Historia y Arqueología Marítima

HOME

UN TRATADO DE NÁUTICA ESCRITO

 EN  MONTEVIDEO  EN 1798.

Indice Academia ROU Hist Mar.y Fluvial

 

Por: Académico Doctor CARLOS A. BAUZA   Publicado en Ciclo de Conferencias año 2004

El Arte del Pilotaxe.

 No combiene hablar verdad,

Que es con el Medico ygual

En cuanto la Ciencia Cave;

Y aunque en esto menoscave,

De hablar verdad en la Tierra;

Es Arte que tanto yerra

 Que es un Punto solamente

En tanta Distancia miente,

Como ay del Cielo a la Tierra”.

(“Libro que Enseña y Explica..”,

fol. 5, año 1798). 

            El propósito del presente trabajo es  de difundir, con algunos aportes y comentarios  adicionales, la existencia prácticamente desconocida en la historiografía marítima nacional- aunque sí  mencionada en la bibliografía histórica local - de este  Tratado de Náutica escrito en 1798 en Montevideo, de gran interés para  marinos e historiadores marítimos y navales.

            Su importancia  radica en que documenta la iniciativa  de un marino actuante en  Montevideo  a fines del siglo XVIII de redactar un texto docente manuscrito de Náutica, probablemente con la  finalidad de instruir  o mejorar los conocimientos profesionales de los pilotos.

            Debe recordarse que en España, en el siglo XVIII los pilotos se formaban profesionalmente en las Reales Academias o Escuelas de Pilotos a las que se ingresaba sin el requerimiento de probar la nobleza de los cuatro abuelos, como se exigía para el ingreso a las Reales Academias de Guardiamarinas. Pero muchos pilotos adquirían conocimientos empíricos de pilotaje-probablemente  incompletos- mediante la mera práctica de la navegación.

            Este “Tratado” de la autoría de José María Pérez y Villada y las poesías que  integran el texto fueron  analizadas por  Lauro  Ayestarán en 1948 (1) que las califica  como un “antecedente colonial de la poesía tradicional uruguaya”.

            Recientemente dicho Tratado ha sido nuevamente comentado  por el historiador Nelson  Pierrotti del “Instituto de Ciencias Históricas” de la  Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de Montevideo  que en su trabajo titulado “¿Una cátedra de Náutica (1798)? (2)  publicado en 1997, lo relaciona  con la formación profesional de los pilotos en  un posible  centro montevideano  de enseñanza de las artes del mar. 

EL “LIBRO QUE ENSEÑA Y EXPLICA...” de José María Pérez  y  Villada.

            En realidad, el título exacto y completo de este libro manuscrito de 298  folios encuadernado en  cuero rústico es el de: “Libro que  Enseña y Explica la Esfera Celeste y Terraqua. La Náutica trabaxados sus problemas por el Quadrante de Reducción, por la Trigonometría y por la Escala Plana y explica tambien algunos Puntos Principales de la Astronomia y Geometría. Escrito en la Ciudad de San Felipe de Montevideo por José María Pérez y Villada en el año de 1798”  (3).

            Respecto a su finalidad el  historiador Nelson Pierrotti plantea-entre signos de interrogación- la posibilidad  de  que dicho  “Libro...” haya sido un texto- o quizás una guía expositiva del docente, agregamos- para la formación o perfeccionamiento profesional de pilotos en una  Escuela o Cátedra de Náutica  que habría funcionado  en   Montevideo en 1798 o 1799.

            Esta hipótesis tendría  probabilidad de ser cierta en el marco de la rivalidad no sólo de puertos sino  además de instituciones docentes náuticas existente entre Montevideo y Buenos Aires en el siglo XVIII. Esta rivalidad se habría agudizado  con el fracaso de la instalación de una Escuela de Náutica en Buenos Aires en 1799  debido a la oposición del Gobernador de Montevideo y Comandante de Marina  Capitán de Navío José de Bustamante y Guerra.

            Sin embargo, dicho historiador  reconoce que  no se han hallado  documentos probatorios de la creación o funcionamiento de una Escuela de Náutica en Montevideo en las fechas citadas (4).  Alternativamente,  admite  la  posibilidad  de  haber constituido dicho “Libro...” un texto de consulta para navegantes -extendido hasta 1808- sobre temas de Náutica.

            Una consulta realizada al Archivo Histórico de la Marina “Don Álvaro de Bazán” (El Viso del Marqués, Ciudad Real; España) sobre José María Pérez y Villada  no  ha  revelado la existencia en dicho repositorio de un legajo personal sobre este marino  que pudiera contener información al respecto.

EL CAPÍTULO DE “NÁUTICA”, LA TÉCNICA PEDAGÓGICA, LA “DÉCIMA” INICIAL Y LOS ENCABEZAMIENTOS DE LOS TREINTA Y SIETE CAPÍTULOS DEL “LIBRO QUE ENSEÑA Y EXPLICA...”  

            El capítulo de “Náutica” está comprendido entre los folios 26  y 125 del “Tratado...”.. El texto de este capítulo se halla dividido en varias partes  o subcapítulos: “Esfera Celeste”, “Esfera Terracva”, “Náutica”, “Libro Primero de Geometría”, “De los elementos de Euclides”, “¿Qué es el arte de Navegar?”,  “De las Tempestades que acontecen en el Mar”, “Explicación de la Escala Plana”  y otras.

            La técnica pedagógica está estructurada por medio de preguntas y  respuestas.   A título de ejemplo presentamos algunas  de ellas:

 “P(regunta): ¿Qué es el arte de Navegar?.

“R(espuesta): Es la Ciencia que enseña a llebar y dirigir los Navíos sobre la superficie del agua.

P.: ¿En  quantas partes se divide?

R.: En dos, Teórica y Práctica.

P.: ¿Que es la Navegación Teorica?

R.: Es la que enseña Reglas y preceptos Astronomicos e idrograf[ic]os y la demostración de los Instrumentos náuticos y su construcción..

P.: ¿Que es la Navegación Practica?

R.: Es la que enseña el uso de los tales instrumentos para la acertada consecución de los Viaxes”. 

Numerosos y pulcros dibujos ilustran diversos puntos de  trigonometría y  geometría, así  como de astronomía náutica.

            Este “Tratado” no ha sido mencionado en la historiografía marítima nacional ni en el artículo del padre Mariano San Juan de la Cruz sobre “La enseñanza superior en la época colonial” (5)  y no se conocen referencias sobre la existencia de otro texto de Náutica  utilizado en Montevideo en el período del dominio hispánico.

            Para el público lector del presente trabajo, constituido mayoritariamente por marinos e historiadores marítimos, hemos creído  de interés incluir la décima inicial, “El Arte del Pilotaxe”, del “Libro...” reproducida al  comienzo del este artículo, así como  transcribir los encabezamientos de los treinta y siete capítulos que configuran un  índice  titulado “De lo que Contiene ese Quaderno”, que reproducimos de Lauro Ayestarán (6), a continuación:

Octavas y Quartetas Curiosas

Dela Esfera Celeste; y sobre la Dif.ª Ascensional

Dela Esfera Terraqua

Del Arte de Navegar y sus Partes; y de la Lat.d

Dela observac.n y Declinación del Sol y de los años, meses y dias

Del Octante y todo lo conducente para con la observac.n y la Declinación, allar la Lat.d

Dela Long.d y Modo de Saber á qualquiera ora en un Meridiano la ora que será en otro

Del Rumbo

Dela Variac.n y Abatim.to y de la Amplitud y Marcacion

Dela Distancia y Modo de saberla

Dela Sondalesa, y Modo de Sondar

Delas Leguas que Contiene vn Grado; y Modo de Reducir las Leguas y Pies de vn Reino, alos de otro

Del Aureo Numero y Epecta

Dela Luna Nueba, Llena, edad de la Luna y Pleamar

Modo de saber el Clima de una Ciudad ó las Oras del Día Máximo

Modo de allar la Ora de salir, y ponerse el Sol

Explicación delas Cartas de Marear, y Modo de empezar vna

Derrota; y Tomar las Distancias en las cartas Esfericas,ó de gr.os  desiguales

Modo de averiguar el Lugar de la Nao por algunos delos 6  Terminos, ó Puntos que hay

Modo de pasar vn Punto de una Carta, á otra

Explicación del Quadrante, y Modo de Trabajar por el Vsos del Quqdrante de Reducción, y Modo de Trabajar por el

Vsos del Quadrante de Reducción y modo de allar la Mediana Paralela  y Dif.a de Long.d  Esferica

Explicación de las Correcciones

Explicación de las Corrientes

Explicación de lo mas preciso de la Trigonomia

Analoxias, por la 1ª Regla de la Trigonometría

Saver  en que Gr.o esta el Sol en la Eclíptica por Trigonometría

Saber los gr.s de Lat.d que pasan por cualquier Clima, por Trigonometría

Hallar un Logarithmo, ó un Número Mayor que los delas Tablas

Modo de Multiplicar, Partir, hacer la Regla de Tres, Allar vn Medio

Geométrico y la Raiz Quadrada, y Cubica p.r la Trigonometría

Delas Tempestades que acontecen en el Mar

Prevenciones q.e debe saver y observar el Piloto

Delas Señales para Conocer el Tiempo q.e puede venir

Examplos Trabaxados por el Quadrante de Reducion y Trigonometría

Explicación, y Modo de Trabaxar p.r la Escala

Modo de formar un Almanaque y otras Cosas Curiosas

Explicación de vna parte de la Geometría

Explicación para hallar la declinac.n del Sol; a qualquiera ora 

EL AUTOR JOSÉ MARÍA PÉREZ Y  VILLADA, ¿PILOTO?

            Los conocimientos expuestos  en los diversos capítulos y subcapítulos del “Libro...” revelan versación y familiaridad del autor con la teoría y práctica de la Navegación y sus aspectos matemáticos  pudiéndose presumir por ello que el autor haya sido un piloto de formación académica.

            De ser cierta esta hipótesis  se explicarían los conocimientos náuticos, geométricos, trigonométricos, climatológicos, instrumentales, dibujísticos y astronómicos expuestos, así como su  técnica pedagógica-memorística- de preguntas y respuestas.

            No se han enfatizado suficientemente los indicios que apoyarían  la presunción  de que el autor del “Tratado” haya sido un piloto. Así, en primer lugar el libro  comienza con una  poesía- que según el análisis de la métrica y la clasificación de Lauro Ayestarán se define como “décima en glosa” o “trovo”- titulada  “El Arte del Pilotaxe”.

            En segundo lugar, en el texto se menciona con frecuencia el término  “piloto” y se insiste en los conocimientos y normas (que el autor llama  “prevenciones”) requeridos para su correcto desempeño profesional.

            Entre otros ejemplos, en el folio 3 el autor se dirige al lector como “O tu, Piloto ignorante”, luego se escribe: “Ni te nombres por Piloto/ si te falta la Experiencia (folio 4); en el folio 113 se anuncian “Prevenciones precisas que debe saver todo Piloto...”  y en el folio 116 “Prevenciones que debe observar todo Diestro y Prudente Piloto en su Navegación”; en el folio 206 se escribe :”...cuando el antedicho piloto...”, y finalmente en el folio 207 se cita: “...cuando el piloto tendría en su meridiano...” y “...respecto estar el Piloto al Oeste....

            Estos argumentos   confirman la fuerte presunción   que José María Pérez y Villada haya sido  un piloto de formación académica, probablemente gaditano, a deducir por  la solicitud de Juan Pérez y Villada, quizás su hermano, también piloto, citada a continuación.

            Es así que  en el texto de dicho “Libro...” se transcribe una solicitud del mencionado Juan Pérez y Villada- “...agregado al pilotaje...”- al Comandante de Marina de Montevideo para ser examinado en sus conocimientos de pilotaje. Aquél  comunicaba a este Comandante su propio “nombramiento de tercer piloto de la expresada fragata particular La Estrella firmado por el capitán Bartolomé de la Vega y pide ser examinado por los ayudantes de este apostadero para obtener en caso de aprobación el correspondiente título de Tercer piloto”.

            La calidad de gaditano de Juan Pérez y Villada-  presunto hermano de José María- y quizás también la del propio José María está apoyada por la mención en el texto de  “la Confesión General que hize me parece que fue por Marzo de 1807 y la última vez que me confesé fue el 14 de Octubre del mismo año de 1807 con el P. Juan Casteli en la Cueba de Cádiz”.

ALGUNOS TEXTOS DOCENTES PARA LA ENSEÑANZA DEL PILOTAJE EN MONTEVIDEO EN EL SIGLO XIX. 

            Ya que nos referimos a un probable texto local–docente o de consulta-  sobre pilotaje del siglo XVIII, puede ser de interés mencionar sucintamente  algunos textos sobre la enseñanza del pilotaje en el siglo XIX en Montevideo. 

La Escuela de Náutica de 1817, las “Tablas....” de José Mendoza y Ríos y las “Lecciones de Navegación...” de Dionisio Macarte y Díaz.

            Dicha Escuela-primer antecedente de la enseñanza de la Náutica en la Banda Oriental- fue fundada en 1817 por iniciativa del Prior del Consulado de Comercio Lucas José Obes durante la ocupación portuguesa de Montevideo.   Por el historiador Mario Falcao Espalter sabemos que su director, Prudencio Murguiondo adquirió para la Escuela  “en doce pesos .... una colección de [las] Tablas de Mendoza”, tratándose probablemente de la “Colección completa de tablas para varios usos de la Navegación con un Apéndice que comprende otras tablas para despejar de la paralage y refracción  las distancias aparentes de la luna al sol o a una estrella”  (Imprenta Real, Madrid, 1801) del marino  español José Mendoza y Ríos (1763-1816) (7).   También se adquirieron  un sextante, once cartas hidrográficas, una “aguja de marear”, seis pizarras, un Macarte, etc. Este último término se refiere probablemente  al texto docente del marino  Dionisio Macarte y Díaz, “Teniente de Fragata  graduado de la Armada y primer Maestro de la Academia de Pilotos en el departamento del Ferrol”, titulado “Lecciones de Navegación ó Principios necesarios á la Ciencia del Piloto” (En Madrid, imprenta de Sancha, año de MDCCCI). Se desconoce hasta qué fecha funcionó dicha Escuela (8). 

La Escuela de Pilotaje de 1856; el “Cuaderno de varios cálculos...” de Antonio Torres y Nicolás.

            En el Estado oriental se creó en 1856 un Curso de Pilotaje en Montevideo para el que se utilizó el “Cuaderno de varios cálculos de Aritmética, Geometría y Trigonometría plana” redactado por el español Antonio Torres y Nicolás (9). Este “Cuaderno...” se encuentra en el Museo Histórico Nacional, Casa de Lavalleja. Biblioteca “Pablo Blanco Acevedo”, tomo 1593 de la colección de manuscritos. 

El “Proyecto de Reglamento de la Carrera de Marina” de 1862; su texto era de la autoría de Gabriel Antonio Císcar

            En este proyecto formulado en diciembre 12, 1862 se establecía que “La obra que servirá de texto será la de Gabriel Antonio Císcar” (10) sin precisar su nombre. Los dos primeros tomos de la obra se utilizarían en el primer año lectivo y los dos últimos, en el segundo año.   Es difícil de establecer si el proyecto se refiere al “Examen Marítimo” del marino español Gabriel Antonio Císcar adicionado de un curso elemental de Náutica o a su  “Tratado de Navegación” (Imprenta Real, Madrid 1787). No corresponde extendernos sobre el tema, desarrollado  en el trabajo “Un aporte a la historia náutica de nuestra patria”, de Luis R. Roma y cols. ya mencionado. 

            Como síntesis, el “Libro...”  mencionado traduce  la preocupación existente en el ámbito  marino de Montevideo al final del siglo XVIII y comienzos del XIX de mejorar la preparación profesional de los pilotos, muchos de ellos formados empíricamente y a los que se asignó responsabilidad en diversos infortunios marítimos por su impericia, según algunas opiniones de la época.

 NOTAS 

(1) AYESTARÁN, Lauro: “Un antecedente colonial de la poesía tradicional uruguaya”. Revista Histórica (Montevideo), t. XVI, (año 1948), págs. 477-485. 

(2)  PIERROTTI, Nelson: “Las ciencias en la educación montevideana del siglo XVIII“ en BEHARES, Luis E. y CURES, Oribe (compiladores): “Sociedad y Cultura en el Montevideo Colonial”. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. Intendencia Municipal de Montevideo. Montevideo, 1997. Ed. Matonte  S. R. L; págs. 213-214. 

(3) Museo Histórico Nacional. Casa de Lavalleja. Biblioteca “Pablo Blanco Acevedo”. Libro núm. 6 de la colección de manuscritos. (Expresamos nuestro agradecimiento a los funcionarios de dicha biblioteca).

 (4) No existe ninguna referencia a la creación o funcionamiento de una Escuela de Náutica o Pilotaje  montevideana en esa época  en el legajo personal del Gobernador de Montevideo José de Bustamante y Guerra custodiado en el Archivo Histórico de la Marina “Don Álvaro de Bazán” de España (El Viso del Marqués, Ciudad Real). (Búsqueda documental e informe por gentileza del Académico profesor  Alejandro N. Bertocchi Morán). 

(5)  SAN JUAN DE LA CRUZ, Mariano: “La enseñanza superior en la época colonial”. Revista Histórica (Montevideo), t. XVI, (año 1948), págs. 335-475. 

(6) AYESTARÁN, Lauro, ob. cit . Se han omitido los números de los folios. 

(7) José de Mendoza y Rios (1763-1816) sevillano. En 1786 fue nombrado Capitán de Puerto interino de Cádiz. Se le encomendó la adquisición de libros para el Depósito Hidrográfico de Madrid. Además del texto citado publicó el “Tratado de Navegación” (Madrid 1787, Imprenta Real, 2 vols.), “Memoria sobre algunos métodos nuevos para calcular la longitud por las distancias lunares y la aplicación de su teoría a la solución de otros problemas de Navegación” (Imprenta Real, Madrid, 1795) y “Recherches sur les solutions des principaux problèmes de l´ Astronomie nautique” (Londres, 1797). 

(8) ROMA, Luis R., ALDECOSEA, Rómulo W. Y FERNÁNDEZ, Juan J.:”Un aporte a la historia náutica en nuestra patria”. Club Naval y Liga Marítima Uruguaya. Impresora Pesce, Montevideo, 1988, págs. 9-10. Hay información más extensa sobre este emprendimiento en FALCAO ESPALTER, Mario: “Historia de la Dominación Portuguesa en el Uruguay. La vigía Lecor”. Montevideo, 1919 donde se expresa que se utilizó como sede una casa de Margarita Oribe de Lasala. 

(9) Citado en ROMA Luis R. y cols., ob. cit.. 

(10) Gabriel Antonio CISCAR (1759-1829). Fue profesor de Navegación en la Real Academia de Guardiamarinas.  Murió en Gibraltar pensionado por el duque de Wellington. Sus restos descansan en el Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando (Cádiz).

  

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar