Historia y Arqueología Marítima

HOME

DOCTOR JAMES BARRY (1795-1865), MÉDICO MILITAR Y NAVAL, INSPECTOR GENERAL DE HOSPITALES DE SU MAJESTAD BRITÁNICA

Indice Academia ROU Hist Mar.y Fluvial

 

Por MILTON RIZZI Publicado en Ciclo de Conferencias año 2011

 RESUMEN

El 25 de Julio de 1865 falleció en Londres el médico James Barry, Inspector General de Hospitales de Su Majestad Británica. La asistente que preparó el cadáver denunció que éste era sin dudas el de una mujer. Este hecho provocó conmoción pública y aún hoy, 150 años después sigue Generando controversias e interrogantes. Probablemente James Barry había nacido en Irlanda entre 1789 y 1795 como Margaret Ann Bulkley. Desgracias económicas familiares la pusieron bajo la tutela de su tío,  el pintor James Barry y varios liberales profeministas de la Gran Bretaña de comienzos del siglo XIX. En 1809, vestida de hombre, nuestro personaje ingresó a la facultad de Medicina de Edimburgo, de donde se graduó tres años después. A continuación hizo estudios en los Hospitales Guy y St. Thomas, pasó el examen del Royal College of Surgeons e ingresó a las fuerzas Armadas en 1813. Allí fue sucesivamente: médico asistente, cirujano asistente, cirujano jefe, médico del Estado Mayor, asistente de Inspector General de Hospitales y finalmente Inspector General de Hospitales, el grado mas alto al que alguien sin carrera militar podía aspirar en el Reino Unido. Sus destinos fueron: Ciudad del Cabo, Sudáfrica, Mauritius, Jamaica, Saint Helena, Antigua, Trinidad, Malta, Corfú y Canadá.

Su extraña apariencia y agresivo comportamiento le crearon fricciones en todas estas localidades, disputó un duelo y se vió involucrado en varios más, fue repetidamente sumariado y objeto, por lo menos de una corte marcial, como resultado de lo cual fue degradado. Tuvo actuación médica descollante; como cirujano, fue hábil, rápido, preciso y efectuó la primera cesárea con sobrevida de madre y niño en el continente africano. En todos sus destinos abogó por los más débiles,  los enfermos mentales,  los esclavos,  los prisioneros y los soldados sin esperanza. No podemos asegurar su sexo, quizás padeció un rarísimo desorden genético cromosomial llamado Insensibilidad Androgénica Completa, o fue simplemente una mujer que con su disfraz masculino sorteó las rígidas convenciones de la época en la que le todo vivir y logró graduarse, nada menos que en Edimburgo, 40 años antes que Elizabeth Garret, la primera doctora británica.

 A) INTRODUCCION

La edición del 21 de agosto de 1865 del periódico inglés (1)(2) Manchester Guardian, publicó una insólita noticia:

"… En los círculos militares se discute hoy un incidente que aparece como poco menos que increíble. Nuestros oficiales destacados en Ciudad de El Cabo unos años atrás, recordaran un cierto Dr. James Barry, miembro del personal sanitario y que tenía una merecida reputación como cirujano dada su capacidad de decisión y la rapidez con que efectuaba operaciones difíciles.

Este caballero había ingresado al Ejército en 1813 y obtenido sucesivos ascensos durante su actuación en Sudáfrica y otros destinos. Hacia 1840 le había sido concedido al grado de Médico Inspector (sic), circunstancia en la cual fue transferido a Malta y luego a Corfú, donde trabajó por muchos años... pero al momento de su muerte se descubrió que era una mujer. Los motivos de esta decepción están envueltos en un misterio, pero el hecho indudable es que una mujer fue por más de 40 años un oficial de nuestras Fuerzas Armadas, que disputó un duelo y se vió involucrado en varios mas, que había sido capaz de obtener una legítima y excelente educación médica con otorgamiento de un Diploma correspondiente y que durante su desempeño como cirujano había sido poco menos que una celebridad …".

 Este fue el comienzo de una larga historia de comentarios periodísticos (3)  y artículos histórico-científicos (4-6), dos films (i), cuatro novelas, dos obras de teatro, varias biografías, una serie de televisión de la B.B.C.  y Canadá Televisión e innumerables citas en Internet.

 B) JAMES BARRY.  LOS PRIMEROS AÑOS

No hay unanimidad en cuanto a su fecha de nacimiento, A. K. Kubba (2), Brian Hurmitz y Ruth Richardson (1), Earl Nation (5), y Percival Kirby (4) coinciden que le más probable es 1795, aunque el propio Kirby reproduce una carta de Barry con motivo de un petitorio que éste realizó a las autoridades militaras donde menciona que era nacido en 1799. Mas allá de "Internet basura" que sugiere fechas varias referentes a este hecho, debemos considerar seriamente un reciente artículo publicado en el South African Nedical Journal por Hercules Michael Du Preez. Este Dr. Du Preez es un urólogo, hoy retirado, de vida fascinante: militar en Saudi Arabia, yathtman, corredor de competencias náuticas en Turquía, cruce del océano Atlántico en un kecch de su propiedad, anticuario de artículos de plata, músico aficionado, horticultor, fotógrafo, viajero impenitente y criador de perros chow_chow. Con estos impresionantes antecedentes, Du Preez se dedico a investigar los primeros años James Barry y he aquí sus conclusiones:

John Barry (6) fue un pequeño comerciante en artículos navieros del condado de Cork, en Irlanda, que casó con Julianna Ann Riordan y con quien tuvo varios hijos. El primogénito, llamado James y nacido en 1741 fue el famoso pintor, un artista talentoso y empobrecido que llegó a ser expulsado (5) de la Real Academia de Artes por una disputa con Joshua Reynolds, pero que frecuentaba los más elevados círculos culturales del Reino Unido. El siguiente nacimiento fue una niña, Mary Ann, que casó con Jeremiah Bulkley en 1782. Esta pareja tuvo tres hijos, un varón, Rodmond,  que llevaría a su entorno a la ruina y dos niñas, la primara de las cuales, nacida en 1789 fue llamada Margaret Ann, Acerca de estos dos hermanos debemos decir ahora que en abril de 1804, May Ann Bulkley afrontando la bancarrota familiar, dictó una carta a su hija Margaret solicitándole ayuda a su hermano pintor, de una manera muy elegante, sin pedirle dinero sino facilidades educativas para su sobrina. La comparación de la letra de esta correspondencia y otras  firmadas por Barry años después confirmarían que en 1804 el futuro James Barry era la niña Margaret Ann Bulkley. Unos meses mas tarde, otra carta, milagrosamente preservada (6) nos informa que las    Bulkley, madre e hija vivían en Londres y que el tío Barry había discutido la educación de su sobrina con el erudito Edward Fryer, el revolucionario venezolano Francisco Miranda y el abogado Daniel Reardon.

¿Que posibilidades culturales tenía una mujer en la Inglaterra de 1804? Estas no pasaban de maestra, ama de llaves, o mas difícilmente ejecutante de música o escritora,  pero quizás Miranda, que era un disidente de las ideas predominantes de su época opinó que Margaret podría graduarse en Medicina disfrazada de hombre y años después acompañarlo a Venezuela con su sexo real.

Los hechos demostraron que con la excelente tutoría y el acceso ilimitado a la soberbiabiblioteca que Miranda poseía en Fitzroy Sq., Margaret Ann, indudablemente muy inteligente y trabajadora hizo cinco años de estudios en la capital británica con excelentes resultados.

Francisco Miranda, de vuelta en Venezuela tuvo allí una destacada actuación, pero luego, traicionado por Bolívar, fue encarcelado en 1812 y murió finalmente en Cádiz,  cuatro años después,  a consecuencia de un tifis exantemático.

Hacia 1809 los hechos se precipitaron, Barry el pintor había muerto en 1806 y su pequeña herencia ayudó algo a los Bulkley, pero… ¿de quién fué la idea que una niña insignificante,  de rizos pelirrojos, estudiase Medicina? Como en todas les buenas historias, este es un misterio. Du Preez habla de una verdadera conspiración de cerebros liberales;  Fryer, el abogado Daniel Reardon y, por sobre todos, el escocés David Stevart Erskine (1742-1829), Lord Buchan, sabio enciclopedista y coleccionista de feria. Buchan, que poseía una excelente biblioteca en Drybourgh era un contestatario de las ideas dominantes en su época y había escrito en el periódico The Bee: "… La actitud de los ingleses en referencia a la educación de las mujeres es similar a la de los chinos, con su aberración de deformar los pies de las niñas …" .

Mark Twain escribió que un secreto entre tres personas  sólo esta completamente seguro si dos de ellas están muertas, pero el hecho más probable, en este caso, con las complicidades referidas, es que desde su último domicilio en Londres, en el 27 de Charles St. Margaret Ann Bulkley salió vestída de hombre para tomar un barco que la llevó a Edimburgo el 28 de noviembre de 1809. En la capital escocesa nadie, más allá de Lord Buchan, la conocía y ya llegó allí como James Barry, sobrino del artista y de Mary Ann Bulkley, su madre, que pasó así a ser su tía, hechos atestiguados por varias cartas que aún se conservan.(6)

 C)  ESTUDIOS MEDICOS

La Facultad de Medicina de Edimburgo, la más prestigiosa del Reino Unido en esa época, aceptó a la solicitud de James Barry el 14 de diciembre de 1809. Esta casa de estudios no tenía edad mínima de ingreso y se decía que Sir Walter Scott (2) había comenzado los suyos a los 10 años.

La matrícula médica costaba media Corona e incluía estudios de Anatomía, Cirugía, Filosofía Natural, Química, Teoría y Práctica Médica, Materia Médica, Botánica, Farmacia, y permitía el uso de la Biblioteca. Barry tomó asimismo clases privadas pagas de Disección con Mr. Fyfe, y de Cirugía Militar con Mr. Thompson.   Las clases se dictaban mayormente en Latín, lengua en la que el reciente varón era excelente.

(A partir de ahora usaremos solamente el masculino para nuestro biografiado).

La asistencia a las clases clínicas en la Royal Infirmary era de gran importancia y allí se utilizaba, de preferencia, el idioma inglés. Ciento cincuenta y seis años después de estas circunstancias el autor de esto artículo estudió en esa misma institución.

Sólo el 20% de los estudiantes de Medicina se graduaban de “primera intención” en Edimburgo y Barry lo hizo en julio de 1812, junto con otros 57 estudiantes. El examen final no era nada sencillo y requería pagar por anticipado diez libras esterlinas de oro, que no eran devueltas en caso de reprobación. Acto seguido, seis profesores examinaban por largas horas e iban de lo mas elemental a lo mas complejo, tal como comentarios escritos en Latín acerca da los aforismos hipocráticos y variados casos clínicos.

Por fin la tesis (1), otras 25 Libras de matrícula. Ésta debía tenar un padrino que avalara la calidad del Latín empleado y era disputado era decir, discutida. El trabajo que Barry presentó había sido realizado a lo largo de varios meses en la excelente Biblioteca de Lord Buchan  en Drybourgh y tenía por título:

"Merocele Hernia Crurali"

Autor: James Miranda Steuart Barry

Dedicada a: Francisco Miranda y Lord Buchan

Inscripción en la portada de autoría del poeta griego Menander: "No consideres mi juventud sino mi capacidad de adulto".

            El Tribunal aprobó la Tesis y las autoridades de la Facultad procedíaron a expedirle el título médico correspondiente.

¿James Barry tenía al graduarse solamente 17 taños (1-5)  o 22? (6).  El  tema de la edad no está resuelto y el trabajo muy bien documentado de Du Preez es demasiado reciente y no ha sido aún suficientemente discutido como paro emitir una opinión final.

Barry retornó a Londres en octubre de 1812 y se matriculó en los Hospitales Guy y St. Thomas (United Hospitals) para realizar estudios de postgrado. Pagó allí 20 Libras y fue alumno de Mr. Whitfield y asimismo de Henry Cline y Astley Coopar. Recordemos que este último fue el cirujano inglés mas destacado de los primeros años del Siglo XIX.  La mayoría de los autores (1-5) afirma que fue pupil-dresser, algo así como Asistente primero de Cooper (curaciones = dressing, que los ayudantes debían efectuar en los operados). Du Preez discute esta afirmación ya que no aparece en el registro correspondiente, pero sí es evidente que la mejor Cirugía y Obstetricia de Gran Bretaña se practicaba en estos Hospitales. Astley Cooper había acuñado en este periodo de su carrera un inspirado epigrama: “… En cirugía, cultivad el corazón de un león y las manos de una mujer …".

Finalmente, el 2 de julio de 1813 Barry, luego de pagar 2 guineas, aprobó el examen correspondiente del Royal College of  Surgeons y fue nombrado Regimental Assistant - Médico asistente. Tres días después, el 5 de julio, ingresó a las Fuerzas Armadas. ¿Porqué?  ¿Fue por recomendación de Lord Buchan o por alguna otra razón?  Los autores, en general, coinciden en el fervoroso espíritu de nacionalismo británico provocado por las Guerras Napoleónicas que reinaba en las Islas, y también en las buenas oportunidades de ascender que existían tanto en la Armada como en el Ejército.

            Y el examen médico?  Existe acuerdo (1-6)  en mencionar que con los excelentes antecedentea académicos del postulante éste debió haber sido "muy superficial'.

La primera asignación de Barry en el Ejército fue en el York Hospital en Chelsea, desde donde fue enviado luego al Hospital Naval de Store en Plymouth, donde estuvo tres años y un mes. Al final de este período fue ascendido a Registrar - Cirujano Asistente, cargo similar a nuestros antiguos Jefes de Clínica.

            ¿Estuvo Barry en Waterloo o fue enviado a la India tal como aparece en artículos que se pueden encontrar en Internet?  Muy probablemente no.   Existe documentación que atestigua que el flamante cirujano fue enviado a ciudad de El Cabo en agosto de 1816 y que llegó a Sudáfrica poco tiempo después, ignorándose en que navío.  La hermosa miniatura qua ilustra este trabajo como fotografía Nº1 fue pintada a mediados de 1816, poco antes de partir a éste, el primero de sus muchos destinos,

 D)  ESTADIA EN SUDAFRICA (1-5)

            El Cabo era una muy reciente posesión británica, habitada por descendientes de los primitivos colonos holandeses y estaba rodeada por el entorno belicoso de numerosas tribuí africanas.

Nuestro biografiado entró con buen pió en su nuevo cargo. Su primera actuación médica fue la de asistir al hijo del Conde Las Casas (exilado con Napoleón a Santa Helena y recluido en la ocasión en el castillo de El Cabo).  Este joven estaba acompañando a su padre y vivía por tanto encerrado, recibiendo los abrumadores dictados autobiográficos de su progenitor.  El tratamiento para este chico fue muy simple: salir del castillo-prisión, pasear al aire libre, baños de mar, equitación y ejercicio.  El gobernador de El Cabo, Lord Charles Somersert, hijo de la Duquesa de Beaufort, valoró con presteza las habilidades del nuevo doctor y lo nombró Médico de la Gobernación, cargo con salario aporte de su condición militar y un puesto muy deseado por sus colegas,

Barry tuvo Como contrapartida dos actuaciones sobresalientes con respecto al Gobernador, le salvó la vida cuando éste padeció de disentería o tifoidea y también actuó milagrosamente en relación e la enfermedad de una de sus hijas, cuando esta ya había sido desahuciada por sus colegas. Pero... sus conflictos fueron infinitos.  En resumen:

·        Arremetió contra los proveedores de fármacos, que habían negocios con drogas inadecuadas.

·        Promovió una planta sudafricana, de costo ínfimo, como tratamiento antt-sifilítico. (Ésta,  finalmente,  resultó ineficaz, pero da pruebas de su espíritu innovador)

·        Mejoró la calidad de las aguas,  inventando un procedimiento para evitar la corrosión de los caños.

·         Humanizo las condiciones de reclusión de la Colonia de Leprosos.

·        Condenó la situación de los internados en el Manicomio, las prisiones y los cuarteles de los soldados.

Como ejemplo, un día irrumpió en el patio de ejercicios del 71º Regimiento Escocés y arrestó al Coronel responsable de mantener durante horas a soldados completamente equipados, de pie, bajo el inclemente sol africano.  En otra ocasión puso bajo arresto a un coronel y a un médico responsables de no denunciar una brutal  golpiza a un detenido.

            Su mayor éxito académico ocurrió el 25 de julio de 1826, cuando realizo la primera cesárea en África con sobrevida de madre e hijo, en la persona de la Sra. Munnik. Los agradecidos Munnik incorporaron a su apellido el nombre de James Barry e incluso un Primer Ministro llevo años después ese nombre. En el 2011 un siquiatra descendiente de aquella sobreviviente de 1826 trabaja hoy en Sudáfrica y se llama James Barry Munnik.

            ¿Cómo era este personaje tan singular? (2)(5) (Ver Figuras 1 y 2).  Altura de 1.52 metros, pálido, pelo algo rojizo ondeado, pómulos altos, manos y pies pequeños, nariz ciceroniana,  grandes ojos azules, voz alta y chillona y nada de barba ni patillas. El Conde Las Casas, en su autobiografía escribió: "… parecía un muchacho de 18 años por sus formas y su actitud,   Tenía una voz parecida a la de una mujer vieja …".

Era estrictamente lacto-vegetariano y abstemio (aunque trataba alguno de sus pacientes con baños de vino - ácido acético).  En sus viajes llevaba una cabra para alimentarse con su leche.  Era católico poco practicante.  Su caminar por la ciudad de El Cabo era motivo de atención: usaba parasol y botas con taco de 8 centímetros, sombrero de plumas, casaca militar de cuello alto con grandes hombreras, lo que lo hizo merecedor del apodo de Dr. Kapok (que quiere decir hombros fuertes, en idioma malayo). Caminada siempre con su gran sable,  a la cintura, y lo acompañaban un perro de la raza caniche, llamado Psyche y un sirviente negro, vestido de librea. El perro fue su compañero constante y ejemplares de raza canina, todos pequeños y blancos lo acompañaron a lo largo de su vida, durmiendo a los pies de su cama.  

FIGURA 1:

Pintura en miniatura de James Barry, realizada en 1816, poco antes de su partida a Ciudad del Cabo.  Esta obra, cuyo original es en hermosos colores, se conserva en poder de la familia sudafricana Munnik, a una integrante de la cual Barry efectuó en 1826 la primera cesarea exitosa en África.  

Cuando como Inspector General de Hospitales debió ir a Canadá, allí hizo confeccionar un trineo del que tiraban dos hombres, mientras él estaba enfundado en pieles de almizcle y era objeto de asombro en la nevada ciudad de Montreal.

Su carácter era brusco, con todos menos con los pacientes, Ebenezer Rogers (7) que compartió una cabina con él en uno de sus viajes, refiere que era "… muy celoso de su intimidad …”  y un día, groseramente, le dijo; "… fuera, jovencito, hasta que me vista ...".  Era firme, rápido y decidido como cirujano (recordemos que la anestesia general fue de uso corriente en medicina recién después de 1846). Como administrador de salud era temible, siempre abogaba por los débiles.  A medida que envejeció mas crítico, malhumorado e intolerante, fastidioso y ridículo, pero siempre estuvo del lado de los desposeídos,  endebles, enfermos mentales, negros esclavos, prisioneros o soldados rasos.

Uno de sus contemporáneos dijo de él en Canadá (5):  "… Parece tener demonios en su conciencia …". Años después, otro colega lo definió como: "… Una intolerable molestia que vive hablando de sus conflictos en las Fuerzas Armadas …". 

Era previsible que una presencia como esta en Sudáfrica despertase sospechas y fue así que un día,  en un cruce de caminos,  apareció una leyenda escrita en Afrikaans que decía que Barry era "… la pequeña mujer del Gobernador Somerset …". El muro fue borrado y el hecho no tuvo ulterioridades, probablemente por los constantes duelos en que nuestro biografiado se vio inmerso, el más famoso de los cuales fue con el Mayor Dosiah Cleote, que en el medio de una reunión de oficiales le había dicho que tenía una larga y fea nariz. La contienda fue a pistola y nadie resultó herido, pero eventos de este carácter estaban prohibidos en las Fueran Armadas británicas y ambos fueron sometidos a Corte Marcial, que dió un tirón de orejas al narigón, pero a Cleote lo envió a desempeñar funciones en la Guarnición Naval del  Islote de Tristán da Cunha.   ¡Los ingleses del siglo XIX sí que sabían penalizar!

Barry trabajó sobre todo en la ciudad de El Cabo, pero también acompaño al Ejército en la Guerra contra le nación Xhosa y en 1819 fue ascendido a Staff Surgeon - Cirujano Jefe y enviado a la Isla Mauritius, donde había surgido una epidemia de cólera.  Recordamos que esta isla volcánica había sido descubierta por los portugueses en 1510, bautizada como tal por navegantes de Holanda y luego ocupada por los franceses (Ìle de France)  desde 1721 hasta 1810, cuando los británicos la conquistaron.

            Luego de esta primera actuación exitosa y ya sin Somerset en Sudáfrica, Barry fue nuevamente enviado a Mauritius en 1828,  quizás como una velada punición y desde donde se ausentó sin permiso para Londres. Cuando llegó allí fue sometido a una investigación de la que escapó sin consecuencias, quizás porque el Secretario de Guerra del
Foreign Office era Lord Fitzroy Somerset, hermano del Gobernador. Una leyenda sin confirmación expresa que cuando fué preguntado por el abandono de su cargo en Mauritius, expresó: "… Tenía deseo de, hacerme un buen corte de pelo en Londres …".(5) 

E) DR. BARRY, PEREGRINO DE ESTACIONES NAVALES Y DESTACAMENTOS MILITARES DEL REINO UNIDO. (1-6)

            Desde 1831 y hasta 1835 Barry fue enviado a Jamaica. Esta isla, inglesa desde 1655 y hoy muy saludable estaba en el primer tercio del siglo XIX afectada por numerosas enfermedades infecciosas, mucha corrupción administrativa y graves conflictos con los bucaneros y los maroons (del español cimarrón - esclavos independientes escapados de
las plantaciones).

Barry enfrentó en este destino a las autoridades y a los proveedores de fármacos con su habitual dureza e hizo nuevos e importantes enemigos, que fueron los que probablemente consiguieron que retornase a Londres, donde le fue señalado un nuevo destino, que resultó ser Saint Helena, donde fue enviado como Principal Medical Officer - Médico del Estado Mayor.

Saint Helena, descubierta por los portugueses en 1502 fue primero colonia holandesa y luego propiedad británica.  En 1836, cuando nuestro biografiado llegó a la isla, esta estaba afectada por una severa epidemia de disentería y su actuación motivo dolorosas sanciones a los proveedoras de alimentos, cambios en las condiciones sanitarias y al mismo tiempo modificaciones costosas en  la reclusión de presos, militares y enfermos mentales.  Una disputa plagada de insultos respecto a las mujeres privadas de libertad y a la prevención de las enfermedades venéreas derivaron en el arresto de Barry y la subsiguiente orden emitida por el Gobernador Middlemore: “… que el Médico del Estado Mayor fuese enviado a Londres para precederse allí al análisis de su conducta en una corte marcial …”.

Con Somerset fallecido en 1831, Barry no se salvó y sus insultos hacia la autoridad fueron considerados "… injustificados …" y por expresa decisión de los jueces fue condenado a ser degradado de su condición de Médico del Estado Mayor a Cirujano Jefe y asimismo enviado a cumplir funciones a Antigua, en las caribeñas islas de Sotaveto.

Antigua, descubierta por Colon en 1493, es una isla pequeña, de apenas 442 kilómetros cuadrados y un destino como éste aparece como una clara sanción para nuestro biografiado.  De todas maneras, las permanentes necesidades británicas de doctores calificados en estas remotas estaciones navales hizo que un año después, en 1838, Barry fuese nombrado nuevamente Médico del Estado Mayor y enviado a cumplir funciones a Trinidad. Esta isla, también descubierta por Colón, había sido posesión española hasta 1797, cuando fue ocupada por Gran Bretaña. Justamente el año de 1838 fue el de la
emancipación de los esclavos.

Con menos oficiales con quienes disputar, lo presencia de Barry aquí fue mas serena que lo habitual y tuvo su término en 1845, cuando afectado por fiebre amarilla le fue otorgado un año de licencia médica con paga completa en Londres.

Desde  allí su nuevo destino fue Malta en 1846.  La isla de Malta, con 5000 años de historia era inglesa desde 1814, poseía grandes instalaciones navales y un hospital muy bien equipado.  Allí Barry se hizo notar nuevamente por sus ya clásicas disputas con las autoridades y asimismo por haber ocupado un asiento reservado para dignatarios eclesiásticos en una iglesia, hecho por el cual se le hizo un sumario y resultó sancionado.  Su actuación en la epidemia de cólera que asoló la isla en 1847 le hizo acreedor a felicitaciones del propio Duque de Wellington y en 1851 fue ascendido (1)(4) a Deputy Inspector General – Asistente de Inspector General de Hospitales y enviado a Corfú, a dirigir un hospital habilitado para asistir hasta 500 enfermos.

La hoy isla griega de Corfu, de algo menos de 650 kilómetros cuadrados de superficie fue, entre otras, posesión romana, veneciana, genovesa, napolitana,  francesa e inglesa, ésta última desde 1815 hasta 1864, cuando fue cedida a Grecia.  En ocasión de su presencia en las islas jónicas, Barry fue requerido para evaluar la sanidad del navío "Modeste" que estaba afectado por "… fiebres malignas …".  Su actuación fue exitosa y por esta feliz circunstancia le fue concedido el anillo de diamante del Archiduque Maximiliano, del Imperio Austrohúngaro.

En 1855 dió comienzo la Guerra de Crimea y Barry solicitó un puesto, pero en su rango no había ninguno disponible. Entonces, pidió licencia especial y a su costo fue a Scutari, donde tuvo un muy comentado encuentro con Florence Nightingare - la Dama de la Lampara.  Años después ésta le escribió a su hermana Parténope: "… Me tuvo al sol, de pie, rodeada de sirvientes, soldados y asistentes, mientras él montaba su caballo. Se comportó cono un bruto. Ha sido la criatura más áspera que jamás haya conocido …".  Algunos autores (1)  se preguntan si la historia de la Guerra de Crimea hubiese sido diferente de haber tenido Barry el cargo desempeñado por Sir John Hall, Jefe de Sanidad del Ejército Británico, visto su larga historia de atención a la limpieza y a la dedicación
que ponía en el cuidado de los heridos de guerra.

En el ajedrez de los cargos John Hall fue sustituido por el Dr. Alexander y quedó así libre el puesto de Inspector General of Hospitals - Inspector General de Hospitales, en el gélido Canadá y allí fue designado Barry en 1857, con 62 años de edad y  luego de en
los trópicos.

En América Inglesa del Norte - así era llamado el hoy Canadá en esos años del siglo XIX, un cada día mas riguroso y avejentado Inspector de Hospitales hizo lo que siempre había ordenado en todos sus destinos, mejorar las condiciones de los dormitorios, de los soldados, humanizar las prisiones y los asilos de dementes, mejorarlos suministros
médicos y el acceso al agua potable, crear facilidades para los deportes y fundar bibliotecas, pero el helado clima afectó su salud y luego de una influenza,  la bronquitis que ya padecía se hizo recurrente y muy penosa. Por esta condición fue atendido por el Dr. G. W. Campbell que años después, preguntado por el Profesor William Osler acerca del sexo de Barry contestó (1): "… el dormitorio estaba siempre muy oscuro y él/ella me disuadió de hacer un examen mas profundo …".

En 1859 Barry fue enviado a Londres por motivos de salud y allí una Junta Médica “… integrado por tres jóvenes oficiales desconocidos para mí …” decidió retirarlo del servicio activo  con media paga (4).  Un año después, en 1860 escribió una larga carta solicitando su reintegro, pero éste no le fue concedido.  

FIGURA 2

James Barry en 1860 en Jamaica, con su pequeño perro Psyche (todos sus perros se llamaron igual y eran de razas parecidas) y John, el sirviente negro que lo asistio en londres hasta su muerte.  Una colecta entre los amigos permitió el regreso de John a su isla. 

Se sabe que uno o dos años después retornó a Jamaica, siempre con su cabra y sus perros y desde allí volvió a Londres con un nuevo sirviente negro, llamado John, que es el que aparece en la fotografía Nº 2 y que además de atenderlo en sus funciones todas las mañanas debía llevarle seis toallas limpias a su dormitorio. Este viaje a Jamaica fue el último y desde 1862 estuvo siempre en Londres, donde alquilaba una habitación en una residencia que se rentaba por piezas, propiedad de un dentista y que estaba ubicada en el 14 de Margaret St.,  frente a Cavendish Sq. y donde siempre estaba acompañado por su perro blanco y su sirviente negro. 

F) MUERTE Y LEYENDA

El 25 de julio de 1865, a las 04:00 AM, y mientras el barrio Londinense de Marylebone era asolado por una epidemia de disentería, Janea Barry falleció.  El certificado médico, firmado por el Mayor Dr. David Mc Kinnon (que ya lo había atendido en las Indias Occidentales) decía escuetamente: “… Causa de Muerte: Diarrea …".  Fue enterrado en el cementerio Kensal Garden, ubicado al Noreste de Londres, con lo siguiente inscripción grabada en piedra:

"James Barry

Inspector General de Hospitales

 Muerto el 25 de julio de 1865

Edad 70 años"

            La única disposición testamentaria que Barry había establecido era (1): "… ser enterrado con las ropas que vista en el momento de mi deceso …".  Como ocurre tantas veces, esta orden no fué cumplida, y una ayudante de servicio, analfabeta (firmaba con una "X") de nombre Sophia Bishop, amortajó el cadáver y expresó: "… Que era una mujer y que tenía signos (estría gravidorum) de haber tenido un hijo de muy joven. Yo sé que es eso porque he tenido nueve …".  Con esta información se dirigió al médico tratante, buscando obtener algún dinero por ocultar el secreto. Mc Kinnon le contestó que sea petición no prosperaría porque el  fallecido no tenía familiares ni nadie que pagara por ese silencio.

En la investigación que siguió a esta circunstancia, como ya expresáramos al comienzo de este trabajo, el hecho se hizo público primero en un diario de Dublín y luego en el muy prestigioso Manchester Guardian, Mc Kinnon contestó en la indagación subsiguiente: "… que en las Indias Occidentales, donde lo había asistido por bronquitis, a expreso pedido del enfermo, no lo había examinado físicamente y que podía ser un hombre imperfectamente desarrollado, un hermafrodita o una mujer y que eso no era de su incumbencia …”. (1)

Algún tiempo después Edward Bradford, médico Inspector de Hospitales y que lo había conocido en Jamaica en 1832 expresó: "… Nació prematuro, su madre murió al nacer, no poseía los atributos masculinos ya que su desarrollo debió haberse detenido al sexto mes de vida intrauterina …”.

A partir de este instante comenzaron a inventarse historias de matrimonios fracasados, amantes fallidos, amores contrariados, fabulaciones periodísticas y también se aprovechó para glorificar el feminismo. (3)

 G)  INTERPRETACIONES DIAGNOSTICAS: 

¿CUAL FUE EL SEXO DE JAMES BARRY?

Tal cual expresa el escocés A. K. Kubba (2) en los Proceedings del Royal College of Edinburgh, pudo ser un tipo de hermafroditismo o alguna disgenesia gonadal y la única forma de hacer un diagnóstico correcto sería exhumar el cadáver y hacer estudios genéticos. Esté no es el ámbito para hacer un análisis del hoy muy complejo hermafroditismo del cual, ya en 1991 había 21 síndromes distintos y precisamente documentados.(7)

Con respecto a los datos autores en que hemos basado esta comunicación expresemos que los ingleses (1) Brian Hurwitz, médico general y Ruth Richarson, historiadora, piensan que fue una mujer disfrazada de hombre, al igual que el sudafricano Hercules Michael Du Preez (6) y el norteamericano Earl Nation (5), que ecribió: "… Barry fue una mujer prisionera en ropas de hombre …".

A juicio del autor, el análisis del sudafricano Dr. Percival Kirby merece la mayor atención, ya que con su diagnóstico de posible "síndrome de feminización testicular" es el que se aproxima mas al contexto de esta historia.

El hoy llamado (8) síndrome de insensibilidad androgénica completa - no se debe decir más feminización testicular - es una condición genética muy poco frecuente por la cual los cromosomas sexuales XY no responden a los androgénos (hormonas masculinas).  Recordemos al respecto que el desarrollo sexual humano se completa al tercer mes
de vida intrauterina.  Estos seres, que repetimos, son XY nacen como niña, pero su vagina es sólo un saco ciego, no tienen útero ni ovarios y los testículos, atróficos, están ubicados en el canal inguinal o en el abdomen.  Cuando llega el  tiempo del desarrollo sexual
no aparece pelo axilar ni pubiano, no hay barba ni bigote y no hay menstruación.  En este síndrome hay casos parciales, que tienen micropenes, hipospadias (avocación anormal de la uretra) y ginecomastia (presencia de mamas) es decir: Síndrome de Reifenstein.
Estos pacientes, naturalmente estériles, a medida que progresa la edad son propensos a lo osteoporosis.  El gen alterado es el X,  en la banda Xq11 o q12.

Esta teoría es atrayente. Margaret Ann Bulkley, nacida con una apariencia externa femenina a sus 14 años no desarrolló caracteres sexuales secundarios, ni pelo axilar ni pubiano ni mamas y decidió auxiliada por su madre y por una confabulación liberal y feminista estudiar Medicina.  El problema es que los afectados por este síndrome NO tienen contorno de pelo cefálico con entradas paricto temporal, como claramente se aprecia en la fotografía Nº 2 de Barry, con lo cual este sugerente diagnóstico cae en entredicho.

Aquello que no arroja dudas es que James Barry con inteligencia y tenacidad obtuvo su graduación a los 17 años, cuarenta años antes que lo hiciese Elizebeth Garret, la primera doctora británica, que defendió una extensa tesis en latín en la Universidad más prestigiosa
de Gran Bretaña, que hizo estudios de postgrado en el excelente entorno de los United Hospitals, que accedió de primera intención a la membresía del Royal College of Súrgeons y que egresó de la Escuela Sanitaria del Ejército de Su Majestad con sólo 21 años de
edad.

Su vida médica en el exterior incluyó numerosos éxitos, la primera cesárea en África con sobrevida de madre y niño y la eterna lucha por los más débiles y desposeídos en todos los ambientes en los que le correspondió actuar, culminando su ejercicio profesional con el
grado más elevado. Inspector General de Hospitales, al que alguien sin carrera militar podía acceder en las fuerzas Armadas Británicas.

 BIBLIOGRAFIA

01. HURWITZ B, RICHARDSON R. Inspector General James Barry, M.D.: Putting the woman in her place. Br  Med J  1989;298:299-305.

02. KUBBA A K. The Iife, work and gender of Dr. James Barry M.D. (1795-1865) Proc R Coll Physicians Edin 2001;31:352-356.

03. ROGERS E. A female member of the Army Medical Staff. Lencet 1895;II:1268.

04. KIRBY P. Dr. James Barry controversíal south african medical figure:  a recent evaluation of his life and sex.

S Afr Med J 1970;44:506-516.

05. NATION E F. James Barry M.D. Inspector General of Hospitals. Man or woman? Urology 1988;31(2) : 184-188.

06. DUPREEZ M H. Dr. James Barry. The early years revealed.

S Afr Med J 2008;96(1):52-58.

07. JABLONSKI S. Jablonski's Dictionary of Syndromes and Eponimic Diseases. Florida, U.S.A.: Krieger: 1-666.

08. Definition of testicular feminization syndrome.

www.medterms.com/script/main/art.asp?articlekey=14430

 

  

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar