zona, por parte de la autoridad marítima y sólo aparece este muelle y el vecino de Beramendi, Labadie y Cía.   El 4 de agosto de 1923, con el Número 267, la misma Empresa pide autorización para realizar la reparación del muelle. Había sido roto por el temporal del 10 de julio 1923.  Fue un gran temporal, la altura del agua llegó a 4,30 sobre el cero Wharton del Puerto de Montevideo.  El 7 de agosto se concede la autorización. Este muelle se encontraba en la zona donde ahora está la torre emisora de la Radio Carbe y el astillero Kios o Dinvert  S.A.    A la fecha quedan dos estructuras de hormigón en la costa y algún resto de vagoneta. No se encuentran restos de madera, con que estaba construído el muelle.  Nos cuentan que los burros que movían las vagonetas, paraban automáticamente el trabajo al medio día, cuando escuchaban un pito de una fábrica cercana. Ellos seguramente habían leído a Pavlov.También tenemos referencias de la existencia de una locomotora para mover vagonetas.

            Una situación original fue la presencia de una persona que vivía en los restos de hormigón del muelle, con una filosofía muy particular, el Sr. Sapirán.  Actualmente llama la atención que se hubiera construído un muelle en ese lugar, ya que no hay profundidad por arena y canto rodado acumulado.  Es posible que la construcción de la escollera del astillero Kambara, por la década de 1980, cerrara la circulación del agua con esa consecuencia.  

Punta Canario con el astillero actual. En la playa estaba el Muelle de Forteza y Bernal. 

Restos del Muelle de Areosa 

CRONOLOGÍA DE CAMBIOS DE TITULARES DE LOS INMUEBLES 

1833.-  Compra la Sociedad Juan Miguel Martínez y Cía.

1833.-  Pasan a Bertran, Le Breton y Cía.

1835.-  Juan M. Martínez, Francisco Lecoq, Atanasio Aguirre.

1842.-  Juan Pedro Ramírez, Samuel Lafone.

1862.-  Mathew Smith White, Jhon Lyster White, Catherina White.           

1906.-  Ema Scholey, William Lyster Shite.

1908.-  Elisa Meredith.

1912.-  Luis Parma, Arístides Nicolaydes, Roberto Esparraguera

1914.-  Interviene Luis Seitune.

1932.-  Plano del Agrimensor R. Muñoz Oribe.   En el mismo está señalada la existencia de un muelle en el predio.

1935.-  Se divide la antigua chacra No. 23 de 71,94 Há., en tres. Fracción No. 1 al oeste- Carlos María Charrier.Fracción No. 2 al centro- herederas de Aristides Nycolaides y Onela de Carlo.Fracción No. 3 al este- Manuel Areosa. ( Limita  por el este con Dr. Jacinto de León)En la fracción tres está el muelle. 

2)- MUELLE DE FORTEZA, BERNAL Y CÍA.

            Se encontraba en campos de la Sucesión Williams, en Pajas Blancas, el cual tenía una extensión de 47 hectáreas.  Era parte de la antigua chacra No. 24.

La autorización para la construcción del mismo se pide al Ministro de Guerra y Marina el 21 de marzo de 1922 y lleva el número ordinal 259 del listado de Muelles y
Varaderos.  La realiza la empresa Forteza, Bernal y Cía. que tenía domicilio en Juan Carlos Gómez 1431. El destino era carga de arena y cantos rodados, que realizaría la empresa “Sociedad Arenera Pajas Blancas”, propiedad de la Empresa aludida.  Se concede el permiso el 6 de setiembre de 1922, lleva el No. 259.

Largo   150 m.            Ancho 3,20 m.           Material Pino TEA.

Se usaron 544 + 216 m. de vigas de madera de 22,5 x 22,5 cm.

                          1800 m. tirantes                        22,5 x   7,5 cm.

200 kg. de bulones, 20 kg. de clavos, 25 kg. de arandelas.

Estaba próximo y al norte de una punta rocosa denominada Punta Canario, separado de la misma por la desembocadura de la Cañada Pajas blancas.

El muelle arrancaba desde la arena de una playa y terminaba en el medio de una pequeña ensenada en profundidades de 3 m.

En la actualidad, con gran bajante, se pueden ver 7 palos, restos del antiguo muelle, de los cuales sobresale el de la cabecera.  Se puede ver incluso con aguas de altura normal, o sea 0,91 m. de altura de mareas para Montevideo sobre el cero de referencia.  No existen restos del muelle sobre la costa.

Se encontraron trozos de vagonetas de las que se utilizan para el transporte de aridos utilizando rieles sobre el suelo.

Se llegaba al mismo por un camino entre las chacras No. 24 y 25 que en aquellos tiempos se llamaba “Wile”, luego al perderse la referencia se conocía por continuación de Cno. Elhordoy y en la actualidad se oficializó con el nombre de Juan Torora.  En las calzadas que había sobre el citado camino se podían ver lozas de piedra de tamaño grande que afirmaban el terreno, para poder cruzar por los bajos.  Era la única entrada ya que la Cañada Pajas Blancas bordeaba la zona impidiendo el paso.

La playa donde estaba el muelle era llamada “La Linda”, y la que estaba del otro lado del camino “Wile”, era nombrada por “La tormenta”. Actualmente no tienen nombre.

1814.-  El Director de las Provincias Unidas del Río de la Plata Gervasio Posadas dona al Brigadier Don Francisco Javier de Viana. Continúan en igual forma que el análisis anterior hasta que en

1867.-  Samuel Lafone vende a Juan Williams. Son 47 hectáreas, al sur en la chacra No. 24.    El predio está cortado al medio por la Cañada Pajas Blancas.

1890.-  Sucesión de Juan Williams ( Ricardo, Daniel, Susana, Juan, María)

1918.-  Continúan las sucesiones, aparece el apellido Fletcher.

1918.-  En los títulos de propiedad aparece el nombre de Jonathan Emanuel Jones.

1920.-  Aparece el nombre de Herbert Lee Jackson Jones, también Andrews y Royston.

1939.-  Sociedad Comercial Julio Mailhos.     

3)- MUELLE DE BERAMENDI Y LABADIE.

Antiguo muelle de la Sociedad Rodríguez y Cazenave de 1902.  Se encontraba en la antigua chacra No. 26. Plano de Henrrique Jones. ( 14 suertes de chacra). ( 84 hectáreas). Estaba entre el Camino Real y el Río de la Plata.

En el año 1898 Benito Rumans vende a Juan Imaz una parte de estos campos, son 29 Ha. En 1901, se vende el campo a la Sociedad Rodríguez y Casenave que se constituyó en el año 1899. En 1902 se incorpora a la sociedad el Sr. Julio M. Viana.

El cometido de la nueva sociedad era la venta de arena, piedra, productos naturales y agrícolas o industriales del terreno para labranza, que habían adquirido. El nombre era “Arenales y Chacra Sarandí”.  En el activo de la Sociedad figura un muelle tasado en $ 1.489,75.  El precio del terreno era de $ 3.500,00

            Había un contrato con la “Empresa constructora del Puerto”.  Tenía las siguientes naves para el exclusivo transporte de los productos de la chacra.

  • Vapor              “Sarandi”                    valor    $ 10.000
  • Queche          “Caseros”.                 Velero de un mástil igual proa que popa.
  • Balandra.        “Armonía”                  Velero pequeño con cubierta y un mástil.
  • Balandra         “Asunta”.
  • Balandra         “Sufragio”.
  • Balandra         “Aguila”.
  • Balandra         “India Muerta”.

Más tarde sería propietaria de:

  • Pailebot          “Catalina Amalia”,     Velero con varios mástiles.
  • Vapor              “Ituzaingó”.

Se produce la modificación de la sociedad en  1904.   En 1910 los bienes son vendidos a la sociedad Beramendi, Labadie y Cía.  Con fecha 7 de mayo de 1914, con el número 228, esta Empresa pide autorización a las autoridades, para hacer reparaciones en su muelle del Espinillo, por destrozos del temporal del 15 de abril de 1914.  El 6 de julio se le autoriza.

La sociedad compra tierras circundantes y tiene cambios.   En el año 1916 tiene en su activo las siguientes naves:

·         Vapor              “Asencio”       eslora  19 m.

·         Chata              “Leona”              “       29  “

·         Chata              “Patria”               “       27  “

·         Chata              “Espinillo”          “       21  “

En el año 1923 no hay mención de la existencia de embarcaciones o muelles y la familia Labadie era la propietaria de los inmuebles considerados. Se habían incorporado terrenos de la parte sur de la antigua chacra No. 25, por lo cual la propiedad se extendía entre los Caminos Alvarez y Coninuación Elhordoy (antiguo Camino Wile), y que ahora se llama Juan Torora.

La anotación está en el plano del Agrimensor Mac.Coll de mayo de 1932, definiendo 44 hectáreas. para el terreno que nos ocupa.  

Balandra.  Velero con cubierta, un mastil con vela cangreja y foque. 

En la actualidad, con gran bajante, se pueden apreciar pequeños restos de madera del muelle aludido.  Se encuentran al este del Camino Alvarez, donde termina en el Río de la Plata.  En una pequeña ensenada con arena en su fondo y un pedregal de piedras pequeñas regulares en su costado este.  No se notan restos en la costa. La playa arenosa está cubierta de matorrales y yuyos por lo cual se estima que el mar tiene poca actividad sobre la misma.

            El cambio de propietarios es similar a lo estudiado, en los otros casos, hasta que en:

1867.-  Samuel Lafone vende a Mateo Marcone el 8 de marzo de 1867.              Lafone estaba representado por Juan Quevedo mediante un poder de 1835 y 1858.

1871.-  Benito Rumans compra 29 hectáreas sobre el Río de la Plata.

1898.-  Juan Imaz.

Luego sigue el desarrollo ya estudiado.

La sucesión en la propiedad de la chacra correspondió luego a la Familia Casal. Recordamos al médico Dr. Casal que tenía su consultorio en Carlos María Ramírez, en La Teja.  Sus familiares nos contaban cuando el Sr. Labadie trajo un piano a la casa en un remolcador, ya que era más fácil utilizar el medio marítimo que el terrestre.  En la actualidad se pueden encontrar los restos de la casa “Las Rosas” que estaba en esa chacra. 

Costa Oeste. Punta Canario - Punta Espinillo  

4.- MUELLE DE “LA COLORADA” DE PEDRO ALONSO Y ZIPITRÍA

El domicilio del solicitante era Avda. La Paz 202.  El pedido se realizó a la Comandancia de Marina.  El 30 de octubre de 1908, se gestionó autorización para hacer el muelle. El constructor era Mateo Astengo y Diez.  Tuvo el número ordinal 195.

En el Archivo General de la Nación he visto una libreta donde se registraba ordenando alfabéticamente en distintas hojas, todos los trámites referentes a muelles del Organismo competente. En algún momento se cambió el criterio y el funcionario comenzó anotar en la misma hoja, en forma correlativa, por lo cual trámites posteriores podrían haber tenido números más bajos.

            Precio de la construcción $ 850. Estará en la chacra No. 28.  Largo del muelle 25 m. ancho 5 m.   Se harán operaciones de embarque de arena y piedra. 

El muelle arranca en un peñasco natural nivelado con arena y Pórtland ( de la época). Se utilizará madera de pino TEA.  Los puntales hincados en el lecho del río serán de 25 x 25 cm. Correas 22 x 7 cm. Crucetas 22 x 7 cm.  Bulones de hierro de 1 cm. de diámetro, uniendo puntales (asiento tirantes) 22 x 7 cm.  Los tirantes del piso serán de 22,5 x 7,5 cm, esparcidos a 83 cm. de eje a eje.  Piso con tablones de 30 x 3,5 cm.

La autorización se da el 11 de enero de 1909.  Estaba próximo y al norte de una punta rocosa denominada Punta Castro.

En la actual playa de La Colorada, donde el Camino Sanguinetti termina en el Río de la  Plata. Los terrenos formaban parte de la antigua chacra No. 28.  Aquí hay una enorme roca colorada que dio origen al nombre de la zona y a la interesante población que se formó allí.

            En un derrotero del Río de la Plata de 1868  (España), el de Lobo y Riudavets, indica la existencia de un bajo fondo de rocas en el Rio de la Plata, próximo a la zona aludida, 4 millas.  En él encallaron varias embarcaciones. Se llama “La Panela”.  En algún momento fue balizado con un pontón, un viejo velero con un faro en un mástil, fondeado en la proximidad, su nombre era “Itaberá.”.

En 1913, se inició la construcción de un faro sobre las piedras de La Panela.  La roca no velaba, por lo cual fue necesario hacer una plataforma de hormigón que sostenía los varios pisos del faro y luego fue rodeada de rocas como rompeolas. La obra terminó en 1915.  Contaba con personal que atendía el faro, los mismos se comunicaban con el farero de la Fortaleza del Cerro.

            Cuando fue necesario que nadie habitara el faro, las personas que lo atendían, fueron a residir a Santiago Vázquez.  Se trataba del Sr. Horacio y su esposa a quien los vecinos llamaban “La Panela”.

El material de construcción se transportó con embarcaciones desde el muelle de La Colorada, con chatas y remolcadores. Trabajaron habitantes de la zona, entre otros, Alvarez, Conde, Pino, Pascua, Duarte, Perez, etc.

            En la actualidad el Fro de La Panela ha sido reconstruído totalmente y presenta el aspecto de una chimenea de poco diámetro.  No tiene personal y mantiene su secuencia de 4 destellos blancos cada 10 segundos.

Del muelle estudiado se ven restos de hormigón de la época, donde arrancaba el mismo y restos de madera de los pilotes.  Las estructuras se observan claramente desde la playa.

Restos de Muelle La Colorada. 

El origen de los terrenos es similar a lo enumerado anteriormente.

1837.-  Se dividen los terrenos.

1881.-  Pascuala Canusso ( esposa de Lecoq)-.

1885.-  Abraham Rodríguez.

1889.-  Horacio Luque.

1889.-  Sociedad Tierras, Canales y Colonias.

1896.-  Carlos y Felipe Sanguinetti.

1915.- Sucesión Sanguinetti. 

5.- MUELLE PRECARIO DE LA TRANSATLÁNTICA

La Compañía de tranvías eléctricos necesitaba para su usina combustible alternativo por problemas en el suministro. Contando con leña en los campos de Sanguinetti sobre el Río de la Plata gestiona la construcción de un muelle precario para su carga. Solicita autorización el 13 de abril de 1918, con el No. 244.  El muelle tendría un largo 40 m. y ancho de 4 m. El permiso se otorga el 8 de julio de 1918.

            Se encontraba próximo a Punta Monte, cerca donde desemboca la cañada de los Niames.  El capataz del campo, Sr. Ramón, recuerda haber visto postes con defensas de metal en su punta, que permitirían su clavado en el suelo. Se encontraban en el lugar donde estaba el muelle. 

 

    

1)    Lugar donde se situaba el Muelle de La Transatlantica, Playa “La Baguala”.

2)    Foto tomada desde la vertical de La Colorada hacia el oeste. Se observa Punta Monte, Punta Espinillo, y a lo lejos la costa de San José. 

6.- MUELLE DE R. VILAMAJÓ Y CÍA

            El 23 de octubre de 1889 se pide autorización para construir un muelle en “Pajas Blancas”, costa del Río de la Plata. Muelle para carga de arena y piedra que salen del mismo terreno. Largo 128 metros.  Los primeros 85 metros de un ancho de 5 m. Los 42 metros restantes ancho de 14 m. Madera de pino TEA. Espesor del piso 1 y ½ pulgadas.

            No  se tiene conocimiento de que se hubiera otorgado autorización para su construcción. Tampoco ubiqué donde podría estar emplazado.

COMPLEMENTANDO 

 

La costa de Montevideo Oeste es relativamente alta, llegando a 40 m. a 2 km. del agua (Cno. Pajas Blancas).

Los puertos no tenían defensa contra los vientos de componente sur, en general. 

Los veleros en el verano, se beneficiaban en la mañana por los vientos del norte para ir a la Bahía de Montevideo y en la tarde volvían con la virazón del este. 

Un velero tipo Balandra, podía transportar igual carga que un camión moderno.  Con viento adecuado en cinco horas realizaban el viaje.

 BIBLIOGRAFIA

·         Archivo de la Nación.- Cajas No. 292, No. 294.

·         Planos antiguos Biblioteca Nacional.

·         Planos antiguos M.T.O.P.

·         Escrituras de propiedades de la zona.

·         Breve historia de “La Colorada” Ilustrada – 1982- C/N CIME R. Jorge W. Corti. 

 

  

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar