Historia y Arqueología Marítima

HOME

EL PUENTE SOBRE EL RIO KWAI

(LA VERDADERA HISTORIA)

Indice Academia ROU Hist Mar.y Fluvial

 

Por  MILTON RIZZI CASTRO   Publicado en Ciclo de Conferencias año 2009

 RESUMEN

En 1957 fue estrenada la película “El Puente sobre el Río Kwai",  con dirección de David Lean y con una línea argumental tomada de un libro de Pierre Boule. El film trata acerca de la construcción por prisioneros de guerra británicos de un puente en las selvas de Tailandia como parte de una línea ferroviaria destinada a unir Bangkok con Rangoon. La película ilustra las brutalidades y la ineficiencia de los japoneses y la acción de un grupo comando aliado que consigue, finalmente, volar el puente. Excelentemente actuado y dirigido, este film obtuvo siete premios Oscar. Desafortunadamente, los prisioneros de guerra nunca construyeron un puente sobre el Río Maenam Khawae sino que lo hicieron sobré el Maeklaung, los comandos nunca existieron sino que fueron raides aéreos los que dañaron el puente, y los ingenieros japoneses hicieron un espléndido trabajo al construir 415 kilometres de líneas férreas y 688 puentes en solo dieciséis meses de trabajo. La perdida de vidas fue de casi 100.000 muertos, en el llamado "ferrocarril de la muerte". El infame trato a los prisioneros de guerra y trabajadores asiáticos por parte del Japón Imperial durante el curso de la Segunda Guerra Mundial es una deshonra indeleble para sus militares y su país.

 A) INTRODUCCION.

En el año 1957 (1) el famoso director ingles David Lean dirigió un film basado en el libro del escritor francés Pierre Boule acerca de la construcción de un puente sobre el Río Kwai, en Tailandia, por prisioneros de guerra británicos. Este emprendimiento, dirigido por ingenieros japoneses fue efectuado en régimen de trabajos forzados en un entorno de crueldad y pésimas condiciones sanitarias. Del hilo argumental del film corresponden destacar; la eficacia del batallón ingles encargado de la construcción, la ineficiencia de los ingenieros japoneses y el dilema de hasta donde se puede caer en el absurdo de colaborar con el enemigo con tal de mantener la disciplina y el espíritu de cuerpo en difíciles condiciones de reclusión en el medio de la selva.

La película, de 161 minutos de duración es cinematográficamente muy atractiva y obtuvo 7 Premios Oscar de la Academia Norteamericana. Las actuaciones de William Holden (Comandante Shears), Alec Guiness (Coronel Nicholson), Sesue Hayakawa (Coronel Saito) y Jack Hawkins (Profesor de lenguas orientales y Jefe de operación comando) fueron muy destacadas, al igual que la inolvidable música original de autoría de Malcolm Arnold. Curiosamente, el guión ganador del Oscar fue de Carl Foreman, escritor que había sido proscrito por la investigación dirigida anos antes por el Senador Mac Carthy acerca de la infiltración comunista en la industria cinematográfica. Los nostálgicos pueden obtener hoy una excelente copia nueva de esta película en DVD.

A partir de 1957 los turistas que llegaban a Tailandia preguntaban donde quedaba el Puente sobre el Río Kwai (2) y querían visitarlo. Con sorpresa recibían la noticia que NO HABIA NI HABIA EXISTIDO NUNCA ANTES UN PUENTE CONSTRUIDO SOBRE DICHO RIO par prisioneros de guarra británicos.

Pero esa es otra historia que analizaremos a la brevedad. 

B) LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL EN EL SUDESTE ASIATICO (3)(4)

Luego de la Guerra Ruso-Japonesa de 1904-1905, Japón, con una gran población y escasos recursos naturales tomó conciencia que podía confrontarse unilateralmente con las potencies occidentales y planeo con precisión un "espacio vital" en su entorno asiático, y procedió entonces a idear la conquista militar del mismo. Cronológicamente, esta se materializó de la siguiente Forma:

1910 Japón ocupa toda la península Coreana.

1930-1 Invasión de Manchuria e imposición en ese país de un gobierno "títere".

1937 Luego de años de escaramuzas bélicas comienza la guerra total con China.

1940 22 de setiembre. El Almirante Jean Decoux acepta la ocupación de la Indochina Francesa por Japón,

1941 7 de diciembre, Ataque a Pearl Harbour.

8 de diciembre (mismo día pero al Oeste de la línea internacional del tiempo) Ataque aéreo a Hong Kong. Canadienses y británicos de rindieron el 25 de diciembre.

Desembarco en la costa Oeste de la Península Malaya; el 30 de enero de 1942 toda Malasia fue ocupada por los japoneses.

9 de diciembre. Ocupación de Bangkok, Tailandia; sin resistencia. El 21 de enero de 1942 Tailandia Firmó un tratado con Japón que autorizaba a éste actividades militares en su territorio.

10 de diciembre. Hundimiento del acorazado "Prince of Wales" y del crucero pesado "Repulse",  habían salido de Singapur sin apoyo aéreo ni escolta de destructores. Desembarco japonés en Luzón, Filipinas.

16 de diciembre. Victoria Point, en Birmania, ocupada por Japón. A fines del mes todo el istmo de Kra conquistado por los japoneses.

17 de diciembre. Invasión japonesa a Borneo, Célebres, Bali, Timor y Sumatra. En febrero de 1942, rendición de todas las fuerzas holandesas en estas islas.

1942 8 a 15 de febrero. Singapur, sin apoyo aéreo y sin agua, se rinde ("El día mas triste de mi vida" - Winston Churchill)

27 de Febrero. Batalla naval en el Mar de Java y derrota de las fuerzas combinadas Británico-Americana-Holandesa-Austra-liana.

1 de marzo. El U.S.S. Houston y H.M.A.S. Perth hundidos en el estrecho de Sunda.

9 de marzo. Cae Rangoon, Cincuenta días después toda Birmania es ocupada por Japón y se interrumpe la línea de suministros por tierra a China, Veinte mil soldados de Holanda se rinden en Java.

En suma, en menos de seis meses Japón había conquistado todo el Sudeste asiático, Indonesia y Las Filipinas y amenazaba Nueva Guinea y Australia, pero los vientos de la guerra comenzaron a soplar en su contra   ya en marzo de 1942, gracias a la descodificación de sus frecuencias radiales. Estados Unidos obtuvo así información acerca del viaje del Almirante Yamamoto a Rabaul, consiguió abatirlo y en los meses siguientes Australia pudo contener la invasión a Nueva Guinea luego de la Batalla del Mar de Coral.

De todas formas la guerra en el Pacifico cambió definitivamente de rumbo cuando los días 3 a 5 de junio de 1942 se desarrolló la Batalla de Midway y Japón sufrió el hundimiento de cuatro de sus portaviones, perdida de la cual nunca se pudo recuperar. 

C) EL FERROCARRIL TAILANDIA-BIRMANIA.

Hacia junio de 1942 (1)(2) todos los prisioneros de guerra del sudeste asiático y asimismo los civiles y asimilados habían sido enviados a los grandes barracones ubicados en el predio militar de Changi, al este de Singapur. Para sorpresa de los japoneses, que consideraban el rendirse un deshonor, las cifras fueron las siguientes:

Británicos: 28.500, personal militar + 14.000 civiles voluntarios sin grado militar, pero que a todos los efectos fueron considerados iguales a éstos.

Australianos 18.000

Indios: 67.000  

Se incluyen en  estas estadísticas 350 médicos y alrededor de 2.500 hombres como personal sanitario.

Varios cientos de Americanos y cerca de 20.000 holandeses, tomados prisioneros en Indonesia, fueron también enviados a Changi o directamente por barco a los destinos de trabajos forzados que los aguardaban.

Los japoneses separaron a Ios militares indios de los occidentales y constituyeron con ellos un "ejército auxiliar", aguardando la integración asiática de la India al Nuevo Orden. Con respecto a los prisioneros "colonizadores", dividieron a estos en diez "fuerzas" de varios miles de integrantes cada una.

Su destino fue el siguiente:

Fuerza- A Birmania a construir aeródromos y luego el tramo local del ferrocarril.

B y E- A Borneo.

C y G- A Japón, a trabajar en las minas y en los astilleros.

D,FyH- A construir el ferrocarril Tailandia-Birmania.

K y L- A Tailandia, para asistir sanitariamente a los trabajadores asiáticos (libres), para los cuales no habían contratado personal medico.

La decisión de construir un tramo ferroviario (1)(2) entre Tailandia y Birmania habla sido tomada por los japoneses en 1939, que luego de estudiar las rutas posibles, habían elegido el trayecto:

NON PLADUK - KANCHANABURI - VALLE DEL RIO MAENAM  KHWAE - PASO DE LAS TRES PAGODAS (y desde allí en terreno birmano) APADON - THANDYUZAYAT.

En Thandyuzayat se conectarla con el tramo ferroviario ya existente entre esa localidad y Moulmein y de allí a Rangoon.

La primera estimación de los ingenieros japoneses fue la de construir esta vía sin maquinaria pesada en unos 5 años y con una fuerza laboral de 60.000 hombres, 10.000 de ellos prisioneros de guerra.

Era una tarea gigantesca; había que cavar 4.000.000 de metros cúbicos de tierra y movilizar 3.000.000 de m3 de roca, tendrían que tenderse mas de 400 kilómetros de vías y construírse 14 kilómetros de puentes, 688 en total y 8 de ellos en acero y concrete.

Debía asimismo atravesarse territorio selvático, accidentado, en algunas zonas poco explorado, con dificultades notorias de abastecimiento, enfermedades y las terribles lluvias monzónicas. Es de honor decir que los ingleses habían desestimado este emprendimiento por Ios obstáculos que enfrentarían y la poca utilidad que obtendrían de uso. Por otra parte los japoneses, luego del desastre de Midway se enfrentaban a las dificultades de obtener sus vitales recursos por la peligrosa vía marítima y también sobre como abastecer al gran ejército que tenían combatiendo en Birmania.

Como resultado de estas circunstancias, los altos mandos nipones decidieron transportar entre Changi y la vía férrea Tailandia-Birmania a las Fuerzas de prisioneros de guerra A, D, F, H, K y L, como ya dijimos.

Se trató de un total de 61.811 hombres y el Mayor General de Ingenieros Hattori Shimpei fue designado Director Responsable del gigantesco proyecto de tender esa vía férrea.

El recorrido a construir (ver mapa) fue dividido en dos tramos, el tailandés comprendía desde NONPLADUK, kilómetro 00 hasta KONKOITA, "JUNCTION POINT" o "lugar de reunión" con el Birmano, aproximadamente unos 281 kilometros. Este proyecto fue encargado al 5º Regimiento japonés de Ingenieros. El tramo birmano desde "Junction" hasta THANBYUZAYAT, es decir los restantes 134 kilómetros, fueron de responsabilidad del 9º Cuerpo de Ingenieros.

Los primeros 50 kilómetros desde NONPLADUK hasta KANCHANABURI fueron dirigidos por ingenieros tailandeses que contrataron mano de obra local, mientras los japoneses se encargaron de los materiales. La fuerza laboral fue de proporciones gigantescas y a los 61.811, prisioneros de guerra americanos, australianos, holandeses y británicos, se sumaron 75.000 malayos, 7.500 javaneses, 5.200 chinos, varios miles de tailandeses, 90.000 birmanos, (aunque muchos de ellos desertaron) y 15.000 japoneses y coreanos. En total mas de un cuarto de millón de hombres.

Es ésta una de las inexactitudes históricas de la película; los trabajadores asiáticos excedieron en proporción de 5 a 1 a los prisioneros de guerra y estuvieron distribuidos proporcionalmente en todos los campamentos de trabajo.

Todos los trabajadores, tanto los asiáticos como los prisioneros, recibían paga.(5) Esto permitió a los japoneses argumentar que esa labor no era de "trabajo forzado". El transporte desde Changi hasta los campamentos se hizo por tren, SINGAPUR-BAN PONG (Tailandia) o por barco hasta Birmania. Las condiciones de viaje fueron penosas en ambas situaciones. En tren el trayecto tomaba cuatro días  y se hacia en vagones cerrados usados para transportar arroz que eran hornos de día y muy fríos de noche. Había muy pocas paradas, la higiene inexistente y agua y comida escasas. En barco, los prisioneros eran abarrotados en las estrechas bodegas de viejos cargueros, no había luz, poca agua, escasa comida y era imposible higienizarse. Fueron conocidos como "Hell Ships", los Barcos del Infierno.


MAPA 1 Mapa del ferrocarril Tailandia-Birmania, construido en 1942-43 por ingenieros japoneses.

 

Algunos prisioneros terminaron precozmente su sufrimiento al ser torpedeados por submarinos aliados, ignorantes de la carga que transportaban estos navíos, dado que los japoneses no los marcaban con la Cruz Roja.

Cuando los prisioneros llegaban a los campamentos asignados, a veces luego de caminar hasta 200 kilómetros se procedía primero a clarear la selva y se construían barracas de bambú, recubiertas con hojas de palma y con piso de tierra. Las letrinas eran hoyos en el suelo, que cuando se llenaban eran tapiadas y se cavaban nuevas.

Las camas eran todas de bambú, con 60 centímetros para cada hombre, acolchadas con paja y hojas de palma, que terminaban siendo una tortura para las espaldas heridas. Los piojos de cuerpo y chinches estaban siempre allí, al  igual que los mosquitos, sobre todo en la temporada monzónica, de abril a setiembre.

Los asiáticos, a quienes de les pagaba el equivalente a un dólar por día en moneda local, iban a campamentos separados de los occidentales. Los tailandeses y birmanos a menudo desertaban cuando apreciaban las terribles condiciones de Labor, pero los malayos, tamiles y javaneses, que a menudo había viajado con sus mujeres e hijos no tenían donde ir y fue así que murieron en proporciones que duplicaron a los de origen occidental.

La comida estaba reglamentada con precisión por los japoneses y era a base de arroz blanco, con pequeñas cantidades de pescado, carne de búfalo y verduras. Los trabajadores asiáticos tenía una ración un 15% menor que la de los occidentales. Los guardias sobre todo los coreanos, robaban comida de los prisioneros cada vez que podían.  Los paquetes de la Cruz Hoja eran "inspeccionados" por los japoneses, que a menudo se quedaban con lo mejor o simplemente no los distribuían.

Las condiciones de trabajo eran duras, al principio 8 o 9 horas, que llegaron a ser 12. No había maquinaria pesada. El estado del terreno, selva, montaña, barranca, era primordial para evaluar la intensidad y calidad de la labor efectuada. Oficiales y personal de tropa laboraban por igual. Recordemos que los japoneses no habían firmado la Convención de Ginebra.

Estos factores y las dificultades en acceder regularmente al suministro de comida, hicieron que la zona de Tres Pagodas cerca de la frontera Tailandia-Birmania fuese la peor.

La piedra era cortada a mano, con puntales de hierro que eran "martillados", lo que ocasionaba numerosas heridas que luego de infectaban. Se exigía a cada trabajador que cavara un mínimo de un metro cúbico por día. La madera se obtenía en las selvas cercanas de árboles que eran penosamente talados y aserrados. Los rieles venían desde Japón. Las locomotoras tenían muchos orígenes. Las C-56, a carbón, eran japonesas y tenían un dispositivo que les permitía circular por la trocha angosta de los ferrocarriles del sudeste asiático, pero los vagones tenían acoples que a menudo no ajustaban con los de otras procedencias, y esto propiciaba descarrilamientos frecuentes aún mucho antes que la línea férrea estuviese totalmente operativa.

Al comienzo, cada campamento tenía su propio hospital (1)(2)(5), los de los occidentales, notoriamente los mejores, tenían el personal sanitario asignado a cada una de las unidades militares que habían caído prisioneras. Los asiáticos no tenían médicos, apenas algunos ayudantes y enfermeros, pero cuando la mortalidad en éstos alcanzó cifras alarmantes, los japoneses decidieron que los occidentales, agrupados en las fuerzas sanitarias K y L, acompañados de pocos médicos, fueran los encargadas de brindar algún tipo de atención médica a estas decenas de miles de infortunados.

Los japoneses no creían en la gravedad de las enfermedades de los asiáticos y las atribuían a la intención de cobrar el salario sin trabajar, hasta que en ocasión de la epidemia de cólera comenzada con las lluvias monzónicas de 1943 la mortalidad llego al 40% en los propios soldados y oficiales nipones.

           Nunca hubo médicos japoneses en los campamentos de asiáticos, mas allá de los destinados a sus propias tropas.

Las epidemias y la gran cantidad de enfermos hicieron que fueran construidos 7 grandes hospitales con el fin de asistir mejor a los miles de afectados. Estos hospitales estuvieron ubicados en: Nahom Pathom, Kanchanaburi, hungkai, Tha Sao, en Tailandia y en Thanbaya y Thanbyuzayat, en Birmania.  Los cementerios, adjuntos a los hospitales, sumaron 144 en total y hubo 5 solamente en Kanchanaburi. 

D) ENFERMEDADES

Las enfermedades prevalentes entre los prisioneros fueron;

a) NUTRICIONALES (6)

- Desnutrición. Se manifestó a menudo en áreas lejanas, donde la comida llegaba con dificultad. Por ejemplo entre Tres Pagodas y Konkoita, y sobre todo en época de lluvias; "Parecían esqueletos vivientes", (1)

b) HIPOVITAMINOSIS

- Beriberi. (7) Debida a deficiencia de tiamina (Vitamina B1), elemento esencial en la composición química de varias enzimas. Enfermedad conocida desde la antigüedad, su primera descripción precisa fue efectuada por Christiam Eijkman, que condujo un recordado experimento en Java, sometiendo a prisioneros a dietas exclusivas de arroz blanco y arroz con cáscara en 1890, probando la eficacia terapéutica de éste último. Luego en 1911 Casimir Funk aisló una amina anti-beriberi y en 1936 Williams identificó químicamente la Tiamina mientras trabajaba en las Islas Filipinas. Esta enfermedad se caracteriza por edema de cara y miembros, también abdomen ("parecían  sapos hinchados"') (1). En la variedad húmeda, la mas común en el sud este asiático; parestesias, pérdida de fuerzas, mano que cae, hiperestesia térmica, baja presión arterial, voz débil, parálisis, confusión mental, atrofias musculares, extenuación y muerte.

- Pellagra (8). Enfermedad causada por déficit, de un integrante del grupo de vitaminas del complejo B  llamado Niacina. La clínica de esta enfermedad se caracteriza por las cuatro D: Dermatitis, Diarrea, Demencia, Deceso.  Se presenta con piel seca y agrietada, en manos, brazos, nuca y sobre todo en la cara en forma de mariposa, que en esta área se enrojece al estar expuesta al sol. Cursa con extrema debilidad.  Esta afección fue descrita por primera vez por Gaspar Casal en España en   1735, en campesinos con dietas cadenciadas. Era confundida comúnmente con la lepra. Se la conoció como "Mal de la Rosa" en España, "Mal del Sole" en Italia y "Mal de la Misere" en Francia. Francesco Frappoli la llamo "Pellagra" (piel áspera).  Es una enfermedad consecuencia de mala nutrición y de dietas exclusivas, sobre todo en base a maíz, sorgo o mijo.  En 1912 (9), hace menos de 100 años, fueron descritos 30.000 casos de pellagra en el estado Norteamericano de Carolina del Sur. Dos años después Joseph Goldberger, analizando un brote de la enfermedad, con 40 % de mortalidad, en un orfanato de niños negros, demostró fehacientemente que se trataba de una patología carencial.

c) INFECCIOSAS

- Disentería bacilar  (6)(10) Enfermedad muy común en el Sudeste asiático,  y      largamente conocida como azote de los ejércitos desde la época Hipocrática. Se caracteriza por diarreas muy frecuentes y abundantes, con mucus y sangre. Sigue un estado de emaciación y agotamiento. Se transmite por vía del agua y manos contaminadas. No es una enfermedad necesariamente mortal, pero contribuye decisivamente al deterioro del estado general. El agente causal es un bacilo Gram negativo descubierto por Kiyoschi Shiga en 1898.

- Disentería amebiana. Causada por una ameba, llamada Entamoeba Histolitica, esta afección ocasiona heces sanguinolentas, perforaciones intestinales, abcesos hepáticos, pleuresía pericarditis. Se transmite por agua contaminada, es extremadamente debilitante y ocasiona de por sí una mortalidad cercana al 10%.

- Cólera (11). Enfermedad originaria de la región indogangeática, donde es endémica desde siempre, pero que el mundo supo conocer de su agresividad y virulencia recién a partir de 1827, cuando peregrinos indios la extendieron primero a Medio Oriente y luego a Europa y todos los continentes.  Se caracteriza por diarreas profusas y muy frecuentes (hasta diez por hora), hipotermia, dolores abdominales, sed atormentadora, naúseas, vómitos, sensación de quemazón en el estomago, pulso lento, cianosis, calambres y el "Fascies colérico"; sombras alrededor de los ojos, labios azules, voz suspirosa. La mortalidad de esta enfermedad, sin tratamiento, es cercana al 50% (10)  

El agente causal es el Vibrión Colérico, descrito por Koch en 1883. La toxina que paraliza la absorción intestinal fue publicada por de en 1959 (6),  Es probable que la epidemia de abril-setiembre de 1943 en los campos de prisioneros fuese causada por la variedad conocida como El Tor. Ni los japoneses se salvaron de morir.

- Úlceras Tropicales (12),("Jungle Ulcers"). Extensas pérdidas de sustancia, habitualmente en miembros, que comenzaban en general como heridas descuidadas en individuos mal nutridos y en malas condiciones de higiene y que rápidamente producían extensas necrosis que progresaban hasta los tejidos profundos.  Fueron la causa de muchas amputaciones y luego testigos del "arte" del personal medico y de enfermería de los hospitales de la selva Birmano-Tailandesa, donde estos minusválidos fueron recuperados con ingeniosas prótesis e interminables fisioterapias.

- Toxicosis. (1)(2) Este diagnostico aparece a menudo como causa de muerte en muchos de los prisioneros. Se debe entender como sepsis o infección generalizada, desafortunada evolución de variados procesos infecciosos en individuos sometidos a pésimas condiciones higiénicas, mala alimentación y variados déficit terapéuticos.

d) PARASITARIAS (5) (10) (13).

- Malaria. Enfermedad causada por un protozoario, llamado Plasmodio en sus variedades oval, falciparum y vivax malarie, este último el mas común transmitido por el mosquito Anofeles que es a su vez vector y huésped. El agente causal de la malaria se alimenta de hemoglobina, que toma de los glóbulos rojos que “explotan causando el cuadro característico de fiebre, sudoración, chucho solemne, cefalea, pesadez de miembros inferiores y dolores articulares.  Este proceso se repite en la medida que el parásito se reproduce en la sangre. A continuación aparecen taquicardia, hematemesis, esplenomegalia y afectación hepática, con anemia e ictericia. La infección por la variedad Falciparum es la mas agresiva, con fiebre muy alta y síntomas cerebrales, delirio, confusión y muerte con uremia. La quinina, único fármaco eficaz en la década de los años 40 era escasa y a menudo estaba con fecha de vencimiento ya expirada cuando llegaba a los prisioneros de guerra.  Louis Laveran describió el Plasmodio en 1880, luego Patrick Manson lo encontró en el estomago del mosquito y Ronald Ross en 1895 publicó el ciclo de esta enfermedad en el marco de sus estudios en la India.  La Organización Mundial de la Salud sentencio en 1980: (13) “todos los que viven en el Sudeste de Asia están propensos a sufrir de Malaria”.

e) OTRAS ENFERMEDADES

La depresión y la falta de ganas de vivir llevaron a algunos: prisioneros de guerra a cometer suicidio. Éste  fue en general el resultado del quiebre de la cadena de mando y de la pérdida de la esperanza, luego de años de alimentación inadecuada, pésima higiene, castigos sistemáticos y trabajo forzado. 

Prisioneros de Guerra en el Campo de Trabajos Forzados Hintok.  Dibujo del estadounidense John Wisecap, sobreviviente del hundimiento del USS Houston  

E) ATENCIDN SANITARIA. HOSPITALES  (1)(2)(5)

En los campos de prisioneros "occidentales", la atención fue muy buena, los médicos eran veteranos de actuación en esas regiones, contaban con personal de enfermería entrenado y habían podido transportar mucho material sanitario desde los barracones de Changi. En los campos de trabajo de los "asiáticos" la situación era desoladora, sobre todo en las "comunidades prisioneras" como la de los malayos, tamiles y javaneses, que no tenían adonde ir.

En términos de atención medica, la energía y determinación de muchos oficiales occidentales hizo que los japoneses comprendieran la necesidad de facilitar algunas medicinas e insumos médicos como sueros, por ejemplo, que de todas maneras eran provistos por la Cruz Roja.

Como ya expresáramos en el capítulo anterior, los servicios médicos estaban adyacentes a los campos de trabajo, pero cuando comenzaron las terribles epidemias en la primavera de 1943 se crearon los grandes hospitales en los sectores claves de la línea ferroviaria que ya han sido citados. A su lado se cavaron los grandes cementerios del ferrocarril.

Las heridas, la patología mas frecuente, se trataban lo mejor posible, con lo que había a disposición, pero el resultado final dependía muy a menudo de si había agua limpia para curarlas. Existía algo de quinina para la fiebre y buena cantidad de morfina, que duró hasta principios de 1944.

La comida faltaba casi siempre. Algunos enfermos obtenían algún suplemento por media de pequeños robos o compraban algo (recordemos que los prisioneros ganaban algún dinero) a los residentes locales, sobre todo huevos de pato, muy comunes en Tailandia y que los que sobrevivieron reconocen que salvaron muchas vidas.

Había una organización clandestina de comerciantes, con sede en Bangkok, que enviaba algo de dinero a los campos.

Las intervenciones (5) que se realizaron en los hospitales incluían amputaciones, apendicectomías, hernias-estranguladas, obstrucciones intestinales, luxaciones, ulcera perforada, drenajes de enormes abcesos, corrección de fracturas y sutura de grandes heridas.

Se utilizaban anestesia local y raquídea, incluso se hicieron transfusiones de sangre, empleando al efecto tubuladuras de estetoscopio. Faltaron dentistas, pero los cirujanos se ingeniaron para corregir mandíbulas fracturadas por los guardias. En setiembre de 1943 (2) en el Hospital de Campo de Thambaya, en Birmania, el Mayor Bruce Hunt, australiano, informó que tenía un total de 1.900 enfermos: 573 afectados de malaria, 492 de beriberi, 521 con disentería y 317 con úlceras tropicales.  Trescientos veinte de estos pacientes murieron en las seis semanas que siguieron a este informe,

El peor período sanitario fue a partir de julio de 1943, cuando los japoneses decidieron terminar el ferrocarril para octubre de ese año y pretendieron acelerar su, construcción, Allí comenzó el período llamado "Speedo”, rápido lenguaje coloquial. Entonces los turnos de trabajo pasaron a ser de 12 horas, incluso durante la noche, donde los más enfermos iluminaban con antorchas a los que aun podían trabajar. La comida continúo siendo escasa a pesar de la extensión del trabajo. Aumentaron considerablemente las heridas, y por lo tanto las ulceras y el agotamiento.

Solo en el primer mes del Speedo murieron 1.468 prisioneros de guerra. La brutalidad también se incremento; por no cumplir con el trabajo ordenado se azotaba con ramas de bambú o se colocaba al prisionero en una mínima jaula también construía con bambú o se les obligaba a los castigados a levantar una piedra pesada por varias horas, o se los ataba a una estaca, al sol y rodeados de recipientes de agua a los que no podía alcanzar.

Debemos recordar que el castigo era una forma habitual de proceder en el ejercito japonés, donde todos los superiores podían pegar a sus subordinados sin dar explicaciones y mas aun a los coreanos, que después se desquitaban con los prisioneros de guerra.

Todos los sobrevivientes de estos infortunios son contestes en afirmar qua la atención sanitaria en los hospitales de campo fue muy humana y técnicamente valiosa y que con cierta frecuencia la actitud de los oficiales de defender a sus subordinados enfermos dio origen a castigos a médicos y enfermeros como ya hemos referido. Cuando los oficiales por diversas razones no pudieron mantener esa actitud de exigencia para obtener medicamentos o insumos, todo el aspecto sanitario entró en decadencia. Todos estos años de cautiverio fueron de sacrificio, pero también de honor y gloria, para todo el personal médico americano, británico, holandés y australiano actuante, que además tuvo la entereza de llevar registros de todos los enterramientos  en todos los cementerios adyacentes a los hospitales. 

F) LA CONSTRUCCION DEL PUENTE SOBRE EL RIO KWAI (l)(2)

Como expresáramos, cuando los turistas llegaron a Tailandia, después de 1957 y quisieron visitar el puente sobre el Río Kwai construido por los prisioneros de guerra, éste no existía.  Es más, los locales insistían que nunca había habido un puente sobre el Río Maenam Khwae.

En 1940 el Río Maeklaung, nacido en las montanas al Norte y al Oeste de Bangkok, se dirigía por el valle que lleva su nombre y luego desembocaba en el Golfo de Siam. Cuando éste pasaba por Kanchanaburi, recibía desde el Oeste al afluente Maenam.  El valle de este río es por donde se construyó final mente el ferrocarril Tailandia-Birmania que hemos estado reseñando.

La ciudad de Chungkai (ver mapa) no existía en 1940, sólo había allí un corte (chong), en la ribera del río Maenam, donde los aldeanos  llevaban sus búfalos de agua (Khwae) a bañar y tomar agua.  De allí chgng + kwhae = Chungkai, por deformación lingüística.

Para ir de Kanchanaburi a Chungkai era necesario construir un puente que debía pasar sobre el río Maeklaung. Éste fue el que, efectivamente hicieron los prisioneros de guerra, primero de madera para pesar los materiales de un lado al otro y después de acero y concreto.

 Entonces no había río Kwai y no había puente. ¿Que hacer? Las autoridades tailandesas solucionaron el problema con aparente facilidad, y fue así que Ie cambiaron el nombre al Río Maeklaung y Ie pusieron Kwai Yai (grande) y al antiguo afluente Maenam Khwae lo bautizaron Kwai Noi (pequeño). Es ésta el área donde concurren los turistas, incluso el autor de este artículo, desde hace ya mas de 50 años,

La construcción de los puentes sobre el Río Maeklaung (aun se llamaba así) comenzó en agosto de 1942 y se completó en abril de 1943.  El definitivo, de acero y concretó, estuvo totalmente operativo a partir del 24 de octubre de 1943, cuando los tramos ferroviarios tailandés y birmano se conjuntaron en Konkoito.

Los primeros viajes se hicieron en noviembre de 1943, La construcción de esta vía férrea de 415.92 kilómetros, con 688 puentes, se completó en 16 meses, todo un record y un orgullo para la capacidad (con perdón a Pierre Boule y David Lean) de los ingenieros japoneses de ferrocarriles. El tren estuvo plenamente operativo por un total de 22 meses y cuando Japón firmo la rendición, se hizo cargo del mismo el Teniente General L. A. Warmenhoven, ingeniero holandés experto en ferrocarriles.

Este tren fue un puzzle, durmientes tai, rieles japoneses y de Indochina, locomotoras japonesas a carbón y a leña de Malasia, vagones indonesios, malayos, birmanos y tailandeses y mantenimiento por ingenieros japoneses, trabajadores asiáticos y algunos occidentales, que debieron permanecer en los campos de trabajo.            

A pesar de todo, el ferrocarril funcionó y de noviembre de 1943 a enero de 1945, transportó 203.200 toneladas de comida, armamentos y tropas hacia Birmania y luego de febrero de 1945 hasta la rendición en agosto fue esencial en la retirada de las tropas japonesas que ya habían comenzado a perder la guerra en la zona, luego de las derrotas de Imphal y Kohima, en el Norte de Birmania.

Lamento desilusionarlos, pero no hubo operación comando contra el Puente sobre el Río Kwai. El primer ataque aéreo, infructuoso, fue por la Fuerza Aérea Norteamericana, que comisionó a los Escuadrones 9 y 493, el 29 de noviembre de 1944. Un segundo, por los mismos actores tuvo lugar el siguiente 13 de diciembre. Desafortunadamente; el daño al puente fue escaso y una bomba cayó sobre el campo de concentración cercano, matando muchos prisioneros.

El 23 de enero de 1945 un tercer ataque por B-24 Liberator que partió de Assam en viaje de ida y vuelta, de 13 horas, causó muy pocos daños. El 5 de febrero, cuatro escuadrones norteamericanos atacaron el área, dañando los accesos, pero dejando intacto el puente. El 13 de febrero, una vez mas el Escuadrón-USAF 493, pero utilizando esta vez la bomba AZOM radiocontrolada de 1.000 libras tuvo éxito y destruyó dos secciones del puente. 

Los japoneses construyeron nuevamente el puente de madera y rápidamente reiniciaron el tráfico.  El 3 de abril de 1945 otro ataque fue conducido por la Fuerza Aérea Norteamericana, con poco éxito.

El último raid fue ejecutado por la Royal Air Force el 24 de junio de 1945 y en el cual fueron dañados tanto el puente de acero como el de madera, Los japoneses decidieron no reparar el primero y sólo continuaron utilizando el de madera hasta el fin de la guerra. El de concreto y acero fue reconstruido luego de la derrota japonesa y es el que hoy utilizan los turistas.

A principios de 1944 con el tren ya en funcionamiento, alguno de los prisioneros de origen occidental fueron enviados a campamentos encargados de reparar las líneas. Éstos estaban en general con mejores  facilidades de acceso a comida e insumos y la vida fue menos difícil para ellos. Muchos asiáticos quedaron a cargo del mantenimiento de la línea férrea, con lo cual su destino continuó siendo penoso. (1)(2)

En los campos, donde a pesar de la pena de muerte siempre funcionaba alguna radio clandestina, los esqueletos vivientes que habían sobrevivido al "Speedo" se enteraban de las derrotas japonesas y renació  entonces la esperanza. Pero ... ¿Qué  pasaría en el caso de una derrota nipona? Esa duda atenazó a los prisioneros de guerra hasta el mismo día de su libe ración.

Mas allá de los cautivos que habían quedado a cargo de las reparaciones en el ferrocarril otros 50.000 fueron menos afortunados y el mando japonés decidió reenviarlos a Changi y de allí trasladarlos a Borneo, Formosa y el propio Japón, en este caso para trabajar en los astilleros. Veintidós mil de ellos fallecieron en el viaje o en los puntos de destino.

En Sandakan, Borneo, al fin de la guerra tuvo lugar la llamada "Marcha de la Muerte", donde 2.500 prisioneros. casi todos australianos, fueron obligados a caminar 250 kilómetros y al instante en que caían, exhaustos o enfermos, eran ejecutados y sólo seis, que se pudieron esconder en la selva, sobrevivieron.

           El 15 de agosto de 1945 se produjo la rendición del Imperio del Sol Naciente y los prisioneros tomaron a su cargo la dirección de los campos de trabajo, ante la atónita mirada de japoneses y coreanos. Para setiembre de ese año casi todos los británicos, estadounidenses y australianos sobrevivientes, habían viajado a sus hogares. Por diversas razones los holandeses demoraron mucho en retornar. En algunos casos estuvieron en Tailandia hasta 1947.

Los militares japoneses fueron llevados a juicio por las autoridades Aliadas bajo cargos de torturas crueldad y asesinato. Ciento treinta de ellos fueron condenados a muerte. Poco tiempo después, los británicos, que no querían un ferrocarril hacia Birmania desde Tailandia, removieron los rieles en la zona de Tres Pagodas y vendieron a Tailandia el resto de la línea férrea, que ya estaba bastante deteriorada por falta de mantenimiento.

A pesar de la advertencia de los expertos, Tailandia quiso recuperar "su ferrocarril" y en medio de mucha propaganda el Ministro de Transporte hizo un recordado viaje en el mismo, el 30 de enero de 1947. El tren descarriló y en el accidente murieron varios funcionarios entre ellos el propio Ministro.

El tren está operativo, a partir de 1957 desde Nong Pladuk hasta Nanpok, en recorrido turístico que incluye el "Puente sobre el Río Kwai" y el viaducto de Wang Pho.

Las tumbas de los prisioneros de guerra, agrupadas inicialmente en los 144 cementerios pudieron casi todas ser identificadas, la mayoría de ellas por una extraña necrofilia japonesa, que incluyó asistencia a los sepelios y un registro minucioso de los mismos. Los cuerpos tenían también datos filiatorios, chapas o cilindros sellados con documentos en su interior. Fueron desenterrados entre setiembre de 1945 y mayo de 1946 y agrupados  en los cementerios de Chungkai, Thambyuzayat y unos 7.000 reenterrados Kanchanaburi. Los americanos repatriaron a sus compatriotas.

NINGUN ASIATICO FUE ENTERRADO CON SU NOMBRE POR LAS AUTORIDADES JAPONESAS Y SUS TUMBAS PERMANECEN TODAS ANONIMAS.

Un Memorial llamado "Centro Ferroviario Tailandia-Birmania" (1) fue construído en Kanchanaburi por autoridades tailandesas bajo la dirección de Rod Beatty, un ingeniero civil australiano que ha dedicado su vida a la historia de este tren.

Este emprendimiento consta de nueve extensas galerías, en las que se detallan: el transporte de los prisioneros de guerra, el diseño del ferrocarril, el área geográfica de la ruta del tren, la vida en los campos de trabajo, que incluye una reproducción precisa de las cabañas, camas, letrinas, cementerios y reliquias encontradas en ellas, un hospital con un quirófano con la simulación de una amputación, el tren en operación, los ataques aliados, una AZON, la bomba inteligente y finalmente, la búsqueda de cuerpos y los nuevos cementerios construidos al efecto, entre ellos, el de Kanchanaburi, situado a sólo metros del museo. 

G) LOS NUMEROS DE LA INFAMlA: EL C0STO EN VIDAS DEL FERROCARRIL TAILANDIA-BIRMANIA. (1)(2) 

MUERTES PDR NACIONALIDAD EN EL TREN TAILANDIA- BIRMANIA 

NACIONALIDAD -      NºTRABAJADORES -    NºMUERTES -     %NACIONAL - %TOTAL

Americanos                         686                        131                   19.1%             0.1%

Amineses                            200                         25                     12.5%            0.0% 

Australianos                        13.004                 2.803                    21.5%            2.8% 

Birmanos                            90.000                40.000                  44.4%           40.4 % 

Británicos                             30.131                 6.904                    22.9%            7.0% 

Chinos                                   5.200                     500                      9.6%             0.5% 

Holandeses                           17.990                2.782                     15.5%            2.8% 

Javaneses                               7.500                 2.900                   38.7%            2.9% 

Malayos                                 75.000               42.000                   56.0%            42.4% 

Coreanos                              15.000                 1.000                     6.7%              1.0%

Total                                  254.711                 99.044                   38.9%           100.0%

  MUERTES  POR ORIGEN ETNICO EN EL TREN TAI LANDI A-BIRMANIA

ORIGEN       Nº EMPLEADOS      Nº MUERTES    % NACIONALIDAD   % TOTAL

Asiáticos                  177.900                85.425                    48.0%                      86.2%

Prisioneros

de guerra                 61.811                 12.619                   20.4%                       12.7%

Coreanos                15.000                    1.000                    6.7%                         1.0%

Total                     254.711                99.044                  38.9%                     100.0% 

En suma, la construcción del ferrocarril ocasionó casi 100.000 muertos, 12.619 prisioneros de guerra de origen occidental y 85.425 asiáticos enterrados en tumbas sin nombre.  Vergüenza indeleble para el Imperio del Sol Naciente. 

 

Octubre 2008. El autor en una de las cabeceras del Puente sobre el Río Kwai. Esta estructura, de concreto y acero tiene unos 40O metros de largo y una sola vía. Hasta 1956 el Río que atraviesa ese famoso puente fue llamado Maeklaung. Hoy, en honor de los turistas que lo visitan su nombre es Khwae Yai  (Kwai Grande).  

BIBLIOGRAFIA

01. BEATTIE R. The death railway. A brief history. Bangkok: Image Makers 2006: 80 p.

02. BEATTIE R. The Thai Burma railway. Thailand: TBCR Co. 2007: 60 p.

03. ESPOSITO V J et al. A concise History of World War II. Philadelphia: Praeger 1979: 712 p.

04. BENTON W, HEMINGWAY BENTON C. The New Encyclopedia Britannica. World Wars. London: University of Chicago 1973; 19 : 942-1013.

05. PAVILLIARD S S. Bamboo doctor. London: Mac Millian 1960: 213 p.

06. MC GREW R. Encyclopaedia of Medical History. New York: Halliday 1985: 402 p.

07. MEAKE M S. Beriberi. In: Kiple K. The Cambridge World History of Human Disease. Cambridge: University Press 1993;1: 606-611.

08. ETHERIDGE E. Pellagra. In: Kiple K. The Cambridge World History of Human Disease. Cambridge: University Press 1993; 2 : 918-923.

09. MORABIA A. Joseph Golberger's research on the prevention of pellagra. Jour Roy Soc Medicine 2008;101(11):566-568.

10. SCHREIBER W, MATHYS F K. Infectio. Basilea: Roche 1987: 234 p.

11. SPECKERS. Cholera. In: Kyple K. The Cambridge World History of Human Diseases. Cambridge: University Press 1993;1:642-649.

12. LYONS M. Tropical Ulcers. In: Kyple K. The Cambridge World History of Human Diseases. Cambridge: University Press 1993;1: 302-305.

13. DUNN F. Malaria. In: Kyple K. The Cambridge World History of Human Diseases. Cambridge: University Press 1993;2 : 855-862.   

 

  

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar