Historia y Arqueología Marítima

HOME

LA NAVEGACIÓN MARÍTIMA COSTERA EN EL ANTIGUO PERÚ

Indice Academia ROU Hist Mar.y Fluvial

 

Por ROBERTO LETTIERI    Publicado en Ciclo de Conferencias año 2010

 RESUMEN

El antiguo peruano, en actividad típica de las culturas establecidas frente a un vasto mar, tuvo el límite su propio litoral y como límite marítimo la línea donde las aguas del Pacífico se confunden con el cielo.  La franja costera solo le proporcionaba caza de animales y la recolección de frutos silvestres siendo escasas ambas fuentes de alimentación; encontraron en el mar una infinita fuente de alimentos. El mar le proporciono lo que la tierra no les daba. Estos pueblos usaron la navegación costera para obtener su sustento; el transporte de personas y mercaderías. Durante siglos utilizaron este medio de transporte e incluso hasta nuestros días se usan embarcaciones similares para la pesca costera, en balsas de tamaño pequeño en Ecuador bajando por la costa del Perú, hasta Talara y Piura. 

INTRODUCCIÓN

El antiguo peruano, en actividad típica de las culturas establecidas frente a un vasto mar, tuvo el límite su propio litoral y como límite marítimo la línea donde las aguas del Pacífico se confunden con el cielo. El rito diario del dios Sol que se sumerge en el océano y lo incendia dio origen, entre los primitivos pobladores costeños a la fábula del Condor del Fuego que va a morir en las aguas donde nace la noche y termina al mundo.

Para los marineros costeros del antiguo Perú las islas del litoral eran príncipes o semidioses en desgracia ante los dioses Kon o Pachacamac. Sus santuarios se elevaban cautos sobre eminencias naturales o artificiales a manera de observatorio junto al mar. En el mar del Perú existe abundante plancton, fuente de alimento para cetáceos, diferentes tipos de peces, entre ellos la abundante anchoveta, y en pos de este pez miles de aves: pelícanos, gaviotas, pingüinos y gunayes del tipo austral, cuyas deyecciones forman un rico abono que los indigentes llamaron guano.

 LA COSTA PERUANA

Es una faja de 2500 kmts de largo entre 5 y 170 Kmts, con una superficie de 136.370 Km2 y se extiende entre la orilla del mar hasta una altura de 500 kilómetros, desde el límite con Ecuador y la frontera con Chile.

Este extenso territorio marítimo tiene clima, en general, templado y húmedo debido a la corriente Peruana o del Humbolot.  El 90% de la costa es una región desértica y seca, salpicada por cerros, valles y playas donde corren ríos que la mayor parte del tiempo están secos.

El antiguo peruano, al igual que en Egipto y Mesopotamia, tuvo que realizar una obra empírica pero de sagaz ingeniería pues a falta de escasas lluvias periódicas distribuyen el agua por canales de lejanas tomas andinas para sacar los frutos de una tierra de cultivo difícil.

 

Imperio Wari 

Como consecuencia, el antiguo peruano encontró en las costas del mar una abundante fuente de alimentación y medido de transporte de sus productos, al ser la tierra poco fértil y los caminos costeros, en el 90% grandes arenales, de difícil tránsito.

La franja costera solo les proporcionaba la caza de cérvidos, camélidas, vizcachos, etc., y la recolección de frutas silvestres, siendo ambas fuentes de alimentación inconstante y escasa, encontrando en el mar una infinita fuente de alimentación como hemos dicho anteriormente. Este sistema de alimentación y transporte en las aguas costeras del Océano Pacífico abarca el norte de Chile (en el límite con Perú), Perú, Ecuador, Colombia y el Sur de Panamá llegando incluso a las islas Galápagos para la caza de tortugas y aprovechar su abundante pesca.

Empezó alrededor del año 500 A.C. y en algunos lugares llega a nuestros días, esporádicamente en Ecuador, bajando por la costa de Perú hasta Talara y Piura. Los testimonios en contados en las excavaciones en Tucume, Lambayeque (costa norte del Perú) se descubrió el aspecto marítimo de las culturas preincaicas establecidas a todo lo largo del litoral peruano.

El Imperio Wari (700-1100 DC) tuvo contactos y luego sometió a los pueblos costeros usando sus embarcaciones para transporte de personas y alimentos, acrecentando su dieta en pescados y mariscos.

En las excavaciones llevadas a cabo en Chan Chan, la antigua capital de la cultura Chimú (que abarca todo el siglo XIV y la primera mitad del siglo XV) que floreció al sur de Tumbes (actual territorio peruano en el limite con Ecuador), todos los altas relieves en las paredes de las ciudadelas tienen un tema marítimo, al extremo de no incluir otro tipo de imágenes.

Los incas que a principios del siglo XV enviaron sus ejércitos desde el Altiplano para conquistar las poblaciones costeras; respetaron las deidades marítimas locales, acaso por sagacidad política, o como hombres de los Andes, ese lago sin fin los sobrecogió de reverente temor.

Estas poblaciones costeros conquistados por los incas los consideraba como extranjeros pues no hablaban su mismo idioma, (el quechua) y tenían costumbres diferentes; pero tenían que admitir los incas que estos pueblos costeros eran superiores en los asuntos marítimos usando a estos marinos para el transporte de carga y pasajeros, entre los límites marítimos de su inmenso imperio, acoplado a ser alimentación los pescados y mariscos de la costa peruana. 

LA CONQUISTA ESPAÑOLA

Entrando en el tema de la conquista española, el hijo de un curaca Cuna (comarca de tierra firme e islas de Océano Atlántico panameño aún hoy habitada por estos indígenas) revelo a los españoles que al otro lado de territorio Cuna había un océano diferente y “…otras gente navegaban allí en embarcaciones utilizando velas y remos…”. Cuando Balboa Cruzo el Istimo de Panamá, en 1513, al poco tiempo, sus hombres avistaron balsas navegando por el recientemente descubierto Océano Pacífico.

Imperio Inca

En 1527 el piloto del Pizarro, don Bartolomé Ruiz, navegando hacia el sur explorando los manglares inhabitables de la costa del actual Ecuador, al Norte de la línea ecuatorial, avisto una balsa que navegaba hacia el norte en dirección a Panamá.

De inmediato el Capitán español capturó esta balsa echando al mar a algunos, otros indígenas fuera puestos en tierra firme y a tres mujeres que quedaron como intérpretes las trataron muy bien, estas tripulaciones hablaban la lengua de los incas y la carga de la balsa era mercancía típica inca.

La balsa capturada tenía una capacidad de hasta treinta toneles (que es igual a 36 toneladas gruesas). El Plan y la Quilla fueron construidas de unas cañas tan gruesas como postes, ligadas con sogas de enequen (similar al cañamo).  Llevaban mástiles y antenas de madera muy fina y velas de algodón y unos potalas por anclas a manera de amoladera.

La capacidad de las embarcaciones utilizadas dependía de las excelentes cualidades de la totora nativa, que las hacía resistentes a los choques con las rocas y apropiadas para correr las olas de las rompientes y llegar salvas a la playa. 

La parte superior era de otras cañas mas delgadas ligadas con sogas. Allí iban tripulación, pasajeros y carga. Debajo de estas partes superior se hallaban la parte baja que era inundadle lo que le daba más estabilidad a la balsa según cronistas españoles de la época.

Eran el principal vehiculo para el transporte comercial y realizaban largos viajes en toda la costa del Imperio Inca desde Chile hasta el istmo de Panama (aunque este último territorio no fue conquistado por los incas)

Había otra variedad de embarcaciones, pero muy pequeñas, hechas de piel de león marino que a manera de balsa llena de aire eran usadas como flotadores, las grandes calabazas se utilizaban con los mismos fines estaban también los caballitos de totora usados para la pesca costera según algunos cronistas.

Las balsas eran para las poblaciones del litoral del Perú lo que las llamas domésticas para sus vecinos y conquistadores de los Andes.

A su entrada al Imperio Inca en 1527 Pizarro avistócinco balsas cerca de la isla de Santa Clara frente al Ecuador y con la ayuda de intérpretes pudo comercializar pacíficamente con las tripulaciones.  En 1530 cuando el conquistador antes mencionado, realizó  su primera avanzada al Perú recurrió al uso de balsas de madera hecha por los indios.

La conquista del Perú comenzó con Pizarro y sus hombres atravesando la rompiente costera junto con sus caballos y artillería a bordo de balsas maniobrada por marineros del Imperio Inca.  Los españoles, que eran excelentes marineros, prefirieron depender de las balsas de troncos y de los marineros aborígenes hasta familiarizarse con las arrecifes y corrientes hasta haber construido puertos con facilidades para atracar sus embarcaciones.

 

Dibujo antiguo de una balsa en Guayaquil (Juan y Ulloa, 1748)

A proa.  B popa.  C depósito con techo de paja. D palos que sirven de mástil. E especie de bauprés.  F quilla de orza. G quilla de orza que oficia de timón.  H lugar para cocinar. I tinajas de agua. K stays. L cubierta  

CONCLUSIONES

Hemos demostrado, que a través de los siglos, las poblaciones costeras del Océano Pacífico era excelentes marineros y la llegada de los españoles era parte del Imperio Inca para el cual transportaban por mar personas y mercaderías, e incluso hasta nuestros días se usan embarcaciones similares para la pesca costera, en balsas de tamaño pequeño en Ecuador bajando por la costa del Perú, hasta Talara y Piura. 

 

Balsa en la Bahía de Guayaquil (Humboldt, 1810) 

REFERENCIAS

1-    CACERES, Justo. “Culturas Prehispánicas del Perú”. Editorial Grimanesa R. Enriquez. 1er Edición. Lima. Perú. 2001.

2-    GRIMBERG, Carl “Descubrimiento y Conquista de America”. Editorial Lord Cochrane S.A. Edición Especial. Santiago. Chile. 1987

3-    HAMPE, Teodoro. “Historia del Perú”. Editorial. Lexus. 1er Edición. Barcelona. España. 2000

4-    HEYERDAHL, Thor. “La Navegación Marítima en el Antiguo Perú”. Editorial. Instituto de Estudios Históricos _ marítimos del Perú. Lima. Perú. 1996

5-    PONCE DE LEÓN, Rosa. “Perú. Visión Global y Síntesis”. Editorial. Auge S.A. 1er Edición. Lima. Perú. 1999   

  

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar